Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las heces de los flamencos ‘limpian’ los humedales

Un estudio realizado en la laguna de Fuente de Piedra muestra que las heces depositadas por los flamencos y la remoción de los sedimentos cuando están alimentándose o andando aumentan la disponibilidad del fósforo soluble fomentando la actividad microbiana y mejorando la calidad de las aguas.

En el bioma Mediterráneo, como consecuencia del cambio climático, se está produciendo una reducción significativa de la superficie de humedales y de la duración de su hidroperíodo / Ramón

Un equipo internacional de científicos, liderados por investigadoras de la Universidad de Granada, ha descubierto que el flamenco común facilita la ‘depuración’ microbiana de los humedales salinos, lo que mejora la calidad del agua.

Los investigadorrs han analizado la influencia de los flamencos en los procesos microbianos de la laguna malagueña de Fuente de Piedra durante un año hidrológico húmedo y otro año seco.

Como explica Isabel Reche, de la Universidad de Granada y coautora del trabajo, “los humedales salinos son ecosistemas muy productivos que actúan como filtros naturales, mineralizando la materia orgánica y reduciendo la carga de nitrógeno orgánico que reciben. Esta función depuradora la realizan los microorganismos que se encuentran en su columna de agua y en sus sedimentos y, con ello, mejoran la calidad del agua y reducen la carga de nitrógeno al fomentar la desnitrificación”.

Los efectos de las aves acuáticas sobre el funcionamiento microbiano de los humedales se desconocía

Los humedales son refugio y lugar de cría de numerosas aves acuáticas, como el flamenco común (Phoenicopterusroseus) en la laguna de Fuente de Piedra. Pero las consecuencias que pueden tener las aves acuáticas sobre el funcionamiento microbiano de los humedales se desconocía hasta este trabajo.

En el bioma Mediterráneo, como consecuencia del cambio climático, se está produciendo una reducción significativa de la superficie de humedales y de la duración de su hidroperíodo. “Este hecho, junto con políticas de conservación y una explotación por parte de los flamencos de hábitats artificiales alternativos como campos de arroz o balsas de acuicultura, ha ocasionado un incremento de las poblaciones de flamencos en el sur de la Península Ibérica”, destaca la investigadora.

Las aves acuáticas, en general, y el flamenco en particular, introducen nitrógeno y fósforo en los humedales cuando depositan sus heces y, además, remueven los sedimentos.

Efectos en cascada

“Agregaciones masivas de aves pueden producir, por un lado, efectos negativos de eutrofización del agua por los aportes de guano, proceso conocido como guanotrofización; y por otro lado, los microorganismos requieren nitrógeno y fósforo biodisponible para poder mineralizar la materia orgánica”, apunta Reche.

Los flamencos producen efectos en cascada sobre la abundancia de bacterias y de virus

Por lo tanto, establecer la capacidad de carga de aves acuáticas que cada humedal puede albergar para que no se produzca guanotrofización pero se fomenten la actividad microbiana depuradora es crucial para una gestión adecuada de los humedales.

Los científicos, que publican sus conclusiones en la revista Scientific Reports, han demostrado que los flamencos estimulan la actividad bacteriana, produciendo efectos en cascada sobre la abundancia de bacterias y de virus.

Este estímulo solo ocurre durante los años húmedos, cuando la abundancia de flamencos y el nivel de agua de la laguna es mayor. Por el contrario, durante los años de sequía, las poblaciones de flamencos se reducen mucho y, aunque existe una evapoconcentración del nitrógeno y del fósforo total, la ausencia del fósforo soluble biodisponible que proporcionan los flamencos perjudica la actividad microbiana de la laguna de Fuente de Piedra.

En la investigación también han participado la Estación Biológica de Doñana-CSIC, la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra, la University of Twente (Holanda) y la University of British Columbia (Canadá).

Referencia bibliográfica

Flamingos and drought as drivers of nutrients and microbial dynamics in a saline lake.Scientific Reports | 7: 12173 | DOI:10.1038/s41598-017-12462-9

Fuente: Universidad de Granada
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Albatros, petreles y pardelas pasan el 40 % de su vida en alta mar, en zonas sin jurisdicción

Un rastreo de más de 5.000 aves procelariformes muestra que pasan casi la mitad de su tiempo en aguas internacionales, donde carecen de protección legal. Con la mitad de sus especies en peligro de extinción, los responsables del estudio reclaman un acuerdo de regulación global para conservar sus poblaciones.

Los neandertales pudieron oír y hablar como nosotros

Durante décadas la comunidad científica ha tratado de establecer si hubo alguna otra especie humana, diferente a la nuestra, que también dispusiera de lenguaje. Ahora un equipo de investigadores españoles ha reconstruido por primera vez la audición de los neandertales y ha encontrado la prueba de que hablaban.