Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La Luna comenzó sus días golpeada por asteroides

Científicos estadounidenses han encontrado fragmentos de meteoritos primitivos entre el material lunar que trajo a la Tierra la nave Apolo 16. Tras su análisis, los investigadores concluyen que los restos pertenecen a asteroides, y no cometas, que impactaron contra el satélite en las primeras etapas del sistema solar.

Ilustración de cómo un asteroide impacta contra la luna. Imagen: Dan Durda / FIAAA
La Luna comenzó sus días golpeada por asteroides . Foto: Dan Durda

Científicos estadounidenses han encontrado fragmentos de meteoritos primitivos entre el material lunar que trajo a la Tierra la nave Apolo 16. Tras su análisis, los investigadores concluyen que los restos pertenecen a asteroides, y no cometas, que impactaron contra el satélite en las primeras etapas del sistema solar.

Rebuscando entre las rocas lunares que trajo consigo la misión Apolo 16, un grupo de científicos ha encontrado restos de los meteoritos que bombardearon nuestro satélite al principio de su existencia. “Hemos descubierto que los objetos que impactaron contra la Luna hace 3.800 millones de años eran asteroides y no cometas”, explica a SINC Katherine H. Joy, investigadora del Instituto lunar y planetario de Houston (EE UU).

Hasta ahora se investigaban los impactos de la superficie lunar de manera indirecta. Los científicos buscaban los rastros de los elementos químicos que se habrían liberado en la corteza tras la colisión. “Ahora tenemos físicamente estos fragmentos de meteorito”, afirma Joy, primera autora de un estudio publicado en la revista Science.

El material encontrado tiene una naturaleza distinta de la del suelo lunar o la de los meteoritos que caen hoy en la Tierra. Por ello los autores opinan que estos restos “son fragmentos de asteroides primitivos y representan la población de cuerpos que atravesaba el sistema solar al principio de su historia”.

Asteroides contra cometas

“La mayoría de asteroides están localizados formando un cinturón entre Marte y Júpiter y son cuerpos rocosos o metálicos que no crecieron suficiente como para formar planetas –explica Joy–. Pero hay algunos que viajan hacia el Sol cruzando las órbitas lunares y terrestres”. En cambio, los cometas son mezclas de hielo, polvo y roca.

Durante las primeras etapas de la formación del sistema solar, tanto la Tierra como la Luna fueron bombardeadas por muchos objetos. “Es importante entender qué tipo de cuerpos se estrellaron contra nuestro satélite en los diferentes momentos del pasado”, afirma Joy. Estos datos pueden ser útiles para entender cómo estos episodios dieron forma a la Luna y la Tierra al principio de su historia.

Referencia bibliográfica:

Joy K.H.; Zolensky M.E.; Nagashima K.; Huss G.R.; Ross D.K.; McKay D.S.; Kring D.A. "Direct Detection of Projectile Relics from the End of the Lunar Basin-Forming Epoch" Science. Mayo de 2012. DOI: 10.1126/science.1219633

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El Gran Telescopio Canarias descubre el mayor cúmulo de galaxias del universo primitivo

Un estudio liderado por investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias y realizado con el instrumento OSIRIS del mayor telescopio óptico e infrarrojo del mundo, situado en La Palma, ha encontrado a unos 12.500 millones de años luz el cúmulo de galaxias en formación más densamente poblado conocido en las etapas iniciales del universo. 

La destrucción de una estrella por un agujero negro dispara un neutrino cósmico

Un equipo de astrofísicos ha detectado un neutrino de alta energía procedente del mismo lugar donde un agujero negro ‘devora’ una estrella. Para que se produzcan estas esquivas partículas se necesitan rayos cósmicos acelerados, así que la fuente podría ser la misma.