Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los niños y niñas entienden antes de los ocho años la relación entre animales y plantas

¿Cuándo empezamos a ser conscientes de la interrelación entre la vida vegetal y animal? Según una investigación de la Universidad del País Vasco, antes de los ocho años los niños y niñas ya se dan cuenta de este vínculo de forma espontánea y así lo muestran en sus dibujos.

Niños y niñas de entre cuatro y siete años ya comienzan a relacionar el mundo vegetal con el animal. / UPV/EHU

Un equipo de la Universisad del Páis Vasco (UPV/EHU) ha detectado que los niños y las niñas de entre cuatro y siete años ya comienzan a relacionar el mundo vegetal con el animal, cuando se les pide que dibujen plantas. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista Sustainability.

Los investigadores han estudiado los dibujos espontáneos que 162 niñas y 166 niños (en total 328) han realizado en los últimos cursos de educación infantil y primeros de primaria.

En este sentido, recuerdan los investigadores que los dibujos de los niños y las niñas pequeñas están estrechamente vinculados con sus pensamientos y sentimientos. Por ello, el estudio de sus representaciones se considera un procedimiento valioso para comprender mejor su desarrollo conceptual.

El estudio se desarrolló en seis escuelas (cinco de Bizkaia y una en Burgos). Tres centros están ubicados en zonas urbanas con más de 75.000 habitantes y el resto están ubicadas en las áreas rurales con una población inferior a 6.000 habitantes. La distancia entre los centros no supera los cien kilómetros.

En el aula, con la ayuda de un títere, se explicó a los niños y niñas que la marioneta no conocía nada sobre el mundo vegetal y se les sugirió que podían explicarle qué son las plantas a través de los dibujos. En no más de 15 minutos, cada escolar, primero dibujando y después con los colores, expresó su manera de entender la realidad vegetal. Cada uno dispuso de 10 lápices de colores.

En las primeras etapas de la educación, los niños y niñas son capaces de distinguir conceptos biológicos fundamentales

Los dibujos fueron realizados de manera individual en una sala contigua a la clase o en un espacio específico en la misma aula. Los niños no recibieron ninguna indicación o explicación adicional con respecto a plantas, animales o interacciones entre ellos, ya sea en la presentación inicial de la actividad o durante las reuniones individuales.

Material didáctico sobre biología y sostenibilidad

Al analizar los dibujos, se observa cómo relacionan de manera correcta el mundo animal y vegetal. Por ejemplo, muestran animales alimentándose de plantas. Es decir, ya antes de los ocho años conocen y diferencian los seres vivos, e incluso a las entidades inertes como el sol, las nubes o los vehículos. Eso sí, cuanta más edad tienen más frecuentemente dibujan animales y plantas en relación.

Estos resultados evidencian que en las primeras etapas de la educación ya son capaces de distinguir conceptos biológicos fundamentales que allanan el camino a comprender los fenómenos naturales. En consecuencia, también es posible incorporar material didáctico sobre conceptos relacionados con la biología o la sostenibilidad en educación infantil y primariaa.

“En conclusión, señala José Domingo Villarroel, investigador de la Facultad de Educación de Bilbao, se puede afirmar que las evidencias que aportamos con coherentes con el supuesto de que, antes de los ocho años de edad, los niños y las niñas comienzan a comprender la interdependencia entre los seres vivos en los ecosistemas. Esta circunstancia es una oportunidad para que reflexionen sobre las conexiones ecológicas entre los seres vivos, incluidos los seres humanos. Es un objetivo educativo que, sin duda, debería tener un impacto significativo en su pensamiento ambiental”.

Referencia bibliográfica:

José Domingo Villarroel, Alvaro Antón, Daniel Zuazagoitia and Teresa Nuño. "A Study on the Spontaneous Representation of Animals in Young Children’s Drawings of Plant Life. Sustainability (2018) 10(4), 1000; doi:10.3390/su10041000

Fuente: UPV/EHU
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La exclusión educativa ha repuntado durante la pandemia de COVID-19, según la UNESCO

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura analiza los factores que excluyen a los alumnos en todo el mundo. Menos del 10 % tiene leyes para garantizar la plena inclusión. El 40% de los países empobrecidos no ha dado apoyo a los alumnos desfavorecidos en la crisis del coronavirus.

Alt de la imagen
ANÁLISIS
El coronavirus y la asfixia educativa: el confinamiento deja sin protección a la infancia más vulnerable
José Miguel Martín y Jesús Rogero

Durante estas semanas, la escuela ha reducido su función compensadora hasta hacerla casi desaparecer. Buena parte del alumnado no tiene en su casa los recursos que hacen posible el aprendizaje. Faltan ‘respiradores educativos‘. Muchos niños y niñas solo los encuentran junto a sus docentes y compañeros.