Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La erradicación del pian, un paso más cerca gracias a un médico español

El prestigioso The New England Journal of Medicine publica los resultados de un estudio que demuestra que la estrategia de la Organización Mundial de la Salud para erradicar el pian es eficaz. Esta patología afecta principalmente a la piel y los huesos de los niños y puede producir deformaciones óseas severas. El trabajo ha sido liderado por investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona.

Oriol Mitjà atendiendo a un niño en Papúa Nueva Guinea. / ISGlobal

Un grupo internacional de investigadores ha analizado la estrategia planteada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para erradicar el pian en 2020. Los resultados, publicados en The New England Journal of Medicine, confirman su eficacia.

El estudio, liderado por científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), señala que una sola ronda de tratamiento masivo con una dosis oral de azitromicina a toda la población reduce la transmisión y prevalencia de la enfermedad. De esta forma, se cumple el prerrequisito exigido por la OMS para seguir con la campaña de erradicación planteada: tener datos empíricos que demostraran que la estrategia es eficaz.

Una sola ronda de tratamiento masivo con una dosis oral de azitromicina a toda la población reduce la transmisión y prevalencia de la enfermedad

Desde abril de 2013 hasta mayo de 2014, los investigadores llevaron a cabo una campaña de tratamiento masivo que abarcó las 28 aldeas que existen en la isla de Lihir (Papúa Nueva Guinea), donde la infección por pian era muy elevada. Todas las personas mayores de 2 meses fueron tratadas con una dosis única de azitromicina oral, alcanzando una cobertura del 84% de la población total, estimada en 16.092 personas.

Tras la campaña inicial de tratamiento masivo, los investigadores regresaron a las aldeas cada 6 meses para realizar un seguimiento de casos de pian activo a través del examen clínico de la piel de todos los residentes en el momento de la campaña.

Al final del estudio, observaron que la prevalencia de la enfermedad cayó del 2,4% antes del tratamiento al 0,3% a los 12 meses. Los investigadores también vieron que el porcentaje de participantes con infección latente (portadores de la enfermedad) disminuyó del 18,3% al 6,5%.

“Este estudio es la muestra empírica de que solo es necesario una ronda de administración masiva de una dosis oral de azitromicina para reducir drásticamente la prevalencia y transmisión de la enfermedad de toda la población”, afirma Oriol Mitjà, autor principal del estudio de ISGlobal. “Aunque será necesario mantener la vigilancia y los esfuerzos de tratamiento para alcanzar niveles de cero casos, los datos confirman el potencial de la estrategia de la OMS –conocida como la estrategia Morges- para erradicar la enfermedad”, añade.

Un tratamiento barato

La azitromicina es un antibiótico eficaz, fácil de administrar y barato

La azitromicina es un antibiótico eficaz, fácil de administrar y barato. En 2012, el equipo de ISGlobal formado por Oriol Mitjà y Quique Bassat demostró, por primera vez, que una sola pastilla de este antibiótico basta para curar a una persona con pian.

Este descubrimiento abrió las puertas a que la OMS volviera a considerar su erradicación en 2020, tras el fracaso del primer intento realizado en los años 50 y 60. Ahora, el actual estudio confirma que la “estrategia Morges” planteada por la OMS para lograrlo, basada en la administración masiva del antibiótico, es eficaz.

El pian es una enfermedad tropical desatendida crónica, que afecta principalmente a la piel y los huesos de los niños y que, a largo plazo, puede producir deformaciones óseas severas. La infección es muy contagiosa y prevalece en 13 países con niveles muy altos de pobreza y falta de medidas sanitarias e higiénicas. El objetivo de la OMS es erradicar el pian en 2020, lo que significa acabar con todos los casos del mundo.

Referencia bibliográfica:

Mitjà O, Houinei W, Moses P, Kapa A, Paru R, Hays R, Lukehart S, Godornes C, Vivaldo Bieb S, Grice T, Siba P, Mabey D, Sanz S, Alonso P, Asiedu K, Bassat Q. Mass Treatment with Single-Dose Azithromycin for Yaws. N Engl J Med 2015; 372:703-10.

El trabajo de ISGlobal tiene su origen en el Hospital Clínic y la Universitat de Barcelona, y recibe financiación de la Obra Social “la Caixa” y los gobiernos de España y la Generalitat.

Documental

La productora Broadcaster ha iniciado el rodaje de un documental sobre la erradicación del pian.

Fuente: ISGlobal
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Un estudio de seroprevalencia no detecta asociación entre tratamiento de aguas residuales y transmisión del coronavirus

Los trabajadores de las plantas depuradoras presentan el mismo nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 que el resto de la población, según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Granada en esa provincia. Los resultados indican que el riesgo de infección por vía feco-oral es casi nulo.

Estos son los efectos positivos de la vacunación en España
Clara Prats y su equipo de la UPC

La vacunación de la población española, que ya supera el 15 % con al menos una dosis, ya se nota en la mortalidad y los ingresos hospitalarios, tanto en planta convencional como en las UCI. A mediados de este mes, la protección de la mortalidad por el efecto directo de las vacunas alcanzará el 80 %.