Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La censura de la industria farmacéutica

La libertad intelectual en la investigación médica puede estar amenazada por varias cuestiones. Así lo indica Giovanni A. Fava en el editorial del último número de la revista Psychotherapy and Psychosomatics. El trabajo, que critica las múltiples formas de censura de la industria farmacéutica, ofrece varias propuestas para conservar la autonomía en las investigaciones biomédicas.

Foto: Roberto Ortega.

La industria farmacéutica tiene el control total de muchas sociedades científicas y revistas. La censura podría ser el resultado de la prevención directa de la publicación y divulgación de hallazgos por las propias compañías farmacéuticas (demostrando su poder como anunciante en revistas médicas, patrocinador de reuniones y propietaria de los datos).

Según Fava, “miembros de grupos de interés actúan como redactores, revisores y consultores de revistas médicas, reuniones científicas y organizaciones de investigación sin ánimo de lucro con la tarea de evitar sistemáticamente la divulgación de datos que pudieran entran en conflicto con sus intereses”.

Pero existen formas más sutiles de censura, como la fijación de un umbral económico para publicar hallazgos científicos. Asimismo, tal y como explica el editorial, se contrarresta la información publicada con dosis masivas de propaganda (por ejemplo, interpretación manipulada de los ensayos clínicos).

“El filtro de información (percepción selectiva), la manipulación de las opiniones, la utilización de la industria de las relaciones públicas y la marginalización de culturas disidentes son modalidades bien conocidas de acción. Es la autocensura deliberada la que podría ocasionar los efectos más dañinos”, afirma Fava.

El trabajo, publicado en el último número de la prestigiosa revista Psychotherapy and Psychosomatics, ofrece también varias sugerencias para conservar la libertad intelectual en medicina, basándose en los datos disponibles de las investigaciones.

“Una forma de abordar el problema tiene que ver con los investigadores que han optado por no tener ningún conflicto de intereses importante, es decir, ser un empleado de una empresa privada, ser un consultor habitual o pertenecer al comité directivo de una empresa, ser accionista de una empresa relacionada con el campo de investigación, poseer una patente directamente relacionada con el trabajo publicado”, concluye Fava.

------------------

Referencia bibliográfica:
Fava, G.A. “Preserving Intellectual Freedom in Clinical Medicine”. Psychotherapy and Psychosomatics; 78:1-5, febrero de 2009

Fuente: Psychotherapy and Psychosomatics
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Descubren cómo funciona la primera línea de defensa contra el cáncer de piel

La proteína CSDE1 coordina una compleja serie de mecanismos moleculares que impulsan la senescencia de las células, lo que a su vez suprime la formación de tumores. Así concluye un nuevo estudio, llevado a cabo por científicos españoles y realizado en ratones, que podría facilitar el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer de piel. 

Hallan tipos de comportamiento celular capaces de predecir la enfermedad cardiovascular

Un equipo científico español ha descubierto que los neutrófilos, un tipo de células inmunes, muestran diferentes conductas durante los procesos inflamatorios. Una de ellas, provocada por la molécula Fgr, está asociada al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Este trabajo podría facilitar el diseño de tratamientos para minimizar las secuelas ocasionadas por los infartos de miocardio, según los autores.