Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La sensibilidad del tungstato de plata a la acetona puede ayudar a diagnosticar la diabetes

El tungstato de plata posee una alta sensibilidad para detectar pequeñas concentraciones de acetona, según un estudio internacional en el que han participado investigadores de la Universidad Jaume I, en Castellón. El avance se puede aplicar al desarrollo de sensores para este compuesto, esencial en el diagnóstico de la diabetes

El tungstato ha demostrado una alta sensibilidad a la acetona, en valores a partir de 0,5 ppm. / UJI

El hallazgo realizado por el equipo de investigación del Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales de Brasil (CDMF) en colaboración con el Laboratorio Interdisciplinario de Electroquímica y Cerámica (LIEC) del Instituto de Química de la Universidade Estadual Paulista, en el que ha participado el catedrático de Química Física de la Universitat Jaume I de Castellón, Juan Andrés Bort, ha revelado que el tungstato de plata posee una alta sensibilidad para detectar pequeñas concentraciones de acetona. En concreto, a partir de 0,5 partes por millón o ppm.

La sensibilidad del material a pequeñas concentraciones de acetona puede servir para desarrollar un sensor que sirva para el diagnóstico y control de la diabetes

La concentración de acetona en pacientes sanos es entre 0,3 y 0,9 ppm, mientras que los pacientes diabéticos tienen concentraciones superiores a 1,8 ppm de acetona en el aliento.

En opinión del investigador brasileño Luis F. Silva, "la sensibilidad del material a pequeñas concentraciones de acetona puede servir para desarrollar en el futuro un sensor que sirva para el diagnóstico y control de la diabetes".

El siguiente paso del equipo es probarlo en otros gases existentes en el alientes como, por ejemplo, el CO2, hidrocarburos o aldehídos.

A finales de 2013, el Grupo de Investigación Crecimiento Cristal y Materiales Cerámicos (CCMC) del Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales (CDMF-CEPID / FAPESP) de Brasil, había iniciado un nuevo estudio de sensores de gas con el objetivo de conocer el potencial del compuesto de tungstato de plata y ante qué gases o materiales presentaba sensibilidad.

En la primera etapa del estudio, los investigadores verificaron la capacidad del material como sensor de gas ozono en un artículo publicado en Nanoscale y su sensibilidad a otros tipos de gases tóxicos y compuestos volátiles, como etanol y amoníaco.

El nuevo artículo se ha publicado en el Journal of Alloys and Compounds y lo firman los investigadores brasileños Luis Fernando da Silva, Valmor Roberto Mastelaro, Elson Longo, Waldir Avansi Jr., Laécio Cavalcante, la doctoranda Ariadna Catto, y los investigadores Juan Andrés Bort de la UJI y Khalifa Agüir de Francia.

Referencia bibliográfica:

Luís F. da Silva et al. "Acetone gas sensor based on α-Ag2WO4 nanorods obtained via a microwave-assisted hydrothermal route". Journal of Alloys and Compounds, Volume 683, 25 October 2016, Pages 186 –190: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0925838816314074

Fuente: Universidad Jaume I
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una cita de Jane Austen codificada en un polímero

Investigadores de EE UU han utilizado un novedoso método de almacenamiento de datos moleculares para codificar un pasaje de una novela de la escritora británica Jane Austen en una serie de oligómeros. Para lograrlo, han comprimido el texto en una cadena de bits mediante un algoritmo.

Catalizado con éxito un producto ‘prohibido’

Investigadores del Instituto de Tecnología Química (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia) han obtenido una molécula que no se podía conseguir hasta ahora a partir de la reacción de Mizoroki-Heck, un proceso crucial en química orgánica reconocido con el Premio Nobel. El método se podría aplicar para fabricar fármacos contra el cáncer de mama, productos cosméticos y nuevos materiales.