Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se ha publicado en ‘Journal of Environmental Management’

Las gasolineras contaminan su entorno más inmediato

En España es relativamente común, sobre todo en núcleos urbanos, toparse con gasolineras rodeadas de viviendas. Según investigadores de la Universidad de Murcia (UM), los efectos de la contaminación, que se concentra en las gasolineras y que podría tener efectos nocivos para la salud, se perciben desde los edificios que están a menos de 100 metros de las estaciones de servicio.

Hospitales, centros de salud, colegios o centros de la tercera edad deberían estar a más de 100 metros de las gasolineras. Foto: SINC.

“En las gasolineras se registran niveles de algunos compuestos orgánicos en el aire –como el benceno que incrementa el riesgo de padecer cáncer-, superiores a los medidos en localizaciones urbanas donde la principal fuente de emisión es el tráfico”, señala a SINC Marta Doval, coautora del estudio e investigadora en la UM.

El estudio, que se publica en Journal of Environmental Management, demuestra que el aire de las gasolineras y de sus inmediaciones está sobre todo afectado por las emisiones procedentes de la evaporación de los combustibles de automoción (sin quemar, derivadas de las operaciones de carga y descarga, repostaje y fugas liquidas).

El equipo de investigadores midió las concentraciones de contaminantes “típicos del tráfico” en diferentes zonas del casco urbano de Murcia y calculó los cocientes de concentraciones de un compuesto aromático (benceno) y un hidrocarburo (n-hexano) en tres gasolineras murcianas (cerca de los surtidores y en las proximidades) para determinar la distancia a la que las estaciones de servicio dejarían de tener influencia.

“En los tres casos estudiados se han obtenido distancias de influencia máxima próximas a 100 metros, aunque la media de distancias a la que ya afecta la contaminación es de cerca de 50 metros”, recalca a SINC Enrique González, investigador de la UM que ha dirigido el equipo de investigación.

Pero las distancias dependen del número de surtidores, del volumen de expedición de combustibles, de la intensidad del tráfico, de la estructura del entorno, y de las condiciones meteorológicas.

Según el investigador, “cuanto más contaminada está la zona que circunda a la gasolinera por causas ajenas a ésta (tráfico), menor será la influencia de los dos contaminantes en la estación de servicio”. Si la zona que rodea a la gasolinera tiene un tráfico muy intenso, y supera las emisiones de la misma, la contaminación de la estación de servicio queda “solapada e inadvertida” a distancias cortas.

Consejos para nuevas construcciones

La investigación demuestra que debería respetarse una distancia “mínima” de 50 metros para viviendas y de 100 metros para actividades “especialmente vulnerables”, como hospitales, centros de salud, colegios o centros de la tercera edad. “Lo ideal sería respetar la distancia de 100 metros a la hora de planificar la construcción de viviendas”, manifiesta Doval.

Los investigadores proponen aplicar el estudio a áreas de nueva construcción donde se pretenden ubicar este tipo de instalaciones. Pero las gasolineras no son la única fuente de emisión de los contaminantes.

“De poco sirve proteger a la población de las gasolineras si no se controlan o reducen otras fuentes de emisión (sobre todo, el tráfico y las industrias próximas a núcleos de población)”, zanja González.

-----------------------

Vídeo disponible

----------------------

Referencia bibliográfica:

Morales Terres, Isabel M.; Doval Minarro, Marta; González Ferradas, Enrique; Baeza Caracena, Antonia; Barbera Rico, Jonathan. “Assessing the impact of petrol stations on their immediate surroundings” Journal of Environmental Management 91(12): 2754-2762, diciembre de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La fibra óptica del fondo marino canario será transformada en una red para detectar seísmos

Un grupo de investigadores convertirá este verano el cableado de fibra óptica instalado en el lecho marino de las islas Canarias en una red sísmica para localizar terremotos. Los expertos utilizarán la tecnología DAS, que permite convertir un cable de fibra óptica en una red de sensores sísmicos muy densa, capaz de hallar sismos a miles de kilómetros de su epicentro.

Alt de la imagen
Todo listo para Mars 2020, la misión con participación española que estudiará restos de vida en el planeta rojo

El Centro de Astrobiología lidera una estación medioambiental del rover Perseverance que buscará posibles restos de vida pasada en Marte y ensayará tecnologías para generar oxígeno. El lanzamiento está programado para este jueves 30 de julio y llegará al planeta en febrero de 2021.