Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La firma española Bultaco desarrolla un prototipo de moto eléctrica inteligente

Un equipo de ingenieros de la firma española Bultaco ha desarrollado un prototipo de moto eléctrica inteligente. El vehículo es capaz de generar una potencia equivalente a 54CV y alcanzar una velocidad de 145 km/h, con una autonomía de hasta 200 km en ciudad, gracias a su sistema de recuperación de energía. La empresa, que cerró en los ochenta, pero ha vuelto a producir este año, ha situado su centro de I+D en Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid.

UC3M / SINC
26/6/2014 13:30 CEST
Prototipo de moto eléctrica inteligente de Bultaco.

Un equipo de ingenieros de la firma española Bultaco ha desarrollado un prototipo de moto eléctrica inteligente. El vehículo es capaz de generar una potencia equivalente a 54CV y alcanzar una velocidad de 145 km/h, con una autonomía de hasta 200 km en ciudad, gracias a su sistema de recuperación de energía. La empresa, que cerró en los ochenta, pero ha vuelto a producir este año, ha situado su centro de I+D en Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid.

Bultaco, una marca de motocicletas catalana fundada por Paco Bultó en 1958 y desaparecida en 1983, que ha vuelto este año a la producción, ha desarrollado en su sede de I+D, en Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) una moto eléctrica, denominada Bultaco Rapitán.

Según sus creadores, esta moto, pese a ser eléctrica, "es una moto de verdad". Este vehículo, dotado con un sistema propio de propulsión eléctrica, genera una potencia equivalente a 54CV y alcanza una velocidad de 145 km/h. Y todo con una autonomía de hasta 200 km en ciudad, gracias a su sistema de recuperación de energía, explican.

“Es una moto inteligente porque tanto el sistema mecánico como el eléctrico están totalmente integrados y es capaz de comunicarse no solo con el entorno, sino también con el piloto”, dice Yolanda Colás, del equipo de ingeniería de Bultaco Motors.

Los ingenieros de Bultaco han desarrollado una cátedra con el departamento de Electrónica de la UC3M para implementar este sistema, que permite una comunicación entre piloto, moto y una aplicación móvil, de tal forma que “recibimos datos del entorno y podemos hacer más eficiente la conducción”, explica Colás.

Software y aplicaciones

El software de la unidad de control (BCU, Bultaco Control Unit) permite gestionar la potencia del motor, la recuperación de energía, la recarga de la batería y la conexión con dispositivos móviles.

Mediante la aplicación Biker Manager creada por Bultaco, el usuario podrá saber con este tipo de dispositivos datos como la carga de la batería, la autonomía según el tipo de conducción que realiza o la situación de la moto, entre otros muchos datos.

El sistema de tracción eléctrico de Bultaco (BEDTS, Bultaco Electric Drive Train System), a diferencia del de otros vehículos eléctricos de dos ruedas, permite sacar el máximo rendimiento energético de la frenada regenerativa.

La empresa catalana, que cerró en los ochenta, ha vuelto a producir este año, y ha instalado su centro de I+D en el Parque Científico de la UC3M

Esto es posible porque la tecnología aplicada al chasis (Dual Link Evolution) maximiza la adherencia de la rueda trasera en frenada, lo que permite aplicar un par de frenado eléctrico considerable, según sus creadores. El sistema de acumulación de energía, que combina una batería de iones de litio y ultracondensadores, es otro de los elementos que aseguran un rendimiento muy superior al de otros vehículos semejantes.

Recuperación de la energía

“Se ha puesto mucho cuidado en la gestión de la energía, tanto en la que se va a utilizar como en la que se desperdicia en muchas situaciones normales de un vehículo y que procuramos recuperar”, señala otro miembro del equipo de ingeniería, Adrián Martín.

La firma destaca que desde el nuevo centro de I+D va a desarrollar "a partir de estos primeros prototipos presentados, nuevos productos, nuevas tecnologías”, dice Raúl Pérez, el responsable de prototipos de la compañía. “Lo más destacable de la moto es su tecnología, la cual es imposible de conseguir sin I+D”, destaca.

A principios de 2015, Bultaco tendrá en el mercado una Light Bike eléctrica, de la que se desarrollarán distintas versiones. Y a mediados de ese año, llegará la Urbanmotard Eléctrica que anticipa el prototipo Rapitán presentado en Londres el pasado 17 de mayo.

No obstante, el equipo de ingeniería de Bultaco está trabajando ya en otro tipo de vehículos, con la tecnología mostrada en el prototipo y con otros desarrollos futuros. “La propulsión eléctrica es la adecuada para todos aquellos que buscan prestaciones divertidas y sobresalientes. Estamos trabajando en otras soluciones, como la propulsión híbrida, para cubrir otras necesidades”, comenta el director de I+D y también cofundador, José Germán Pérez.

Fuente: UC3M
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
El gran ensayo de la OMS no encuentra tratamientos efectivos para pacientes hospitalizados por la covid-19

El estudio Solidarity, coordinado por la Organización Mundial de la Salud en más de 30 países, indica que las terapias con remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón no han tenido efecto en la mortalidad a los 28 días ni en la evolución de los enfermos ingresados con infección por SARS-CoV-2.

Alt de la imagen
La Universidad de Oxford reanuda los ensayos de su vacuna contra la covid-19
SINC

Las pruebas de fase III que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca se interrumpieron el pasado 6 de septiembre por la reacción adversa en uno de los voluntarios. Ahora, el Organismo Regulador de los Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido ha confirmado que es seguro continuar con el ensayo clínico.