Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los catalizadores de oro más pequeños y eficaces

Investigadores de la Universidad de La Rioja han demostrado la eficacia de diminutas partículas de oro, de entre 3 y 5 átomos, como catalizadores en reacciones químicas. También ofrecen las pautas para estabilizarlas sin necesidad de otros agentes externos.

Los químicos Jesús Cordón, Gonzalo Jiménez, José M.ª López de Luzuriaga y Miguel Monge han identificado y estabilizado los catalizadores de oro más pequeños y eficaces. / UR

Miembros del departamento de Química de la Universidad de La Rioja han publicado un artículo en Nature Communications en el que demuestran la eficacia de partículas de oro de entre 3 y 5 átomos como catalizadores en reacciones químicas. Además, informan de cómo estabilizarlas sin necesidad de que intervengan otros agentes externos.

Los investigadores corroboran el papel de minúsculas agrupaciones de átomos de oro, a las que denominan ‘subnanoclústeres’, como los verdaderos catalizadores –es decir, los responsables de acelerar la velocidad de las reacciones químicas- en multitud de procesos en los que se emplean moléculas más complejas de oro.

Los investigadores corroboran el papel de minúsculas agrupaciones de átomos de oro como catalizadores en multitud de procesos

Esta hipótesis, demostrada ahora experimental y teóricamente, había sido propuesta por el profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Avelino Corma, Premio Príncipe de Asturias 2014.

La obtención de estos resultados ha sido posible gracias al empleo de espectrometría de masas y medidas de luminiscencia, así como al modelizado a través de ordenador. Estas técnicas se han desarrollado por entero en los laboratorios de la Universidad de La Rioja.

Además de demostrar la existencia y funcionamiento de los ‘subnanoclústeres’ de oro, los investigadores de la Universidad de La Rioja han desvelado las condiciones propicias para lograr estabilizarlos, limitando su tendencia natural a agruparse con otras partículas, lo que les hacía perder en segundos gran parte de su poder reactivo.

Así, el artículo publicado en Nature Communications, puesto a disposición de toda la comunidad científica de manera gratuita por los autores, explica la alta reactividad de estas nanopartículas y da las pautas para su preparación como catalizadores de alta eficacia.

Aceleradores de reacciones en multitud de procesos

Los compuestos de oro se usan como aceleradores de reacciones en multitud de procesos industriales, entre los que destacan los empleados por la industria farmacéutica. Esta investigación proporciona herramientas para la mejora y sostenibilidad de estos procesos.

Los autores del artículo son José María López de Luzuriaga y Miguel Monge, del Grupo de Estudio de Interacciones Metálicas y sus Aplicaciones (GEIMA); Gonzalo Jiménez Osés, del Grupo Química Biológica Computacional (QUIBICOMP); y Jesús Cordón, doctor en Química.

Referencia bibliográfica:

Jesús Cordón, Gonzalo Jiménez-Osés, José M. López-de-Luzuriaga & Miguel Monge. “The key role of Au-substrate interactions in catalytic gold subnanoclusters”. Nature Communications8, 2017.

Fuente: UR COMUNICACION
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Primeras imágenes moleculares de un receptor olfativo en funcionamiento

Investigadores de la Universidad de Rockefeller (EE UU) han descrito el complejo mecanismo que utilizan los receptores olfatorios para detectar las moléculas odoríferas, y por primera vez ofrecen imágenes, obtenidas con microscopía crioelectrónica, de su estructura funcionando. Estos receptores son ‘promiscuos’, se pueden unir a un gran número de moléculas diferentes.

Formulan un modelo que calcula el límite de los enlaces químicos

Científicos españoles han propuesto un modelo con la distancia mínima y máxima que aguantan dos átomos sin romperse, lo que facilitará la síntesis de nuevos compuestos, como fármacos o materiales, en los laboratorios.