Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
La investigación está publicada en el 'European Journal of Internal Medicine'

La hipertrigliceridemia, un detector precoz de alteraciones metabólicas y cardiovasculares

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) apunta a la hipertrigliceridemia como potencial marcador para la detección temprana del síndrome metabólico y la diabetes, así como del riesgo de enfermedades cardiovasculares. La hipertrigliceridemia es el trastorno lipídico más común en pacientes con infarto de miocardio no fatal y se caracteriza por un nivel elevado de triglicéridos en el plasma.

La investigación refuerza la importancia de la hipertrigliceridemia como marcador del síndrome metabólico. En la imagen, habitación del Instituto Nacional de Salud Mental de EE UU. Fuente: Wikimedia Commons.

Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), junto con expertos de otras universidades y hospitales españoles, han determinado la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión y diabetes mellitus, la prevalencia de síndrome metabólico y la asociación entre el síndrome metabólico y la enfermedad cardiovascular, en pacientes con hipertrigliceridemia.

Se reclutaron para el estudio a sujetos de ambos sexos y de cualquier edad con el diagnóstico de hipertrigliceridemia (TG ≥ 200 mg/dl). Los resultados mostraron que los individuos presentaban una muy alta prevalencia de síndrome metabólico (79.6%). Dicha prevalencia era independiente de los niveles en plasma de triglicéridos.

Asimismo, los valores de prevalencia que se observaron para la hipertensión, diabetes y enfermedad cardiovascular fueron de 50.9%, 33.5% y 14.6%, respectivamente.

Por otra parte, se comprobó que la prevalencia de enfermedad cardiovascular entre los individuos sometidos al ensayo fue de 7.6% en sujetos con síndrome metabólico y 2.9% en sujetos sin síndrome metabólico. De estos datos se deduce que el 95.9% de pacientes con enfermedad cardiovascular presentaban también síndrome metabólico.

“La hipertrigliceridemia, independientemente de los niveles en plasma de triglicéridos, podría ser clínicamente útil para detectar sujetos con síndrome metabólico y diabetes, así como el riesgo de enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, podría usarse como marcador para la detección precoz de estas alteraciones metabólicas y cardiovasculares”, resume Jesús Millán, catedrático de Medicina de la UCM y coautor del estudio publicado en la revista European Journal of Internal Medicine.

La hipertrigliceridemia, es una enfermedad metabólica caracterizada por un nivel elevado de triglicéridos en el plasma (triglicéridos (TG) ≥ 200 mg/dl), y también el trastorno lipídico más comúnmente encontrado en pacientes con infarto de miocardio no fatal. En la práctica clínica, los casos de hipertrigliceridemia se encuentran a menudo en pacientes con obesidad abdominal, resistencia a la insulina y síndrome metabólico.

Potencial marcador de enfermedades

A partir de los resultados del estudio se extrajeron varias conclusiones. En primer lugar, el estudio mostró que los pacientes hipertrigliceridémicos presentaban una alta prevalencia de síndrome metabólico. La prevalencia del síndrome metabólico era independiente de los niveles en plasma de triglicéridos.

Asimismo, se observó que la prevalencia del síndrome metabólico en pacientes con hipertrigliceridemia no solo aumentaba con la edad del paciente –hecho ya demostrado en estudios anteriores- sino que, además, la asociación era incluso superior que en la población general (sin hipertrigliceridemia). Estos datos ponen de manifiesto la relación entre la hipertrigliceridemia y el síndrome metabólico y, consecuentemente, la importancia de la hipertrigliceridemia como marcador del síndrome metabólico.

En segundo lugar, el estudio subraya que la prevalencia de diabetes en la población con hipertrigliceridemia fue el doble que en la población general, independientemente de los niveles de triglicéridos. Este hecho evidencia la relación entre la hipertrigliceridemia y la diabetes, y consecuentemente, la importancia de la hipertrigliceridemia como marcador del riesgo de diabetes.

En tercer lugar, el estudio evidenció una correlación entre la presencia de síndrome metabólico y de enfermedad cardiovascular. Además, se pudo comprobar que la presencia de diabetes asociada con hipertrigliceridemia también aumentaba el riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad cardiovascular, revelándose así el potencial papel de la hipertrigliceridemia como factor de predicción del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Referencia bibliográfica:

Juan F. Ascaso, Jesús Millán, Rocío Mateo-Gallego, Antonio Ruiz, M. Suárez-Tembra, Rosa M. Borrallo, Daniel Zambón, Pedro González-Santos, Miguel Peres-de-Juan, Emili Ros. Prevalence of metabolic syndrome and cardiovascular disease in a hypertriglyceridemic population. European Journal of Internal Medicine 22 (2011) 177–181.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Cómo la inmunidad innata entrenada protege frente al SARS-CoV-2 y potencia las vacunas de la covid-19

Un equipo de varias instituciones de investigación españolas ha demostrado que una inmunoterapia compuesta de bacterias muertas protege contra la infección causada por el coronavirus. El estudio se ha hecho en ratones susceptibles a dicho virus.

Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.