Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La adherencia al tratamiento reduce el riesgo de un segundo episodio cardiovascular

Un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III ha demostrado que la adherencia a las terapias recomendadas se asocia con una menor probabilidad de sufrir una segunda crisis cardiovascular y con un mayor ahorro de costes sanitarios. El trabajo se presentará en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra del 27 al 31 de agosto en Roma.

El sencillo acto de tomar la medicación de forma rigurosa podría reducir significativamente los eventos secundarios de los pacientes, según Fuster. / Fotoila

Los resultados de un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han demostrado que la adherencia al tratamiento farmacológico reduce los riesgos de que se produzcan nuevas crisis cardiovasculares en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio o que padecen enfermedad aterosclerótica.

El trabajo, publicado en la revista The Journal of the American College of Cardiology, se presentará en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra del 27 al 31 de agosto en Roma.

Las estadísticas más recientes muestran que la enfermedad cardiovascular con patología aterosclerótica establecida (es decir, enfermedad coronaria, cerebrovascular y arteriopatía periférica) es la primera causa de muerte en EE.UU. En España es causa de 124.000 muertes anuales. Sin embargo, casi la mitad de estos pacientes no se adhiere al tratamiento prescrito a los dos años de haber sufrido el evento cardiovascular inicial.

Cerca de la mitad de los pacientes no sigue con el tratamiento prescrito a los dos años de haber sufrido el evento cardiovascular inicial

"Uno de los mayores retos de los cardiólogos con los pacientes que han sufrido un evento cardiovascular es la adherencia a la medicación", afirma . Valentín Fuster, director general del CNIC e investigador principal del estudio MINERVA.

Según Fuster, los pacientes son más estrictos con el seguimiento de los tratamientos farmacológicos inmediatamente después de haber sufrido un accidente cardiovascular, como un ataque al corazón; sin embargo, a medida que transcurre el tiempo y por causas como el coste de los medicamentos o debido al número de pastillas que deben tomar diariamente, la adherencia a los regímenes es menor.

Reducción de costes

"Los resultados que hemos obtenido y que han sido analizados por Aetna, la cuarta mayor aseguradora de salud de EE UU, son una demostración de que el sencillo acto de tomar la medicación de forma rigurosa podría reducir significativamente los eventos secundarios de los pacientes, algo que además podría mejorar la situación del paciente y reducir los costes asociados al tratamiento", subraya.

En el trabajo, el grupo de pacientes que habían sufrido un infarto -que incluyó a más de 4.000- solo el 43% fue totalmente adherente al tratamiento, mientras que el 31% se clasificó como parcialmente adherente y el 26% no adherente. Los resultados demostraron que para obtener un beneficio clínico que se traduzca en menores eventos cardiovasculares, los pacientes deben presentar niveles de adherencia por encima del 80% (los denominados totalmente adherentes).

En el estudio, dichos pacientes presentaron una disminución del riesgo del 19% basado en sus niveles de adherencia terapéutica. Además, la plena adherencia se asoció a una reducción en el coste directo derivado de hospitalizaciones.

Referencia bibliográfica:

"Assessing the Impact of Medication Adherence on Long-Term Cardiovascular Outcomes". The Journal of the American College of Cardiology. 2016;68(8):789-801. doi:10.1016/j.jacc.2016.06.005

Fuente: CNIC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La vacuna contra la gripe, aliada frente al coronavirus en 2020

Comienza la campaña de vacunación de la gripe y, este año, los expertos piden más que nunca reforzar la inmunización. El objetivo es evitar complicaciones y fallecimientos en personas vulnerables y evitar una sobrecarga en el sistema asistencial ante la coexistencia de la epidemia con la pandemia de covid-19.

Jaime Signes-Costa, neumólogo
“Cuando los pacientes son dados de alta les quedan secuelas, no es una curación completa”

Casi 1,7 millones de personas se han recuperado de la COVID-19 en todo el mundo, pero muchas sufren efectos secundarios de los que aún se conoce poco. El jefe de servicio de Neumología del Hospital Clínico Universitario de Valencia lidera un proyecto que pretende saber de forma precoz quiénes pueden presentar alteraciones funcionales respiratorias a corto y medio plazo.