Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La vuelta al mundo en busca de la contaminación sonora de los océanos

El proyecto '20.000 sonidos bajo el mar' del Laboratorio de Aplicaciones Bioacústicas de la Universitat Politècnica de Catalunya estudiará los sonidos de los océanos. El análisis se llevará a cabo a bordo del velero suizo 'Fleur de passion', que dará la vuelta al mundo en cuatro años con el objetivo de medir el impacto humano sobre los océanos y contribuir en el debate sobre el lugar que ocupa el ser humano en el mar.

El velero Fleur de passion. / UPC.

Una expedición, que lleva por nombre The Ocean Mapping Expedition y que se inicia el próximo 12 de abril organizada en el marco del 500 aniversario del viaje de Fernando Magallanes por el Pacífico medirá el impacto humano sobre los océanos con el objetivo de cartografiar la polución sonora en los océanos.

"Por primera vez, un barco estará permanentemente equipado con sensores de última tecnología que permitirán realizar una cartografía oceánica acústica a una escala hasta hoy jamás realizada", dice Michel André, director del Laboratorio de Aplicaciones Bioacústicas de la Universitat Politècnica de Catalunya, institución que lidera el trabajo.

El sistema de hidrófonos de '20 .000 sonidos bajo el mar' detectará y clasificará automáticamente todos los sonidos de origen humano o naturales, a lo largo del recorrido del velero ‘Fleur de passion’ todo el mundo. El sistema enviará, en tiempo real, los sonidos y las imágenes captadas con cámaras submarinas embarcadas, los investigadores del LAB, vinculado a la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Vilanova i la Geltrú (EPSEVG) y ubicado en el Campus de la UPC en esta localidad. Las imágenes y sonidos que se registren se publicarán directamente en la web de la expedición y serán de acceso público.

'20 .000 sonidos bajo el mar' es un programa científico sin precedentes que contribuirá a cartografiar la polución sonora en los océanos. El medio marino está lleno de sonidos naturales pero el crecimiento constante de ruidos de origen humano ha contribuido en el aumento del nivel actual del sonido, en general, en los océanos.

El grado en que estos sonidos impactan y afectan en el medio ambiente y la vida marina es una cuestión que actualmente está suscitando un gran interés, así como una gran preocupación en la comunidad científica y en la sociedad en general. El interés científico deriva de la necesidad de comprender mejor el impacto de estos sonidos y su percepción sobre el comportamiento, la fisiología y la ecología de los organismos marinos.

"Se analizará el flujo continuo de datos acústicos para comprender los desafíos a los que se enfrentan hoy los océanos", afirma Michel André

"Se analizará el flujo continuo de datos acústicos para comprender los desafíos a los que se enfrentan hoy los océanos y ayudará a la comunidad científica, así como a las autoridades públicas, para promover prácticas más responsables", afirma Michel André.

En este viaje alrededor del mundo, los investigadores de la UPC analizarán las consecuencias de la contaminación sonora en los océanos pero, también, como los sonidos de origen humano afectan su equilibrio.

El proyecto estudiará, particularmente, el impacto en los cetáceos ya que estos animales dependen de los sonidos para comunicarse, cazar en grupos, relacionarse o delimitar sus territorios. Se sabe que el smog sound dificulta la comunicación pero, ¿cómo exactamente? En algunos casos, las habilidades auditivas de estos animales se dañan seriamente debido al aumento de ruido en los mares. Los cetáceos juegan un papel esencial en el equilibrio de los océanos, por lo tanto, si esta especie es amenazada por la actividad humana, se puede desequilibrar toda la cadena alimentaria.

El 'Fleur de passion' —el buque de la Marina alemana construido en 1941 y en la actualidad desarmado y que es el velero más grande con bandera Suiza—, partirá desde Sevilla, para la gira mundial de cuatro años. La expedición cuenta con el apoyo de la Fondation Pacifique, una organización sin ánimo de lucro de Ginebra centrada en proyectos de desarrollo sostenible.

Contaminantes plásticos

"Se trata de revivir el espíritu de las grandes exploraciones y los grandes descubrimientos de los últimos siglos que siguen alimentando nuestra imaginación", afirma Godenzi

Junto con '20 .000 sonidos bajo el mar ', a bordo de la expedición The Ocean Mapping Expedition, se desarrollará el programa científico Micromégas. Este proyecto recogerá muestras periódicas de agua de mar para evaluar el contenido de contaminantes plásticos. Las muestras permitirán proveer las investigaciones realizadas por la asociación suiza Oceaneye y analizarán en colaboración con el Laboratorio Central de Medio Ambiente de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL).

El resultado de este muestreo cartográfico de la contaminación por componentes de plástico será remitido en el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP).

La expedición tiene como objetivo observar, comprender, cartografiar y saber el estado de los océanos. Su ambición es contribuir a un mejor conocimiento y una mayor toma de conciencia de los problemas que representa el impacto humano en este medio y que es vital para el ser humano y para hacernos pensar en nuestra relación con el planeta mar.

"Se trata de revivir el espíritu de las grandes exploraciones y los grandes descubrimientos de los últimos siglos que siguen alimentando nuestra imaginación", afirma Pietro Godenzi, presidente y miembro fundador de la Fondation Pacifique. "Pero sin hacer una representación fantasiosa e idealizada. No se trata de querer reproducir un capítulo de la historia humana del pasado. Así como Magallanes partió hacia el Oeste en busca de las islas de las Especias, ahora la idea es preguntarse cómo son estas islas en la actualidad; ¿qué riqueza buscamos? ¿una riqueza material? ¿espiritual? ", añade Pietro Godenzi.

Fuente: Universitat Politècnica de Catalunya
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La isla de La Palma registra miles de pequeños seísmos por una posible incursión de magma

Desde el pasado sábado, la isla canaria de La Palma ha registrado más de 4.200 pequeños terremotos. Ayer, uno de ellos, de una magnitud de 3,2, fue el más potente desde que empezó la crisis. Según el Instituto Vulcanológico de Canarias, una incursión de magma en el subsuelo de la isla podría ser la causa, aunque de momento no hay razón para temer una erupción.

La crecida de un lago en Canadá pudo causar una repentina glaciación hace 12.000 años

El lago de origen glacial Agassiz, que se extendía hace 12.000 años al oeste de Canadá, se desbordó y se vació a una velocidad de 800 piscinas olímpicas por segundo, según un nuevo estudio con participación española. Esto pudo provocar un periodo de enfriamiento brusco del planeta.