Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La innovación española pierde posiciones en la Unión Europea

El último informe sobre indicadores de la innovación 2016 de la Comisión Europea indica que España está por debajo del promedio de la UE en este ámbito y es calificado como "innovador moderado". El ranking está liderado por Suecia, y Lituania es el país que más ha crecido en innovación.

Según el informe, Suecia es el líder europeo en I+D y Letonia, el país que más avanza. / Fotolia

La semana pasada se dieron a conocer los resultados de 2016 del Cuadro europeo de indicadores de la innovación de la Comisión Europea que revelan un retroceso en la posición de España en este segmento. La puntuación lograda por nuestro país en el índice sintético de innovación ha sido de 0,361, lo que le sitúa por debajo del promedio de 0,521 del conjunto de países europeos. Suecia lidera la clasificación con un 0,703.

Según los datos de la CE, España es el tercer país, junto a Lituania, que más ha caído en innovación desde el inicio de la crisis en 2008 –por detrás de Rumanía y Hungría–. Desde ese año, hemos perdido anualmente una media del 0,8% de rendimiento en I+D.

Durante este período, en el conjunto de la UE el rendimiento de la innovación ha mejorado anualmente una media del 0,7%. Casi todos los países han registrado variaciones positivas, destacando Letonia, que ha avanzado un 4%.

El informe señala que España mejoró los resultados de innovación hasta 2013, pero desde ese año el índice de innovación ha disminuido de manera considerable, por lo que la media de variación anual de estos ocho da negativo. Nuestro país se sitúa por debajo de la media de la UE28, en la mayoría de los indicadores que analiza la institución para elaborar el índice.

Inversión y financiación de la I+D

La comisión también pone de relieve que la inversión y la financiación de la I+D en nuestro país ha caído una media anual del 5,7% desde 2008. Según el documento, la inversión del sector público ha experimentado un crecimiento del 0,8% cada año, pero la procedente de capital de riesgo ha caído un promedio anual del 11% desde 2008.

Sin embargo, la CE valora positivamente la mejora de España en recursos humanos y destaca el incremento del número de graduados y doctores en el ámbito de la innovación, con un crecimiento anual del 10% desde 2008. Otro buen dato son las publicaciones científicas internacionales que han subido un 8,7%.

La CE valora positivamente la mejora de España en recursos humanos del ámbito de la innovación y en publicaciones científicas

La Comisión destaca que en los países de moderada innovación –entre los que se encuentra nuestro país– existen núcleos regionales de innovación: el País Vasco en España, Piamonte y Friul-Venecia Julia en Italia, y Bratislava en Eslovaquia.

Cómo convertirse en líder en innovación

En áreas de innovación determinadas, los líderes de la UE son: Suecia: recursos humanos y calidad de la investigación académica; Finlandia: condiciones marco financieras; Alemania: inversión privada en innovación; Bélgica: redes de innovación y colaboración; Irlanda: innovación en las pequeñas y medianas empresas.

El organismo subraya que el principal factor para convertirse en un líder de innovación es la implantación de un sistema de innovación equilibrado que combine un nivel adecuado de inversiones públicas y privadas, asociaciones de innovación eficaces entre empresas y entidades docentes, así como una sólida base educativa e investigación de excelente calidad. El impacto económico de la innovación debe manifestarse en términos de ventas y exportaciones de productos innovadores y también de empleo.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Manuel Carro, experto en ‘apps’ de rastreo de la COVID-19
“Las aplicaciones para detectar contagios son un experimento que vale la pena probar”
Mónica G. Salomone

Ni panacea ni amenaza para la privacidad: las aplicaciones de seguimiento de interacciones, bien utilizadas, serán un complemento a los rastreadores humanos, según defiende el director del Instituto IMDEA Software. Este profesor de Informática en la UPM explica por qué están tardando en desarrollarse. “Quizá de haberlo hecho antes tendríamos menos rebrotes ahora”, dice. 

Alt de la imagen
Desarrollan un ecógrafo pulmonar para la detección y seguimiento de la COVID-19

Una nueva herramienta, desarrollada por un equipo del CSIC, toma imágenes de los pulmones y usa la inteligencia artificial para simplificar su interpretación. Incluye además un sistema de desinfección que reduce el riesgo de contagio del personal sanitario. La producción del dispositivo correrá a a cargo de la empresa española DASEL.