Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece publicado en el último número de la revista ‘Archives of General Psychiatry’

Las niñas hiperactivas poseen un mayor riesgo de sufrir problemas de adaptación cuando son adultas

Un estudio elaborado por investigadores de la University College London (UCL) y la Universidad de Montreal expone que las niñas hiperactivas tienen más probabilidades de tener malas notas al finalizar sus estudios, engancharse al tabaco y tener relaciones mentalmente abusivas en las etapas posteriores de su vida.

La evaluación de las consecuencias del comportamiento agresivo e hiperactivo de las niñas no ha sido ampliamente desarrollada hasta el momento. Sin embargo, un nuevo estudio revela que la hiperactividad, combinada con una conducta agresiva en niñas de tan sólo seis años de edad, puede acarrear problemas como relaciones abusivas, falta de perspectivas laborales y embarazos en la adolescencia.

El trabajo, publicado en el último número de la revista Archives of General Psychiatry, ha llevado a cabo el seguimiento de 881 niñas canadienses desde los 6 hasta los 21 años para comprender la asociación entre conducta hiperactiva y agresiva en la niñez y los problemas de adaptación en la edad adulta temprana.

De las 881 niñas estudiadas, aproximadamente un 10% mostraba elevados niveles de conducta hiperactiva. Asimismo, otro 10% de la muestra presentaba elevados niveles de hiperactividad y conducta físicamente agresiva.

Según el estudio, las niñas que mostraban una conducta hiperactiva (agitadas, dando saltos arriba y abajo o retorciéndose) y aquellas que además mostraban agresividad física (peleando, intimidando, mordiendo o golpeando) tenían un riesgo elevado de desarrollar problemas de adaptación en la edad adulta, como adicción al tabaco, relaciones abusivas con sus parejas y fracaso escolar.

Sin embargo, la investigación indicaba que sólo las niñas que mostraban tanto hiperactividad como conducta de agresividad física presentaban posteriormente problemas de agresividad tanto física como psicológica hacia su pareja, así como embarazos precoces y dependencia asistencial.

"Nuestro estudio sugiere que las niñas con hiperactividad crónica y agresividad física en la niñez deberían participar en programas intensivos de prevención en la escuela primaria, ya que tienen mayores probabilidades de sufrir problemas de adaptación graves en su vida. Los programas dirigidos sólo al aspecto de la agresividad física dejarían fuera a un número importante de niñas en riesgo” comentó Nathalie Fontaine, investigadora de la UCL.

“Sin embargo, no todas las niñas hiperactivas y con conducta físicamente agresiva crecen teniendo graves problemas de adaptación. En nuestro estudio, aproximadamente el 25 por ciento de las niñas con problemas de conducta en la niñez no tenían problemas de adaptación en la edad adulta, aunque más de una cuarta parte tuvo al menos tres problemas de adaptación” apuntó.

Según Fontaine, “es necesario investigar más para comprender los factores que evitan o desencadenan el desarrollo de este tipo de problemas. Además deberán ser considerados en futuros estudios otros factores de riesgo más específicos de las niñas, como son la agresividad social y relacional (como la propagación de rumores o exclusión del grupo)”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría
“La pandemia es una tormenta perfecta para una oleada de trastornos mentales”
José Luis Zafra

Junto con las futuras olas de contagios de la covid-19, la OMS y la ONU esperan la llegada de problemas de salud mental que impactará especialmente en el personal sanitario. La clave para reducir este daño, según el director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Gregorio Marañón, es flexibilizar la atención psicológica, acercar los recursos y velar por una atención primaria sin colapsos. 

Alt de la imagen
Javier Olivera, psicogeriatra
“Muchas personas mayores están pasando estos meses en casa con síntomas graves de enfermedad mental”
Jesús Méndez

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, que este año viene marcado por la pandemia de la covid-19. El nuevo coronavirus está teniendo un gran impacto psicológico, especialmente entre los más mayores, y sus verdaderas consecuencias no se conocerán hasta más adelante. Hablamos de ello con el secretario de la Sociedad Española de Psicogeriatría.