Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La demencia es entre cinco y seis veces más frecuente en pacientes con enfermedad de Parkinson

La Dra. Irene Litvan, directora de la División de Trastornos del Movimiento de la Universidad de Louisville, en Kentucky (EE UU) aseguró, en la jornada 'Deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson', que la demencia es entre cinco y seis veces más frecuente en pacientes con enfermedad de Parkinson. La jornada, celebrada en Pamplona, estuvo organizada por los doctores Mª Cruz Rodríguez-Oroz y José Obeso, de la Clínica Universitaria y del Centro de Investigación Médica Aplicada de la Universidad de Navarra, con la financiación de Lundbeck.

Irene Litvan, directora de la División de Trastornos del Movimiento de la Universidad de Louisville, en Kentucky (EE UU). Foto: Manuel Castells.

"La demencia está presente en un alto porcentaje en mayores de sesenta años a los que se les diagnostica la enfermedad de Parkinson. Por el contrario, estudios recientes realizados en pacientes jóvenes seguidos durante ocho años han demostrado que la probabilidad de desarrollar deterioro cognitivo se reduce al 13%”, explicó Litvan.

La vinculación de demencia y enfermedad de Parkinson se debe a la presencia de una patología múltiple. “A veces es la propia patología que ocurre en el Parkinson, la acumulación de la alfasinucleina, una proteína que se concentra en las áreas motoras y que, en los casos con deterioro cognitivo, también se presenta en las áreas corticales. En otras ocasiones se acompaña de enfermedad de Alzheimer, de problemas vasculares, etc.”, añadió en Pamplona.

Síntomas de la enfermedad

La demencia ofrece diversas peculiaridades en los pacientes con enfermedad de Parkinson. Por un lado, el problema no se centra en registrar la información sino en recordarla adecuadamente. Por este motivo se recomienda facilitar claves que ayuden al enfermo a obtener una referencia. Litvan afirmó que “son pacientes diferentes a los afectados con enfermedad de Alzheimer, ya que se dan cuenta de que la memoria está fallando”.

En la enfermedad de Parkinson se ven afectados de manera más llamativa los aspectos frontales, lo que dificulta la realización de varias tareas al mismo tiempo. Además, en estos pacientes son más frecuentes las alucinaciones visuales y, en general, aparecen antes que en otras enfermedades, “en parte debido al tratamiento que reciben”.

Por otra parte, el deterioro cognitivo se presenta de forma diferente en función de la edad del enfermo de Parkinson. “Mientras que los pacientes jóvenes muestran más temblor y la enfermedad es asimétrica (actúa más en un lado del cuerpo que en el otro), las personas mayores desarrollan problemas en el caminar o pérdidas de equilibrio, por lo que estos factores se asocian más al desarrollo de demencia”, apuntó la investigadora de la Universidad de Louisville .

Un tratamiento es posible

La terapia para este tipo de demencia pretende reducir los efectos secundarios del tratamiento de la enfermedad de Parkinson. “Los agonistas dopaminérgicos conducen con frecuencia a la confusión y a las alucinaciones. Por ello, es preciso aplicar terapias que minimicen estos efectos. En este sentido, la carbidopa levodopa se presenta como una alternativa eficaz”, señaló.

Otra medida es la aplicación de los inhibidores de la colinesterasa, que aumentan la cantidad de acetilcolina. “Estudios realizados con PET han demostrado que los pacientes con enfermedad de Parkinson tienen un déficit de este compuesto, que es notablemente más baja en los enfermos con demencia. La administración de fármacos que aumentan los niveles de acetilcolina reduce las alucinaciones y mejora la atención y otros aspectos cognitivos de los pacientes”, explicó la Dra. Litvan.

En la actualidad, la investigación va encaminada al estudio de los factores genéticos implicados y a encontrar tratamientos que detengan el curso de la enfermedad. “Si logramos evitar que las proteínas sigan agregándose en la células conseguiremos estabilizar la enfermedad y aplicar terapias que palien los síntomas”, certificó Litvan.

Fuente: UCC UN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Así ha ayudado la hematología al tratamiento de la covid-19
Cristina Pascual Izquierdo

Las trombosis, especialmente las venosas, son una de las complicaciones graves que pueden aparecer en los pacientes infectados con el nuevo coronavirus. Para acabar con ellas se requiere un tratamiento específico. Los hematólogos trabajan para confirmar la dosis óptima de las terapias y prevenir riesgos.

El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los autores han descubierto que la tuberculosis ha sido un importante factor de mortalidad en los últimos 2.000 años de historia del continente.