Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Innovación

La inversión en innovación sanitaria genera un retorno del 30%, según PwC

Por cada euro invertido en tecnologías médicas se obtiene un beneficio en términos de salud y eficiencia de al menos un 1,11 euros en neurología, un 1,36 euros en oncología y un 1,47 euros en cardiología, lo que supone un retorno medio del 31,3%, según un informe elaborado por la consultora PwC. Además, el estudio destaca que tecnologías como el diagnóstico genómico, la tomografía computerizada o la resonancia magnética han tenido un gran efecto en el descenso de la mortalidad de varias enfermedades.

Equipo de tomografía computerizada (TAC). / Siemens

La pasada semana se presentó en Madrid el informe informe Aportación de valor de las tecnologías al sector sanitario, elaborado por PwC con el patrocinio de la multinacional alemana Siemens. El estudio analiza la contribución de las tecnologías sanitarias en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de patologías como cardiología, oncología y neurología, "seleccionadas por el elevado número de defunciones que provocan al año en España y en el resto del mundo".

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades de etiología cardiovascular, incluyendo las cerebrovasculares, son la principal causa de muerte, ya que afectan a 17 millones de personas y son responsables del 30% de las defunciones registradas en el mundo. En Europa, la cifra es de cuatro millones al año y, en España, a pesar de haber descendido el número de casos de 191 a 138 por cada 100.000 entre 2001 y 2011, sigue siendo la primera causa de muerte.

El informe de PwC destaca que en ese descenso de mortalidad en estas enfermedades, tecnologías como el diagnóstico genómico, la tomografía computerizada o la resonancia magnética han tenido un gran efecto. "Si se tiene en cuenta la reducción de la estancia hospitalaria, de la tasa de morbilidad y del número de defunciones, por cada euro invertido se ha obtenido una ganancia durante la última década de 1,47 euros", indica el documento.

El diagnóstico genómico, la tomografía o la resonancia han contribuido a reducir la mortalidad de enfermedades cardiovasculares

Enfermedades oncológicas

La consultora explica que algo similar ocurre cuando se observa la tasa de mortalidad en enfermedades oncológicas. "Si en los años 70, 80 y 90 asistíamos a un crecimiento imparable de este indicador, en el 2000 comenzó a apreciarse un cierto estancamiento y, más recientemente, un descenso de la misma. En este caso, por cada euro invertido en tecnologías sanitarias como los rayos X, la medicina nuclear o la imagen molecular, se ha conseguido un beneficio en términos de estancia hospitalaria y edad media de la defunción de 1,36 euros".

En el ámbito de la neurología, el informe señala que, la situación es algo distinta. Debido a la diversidad de enfermedades estudiadas en esta especialidad, los autores han centrado el análisis en las enfermedades cerebrovasculares. Una patología que, en España, podría afectar en 2050 a 1,1 millones de ciudadanos y generar un gasto de 10.000 millones de euros anuales, sólo en el tratamiento de personas que sufran algún tipo de demencia. El estudio indica que este gasto podría disminuir considerablemente con la aplicación de tecnologías neurofisiológicas, telemedicina o ultrasonidos, entre otras.

"Si se tiene en cuenta la reducción de la estancia hospitalaria, de la tasa de morbilidad y del número de defunciones prematuras, por cada euro invertido se habrá obtenido una ganancia durante la última década de 1,11 euros", dice el documento.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una de las vacunas experimentales chinas contra la COVID-19 se probará en militares

Los miembros del ejército chino recibirán las primeras dosis de uno de los principales candidatos de vacuna contra el SARS-CoV-2. Esta vacuna está siendo desarrollada por la firma CanSino Biologics, en colaboración con la Academia de Ciencias Militares. La decisión se produce después de que los primeros ensayos clínicos “probaran su seguridad y mostraran cierta eficacia”, según ha señalado la empresa en un comunicado.

Alt de la imagen
Cáscaras de gambas para producir electrodos de baterías de gran almacenamiento

Investigadores españoles han desarrollado en el MIT un sistema para producir electrodos de baterías de vanadio, usadas en almacenamiento de energías renovables, a partir de la quitina, un polisacárido que se encuentra en el exoesqueleto de crustáceos e insectos. La ventaja de este componente es que, además de carbono, contiene nitrógeno, que se incorpora a la estructura del electrodo durante el proceso de transformación y mejora su rendimiento.