Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece en la revista ‘International Journal of Biometeorology’

La prevalencia de la dermatitis es mayor en ciudades húmedas y con altas precipitaciones

El clima afecta a los niños con dermatitis atópica, una enfermedad de la piel recurrente. Así lo indica un estudio liderado por investigadores españoles que asocia esta enfermedad con áreas lluviosas y húmedas. Pero los expertos advierten que la temperatura y el número de horas de sol son dos aliados para su tratamiento.

Tal y como explica a SINC María Morales Suárez-Varela, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad de Valencia, “el trabajo documenta la posible influencia del clima en la prevalencia de dermatitis atópica en niñas y niños de 6 y 7 años en las tres regiones climáticas de España (atlántica, mediterránea y continental)”.

Para ello, el estudio, publicado recientemente en la revista International Journal of Biometeorology, analiza los casos de 28.394 niños de 10 ciudades españoles (Asturias, Bilbao, A Coruña, Pamplona, San Sebastián, Barcelona, Cartagena, Castellón, Valencia y Madrid), localidades situadas en las tres regiones climáticas del país.

El estudio utiliza el cuestionario del International Study of Asthma and Allergies in Childhood (ISAAC) para determinar la prevalencia de dermatitis atópica en la población, a partir de los criterios de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Además, los investigadores han analizado los datos facilitados por la Agencia Estatal de Metereología relativos a la temperatura anual, precipitaciones, humedad relativa y número de horas de sol para cada una de las regiones.

“Se detectaron diferencias significativas de prevalencia de la enfermedad en las tres regiones estudiadas (32.9% en el área atlántica, 28.3% en la mediterránea y 31.2% en la continental)”, detalla la investigadora valenciana. Los resultados mostraron que la dermatitis atópica depende de las condiciones meteorológicas.

Dado que nuestros hallazgos indican que la enfermedad aparece asociada positivamente a las precipitaciones y la humedad, y negativamente a la temperatura y al número de horas de sol, “su aparición podría prevenirse, además de mejorar el estado de las lesiones”, subraya a SINC Suárez-Varela.

¿Quién tiene dermatitis?

La dermatitis o eccema atópico es una enfermedad crónica de la piel que afecta a una proporción muy importante de la población. Según los datos de la Asociación Española de Pediatría, uno de cada 20 niños españoles tiene dermatitis, y su incidencia ha aumentado “probablemente debido a una mayor concentración de sustancias irritantes en el ambiente”.

La dermatitis atópica enrojece zonas de la piel sobre las que aparecen pequeñas ampollas (eccemas). Suele aparecer en los primeros años vida, no antes de los tres meses, y luego disminuye en intensidad y duración de forma paulatina con el crecimiento. La enfermedad puede aparecer también en las personas adultas, y varia su localización con la edad. En esta enfermedad están involucrados tanto factores ambientales como de predisposición genética.

“El problema es que el criterio de diagnóstico de la dermatitis es complejo puesto que existen varias escuelas y normalmente se suele acompañar de dermatitis al pañal u otro tipo de lesiones. La diferencia es que la dermatitis atópica indica que su origen es totalmente desconocido”, concluye la autora.

--------------

Referencia bibliográfica:
María Morales Suárez-Varela, Luís García-Marcos Álvarez, Michael D. Kogan, Agustín Llopis González, Antonio Martínez Gimeno, Inés Aguinaga Ontoso, Carlos González Díaz, Alberto Arnedo Pena, Begoña Domínguez Aurrecoechea, Rosa María Busquets Monge, Alfredo Blanco Quiros, José Batlles Garrido, Iñaqui Miner Canflanca y Ángel López-Silvarrey Varela. “Climate and prevalence of atopic eczema in 6- to 7-year-old school children in Spain”. ISAAC PhASE III”. International Journal of Biometeorology 52:833–840, noviembre de 2008.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La polución está relacionada con un mayor riesgo de ceguera por degeneración macular

Un estudio observacional a largo plazo encuentra que los participantes expuestos a partículas en suspensión PM2.5 muestran un 8 % más de posibilidades de desarrollar esta enfermedad, mientras que la exposición al dióxido de nitrógeno y al óxido de nitrógeno se asocia a cambios en la estructura de la retina. Si se confirma este hallazgo, los autores creen que podrían plantearse nuevos tratamientos y medidas.

Demostrada la capacidad terapéutica de las vacunas de tuberculosis frente al asma en ratones

Investigadores de la Universidad de Zaragoza han logrado revertir los efectos del asma en modelos animales empleando vacunas vivas atenuadas utilizadas contra la tuberculosis. En el futuro podrían ser una alternativa para tratar una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.