Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los movimientos de las fallas ayudarán a predecir terremotos

Investigadores europeos han creado un primer modelo de detección de actividad sísmica. El estudio, que se publica hoy en la revista Science, demuestra que el inicio de un terremoto está precedido por un desplazamiento de la falla. Los resultados se obtienen del análisis de uno de los seísmos mejor registrados: el terremoto que sacudió Turquía en 1999 con una magnitud de 7,6.

Dos personas buscan supervivientes del terremoto de Haití. Imagen: ONU

“Si nuevas observaciones confirman que lentos deslizamientos preceden un número importante de grandes terremotos, se podrían establecer sistemas de alerta para que la gente se reagrupara en espacios abiertos alejados de las ciudades ante un alto riesgo de seísmo”, explica a SINC Michel Bouchon, uno de los autores del estudio e investigador del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia.

El estudio europeo, que se publica hoy en Science, ha analizado el terremoto que se produjo en Izmit (Turquía) en 1999 con una magnitud de 7,6. Los resultados revelan que antes del seísmo se inició un lento desplazamiento de la falla que duró más de 40 minutos. “La fractura empezó a desplazarse desde la zona que se convertiría en el hipocentro del terremoto 44 minutos antes de que éste pasara”, apunta Bouchon.

“Durante el terremoto, las dos placas que delimitaban con la falla se desplazaron unos tres metros una sobre la otra de forma horizontal. El movimiento empezó en la base de la corteza fracturada, cerca del hipocentro, y se aceleró con rapidez dos minutos antes del inicio del terremoto”, añade el investigador.

Los científicos han creado un primer modelo de detección de actividad sísmica. Sin embargo, Bouchon reconoce que, aunque los resultados son “alentadores”, es necesario “determinar los segmentos de las grandes fallas y saber la frecuencia con la que suceden los desplazamientos para predecir los terremotos que podrían producirse en el futuro”.

--------------------------------

Referencia bibliográfica:

Michel Bouchon, Hayrullah Karabulut, Mustafa Aktar, Serdar Özalaybey, Jean Schmittbuhl, Marie-Paule Bouin. “Extended Nucleation of the 1999 Mw 7.6 Izmit Earthquake”. Science, Vol. 331, febrero de 2011. doi: 10.1126/science.1197341

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Fatoumata Kebé, astrofísica en el Observatorio de París y divulgadora
“Volveremos a la Luna por política y dinero, no por la ciencia”
Cristina Sáez

Esta astrofísica combina la investigación en contaminación espacial con la preparación para convertirse en astronauta. También realiza labores de protección medioambiental, así como de divulgación en entornos desfavorecidos. Un buen ejemplo de ello es El libro de la Luna, su última publicación, que reúne mitos, leyendas y el conocimiento que tenemos sobre este astro.

Alt de la imagen
Así se diversificaron los grandes pterosaurios con dientes

Estos enormes reptiles voladores, caracterizados por sus crestas en forma de media luna sobre sus alargados picos, estaban repartidos por todo el mundo hace millones de años. Un nuevo estudio no solo describe una nueva especie en Reino Unido, sino que caracteriza y analiza las relaciones de parentesco de los anhangüéridos, un linaje de grandes pterosaurios dentados.