Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Estadística de bibliotecas

Las bibliotecas aumentan un 6,6% su número de usuarios

El Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicas las últimas cifras relativas a las bibliotecas, que reflejan varios datos que invitan al optimismo: el aumento en el número de usuarios y visitantes.

Foto: CNICE.

La Estadística de Bibliotecas recoge 6.523 bibliotecas en el año 2006, cifra inferior en casi un 1,0% a la registrada en 2004. Se considera biblioteca a la unidad administrativa con gestión independiente. No obstante, si se tienen en cuenta los puntos de servicio o locales que dependen de estas bibliotecas, esta cifra se eleva a 8.086, un 0,4% menos que en 2004.

Analizando la evolución de la Estadística de Bibliotecas entre 2004 y 2006 se observa un incremento en el uso de los servicios bibliotecarios, un cambio en las pautas de utilización de los mismos y un continuo proceso de modernización de las instalaciones.

Más visitantes y usuarios inscritos

El número de visitantes declarados se ha incrementado un 4,6% en el año 2006 respecto a la anterior Estadística de Bibliotecas (de 2004) y ha alcanzado la cifra de 194,7 millones. Ello supone que cada persona ha acudido a una biblioteca una media de 4,42 veces durante 2006. En 2004 la media fue de 4,36 veces.

Por comunidades autónomas, las mayores tasas de visitantes por habitante se encuentran en Navarra (6,93), Cantabria (6,86) y Cataluña (5,80). Por su parte, las bibliotecas españolas sumaron 14,8 millones de usuarios inscritos, un 6,6% más. El porcentaje medio de población usuaria de bibliotecas fue del 34%, dos puntos más que en 2004.

Por comunidades autónomas, las mayores proporciones de población usuaria de bibliotecas se localizaron en Castilla y León (56%), Asturias (49%) y Cataluña (48%).

Crece la demanda de servicios bibliotecarios

En el año 2006 los usuarios tomaron en préstamo domiciliario 68,2 millones de documentos, lo que supone un aumento del 3,8% y una media de 1,55 por persona. Las comunidades con mayores tasas de préstamos por persona fueron Castilla y León (2,79 documentos por persona), Castilla-La Mancha (2,35) y Cataluña (2,33). Por tipo de documento, el libro sigue siendo el principal objeto de préstamo, con el 64% del total. Por detrás se sitúan los documentos audiovisuales (19%), los sonoros (9%) y los electrónicos (el 3%).

Respecto a 2004 el préstamo de documentos audiovisuales crece un 30,6% y el de electrónicos un 7,0%. Por el contrario, el préstamo de libros desciende un 0,8% y el de documentos sonoros cae un 11,9%.

La cantidad de fondos existentes en las bibliotecas (219 millones de documentos) se ha ampliado un 9%. Por tipos, los electrónicos aumentan un 52%, los audiovisuales un 29% y los libros un 8%.

Mayor acceso a internet y mejor dotación informática

El uso de las nuevas tecnologías se está consolidando en las bibliotecas españolas como lo reflejan diversos indicadores. Así, la proporción de bibliotecas con acceso a internet se ha duplicado en seis años y ya alcanza el 85,5%.

Además, el 21,4% de las bibliotecas dispone de página web. Estas bibliotecas tuvieron 278,7 millones de visitas a sus páginas web en 2006, con un incremento del 74,0% respecto al año 2004.

La utilización de ordenadores también está cada vez está mas generalizada. El 89,0% de las bibliotecas poseen ordenadores para su gestión interna y el 74,4% para uso público exclusivo. Ello supone que los usuarios tienen a su alcance 36.821 equipos, un 45,0% más que en 2004. Los equipos de reproducción de documentos más numerosos son los lectores/reproductores de imagen. El 49,3% de las bibliotecas disponen de ellos y, en conjunto, poseen 12.244 aparatos, frente a los 9.819 de 2004.

A este proceso general de modernización se suman las funciones automatizadas. Así, la catalogación automatizada se encuentra en el 68,3% de las bibliotecas y el préstamo automatizado en el 49,5%.

La Administración local gestiona y financia la mayor parte de las bibliotecas

Las bibliotecas españolas se clasifican en: una biblioteca nacional, 4.115 públicas, 1.749 especializadas, 317 de grupos específicos de usuarios, 334 de instituciones de enseñanza superior y siete centrales de comunidades autónomas.

La financiación de las bibliotecas recae fundamentalmente en las Administraciones Públicas. El mayor esfuerzo lo realizan los ayuntamientos y entidades locales (financian el 48,7% del presupuesto global de las bibliotecas), seguido de la Administración Autonómica (20,2%), la Administración General del Estado (8,8%) y las Diputaciones Provinciales y Cabildos Insulares (7,6%). La financiación privada, ya sea a través de empresas o cobro de cuotas a sus usuarios, representa el 14,7%.

La mayoría de las bibliotecas tienen titularidad pública (el 81,2% del total), siendo la Administración local la que mayor número de ellas soporta (4.002 bibliotecas). El acceso a las bibliotecas es, en su mayoría, libre (77,4%) siendo, por tanto, de carácter restringido en un 22,6% de los casos.

El 29,6% del personal es bibliotecario profesional

El personal en plantilla de las bibliotecas españolas está compuesto por 23.489 personas. De ellos, 6.949 son bibliotecarios profesionales (el 29,6% del total), 9.113 son auxiliares de bibliotecas (38,8%) y otras 7.427 son personas especializadas y otro personal (31,6%). Además, otras 3.836 personas colaboran en calidad de becarios y voluntarios.

Fuente: INE
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Miranda Lubbers, doctora en Ciencias Sociales en la UAB
“En la pandemia hemos sentido que las redes personales son cruciales para el bienestar, pero tienen su lado oscuro”

La investigación de Miranda Lubbers analiza el papel que tienen las relaciones sociales en la exclusión y la segregación de las personas. Esta holandesa, que trabaja en Barcelona, ha obtenido una financiación europea de 2,5 millones de euros para su proyecto, cuyo objetivo es desarrollar una nueva metodología capaz de medir la cohesión social en cinco países europeos.

ANÁLISIS
Estudios sociales: la brújula que nos guiará hasta el final de la pandemia

El 83 % de los españoles confía en la vacunación de la covid-19. Para mantener esa actitud, es preciso integrar el conocimiento de las ciencias sociales en el diseño de las medidas sanitarias y en su comunicación transparente y eficaz.