Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los reptiles pueden reconocer individualmente a los miembros de su misma especie

El reconocimiento individual no está restringido a algunas especies de mamíferos y aves altamente sociales, como tradicionalmente se pensaba. Investigadores de la Universidad de Valencia han descubierto que los reptiles también poseen capacidad para reconocer individualmente a miembros de su misma especie. El trabajo aparecerá publicado en el próximo número de Animal Behaviour.

Lagarto. Foto: SINC.

La unidad de Etología del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València, mediante el uso de un procedimiento esperimental novedoso, ha descubierto este mecanismo en machos de la lagartija ibérica.

El éxito de cualquier interacción social depende fundamentalmente de la existencia de mecanismos de reconocimiento que, por ejemplo, permitan a un individuo identificar a otro como de su misma especie, sexo o rango social. De entre todos los sistemas de reconocimiento, el más complejo es el reconocimiento individual. El reconocimiento individual permite distinguir a cada uno de los individuos de un grupo de acuerdo con características singulares de ese individuo como sus rasgos faciales, su tono de voz o su olor corporal.

Desde un punto de vista cognitivo, una de las características del reconocimiento individual es que éste requiere la formación de una representación mental única para cada individuo; por ejemplo, en el caso de la especie humana, la memoria de una cara o una voz específicas para cada individuo. Además, la formación de dichas representaciones mentales es necesariamente aprendida, fruto de la interacción repetida con cada miembro de su misma especie. Quizás por estos motivos, tradicionalmente se había considerado que el reconocimiento individual es un complejo mecanismo cognitivo que estaría restringido a algunas especies de mamíferos y aves altamente sociales.

Sin embargo, en un artículo que saldrá publicado en las próximas fechas en Animal Behaviour, la revista científica de mayor divulgación y prestigio en el campo del comportamiento animal, se demuestra que los reptiles también poseen la capacidad para reconocer individualmente a individuos de su misma especie. En particular, el estudio demuestra que los machos de la lagartija ibérica (Podarcis hispanica) son capaces de reconocer individualmente a otros machos de su misma especie a través de sus olores corporales.

Utilizando un procedimiento experimental novedoso, este estudio desarrollado por la unidad de Etología del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València no sólo constituye la primera prueba firme de este tipo de reconocimiento individual en un reptil, además, sugiere que el aprendizaje y la formación de representaciones mentales individuales es tan rápida en reptiles como en mamíferos o en aves. Este tipo de descubrimientos son vitales para entender el origen y la evolución de las características mentales que hacen única a la especie humana, así como para derribar el mito de que los reptiles son un grupo poco evolucionado de vertebrados con capacidades cognitivas inferiores a las de las aves o los mamíferos.

El trabajo lo firman, en este orden, Pau Carazo Ferrandis (estudiante de doctorado de último año perteneciente a la unidad de Etología del Instituto Cavanilles), Enrique Font Bisier (Profesor titular de la Universidad de Valencia y director de la unidad de Etología) y Ester Desfilis Barceló (antiguo miembro del Instituto Cavanilles y actualmente profesora del departamento de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid).

Fuente: UV
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El agujero de la capa de ozono vuelve a ser más grande que la Antártida

En el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, el Servicio de Vigilancia de la Atmósfera del programa europeo Copérnico ha informado sobre el estado de su agujero sobre el Polo Sur, y al igual que el año pasado, supera en tamaño al continente antártico.

Las cenizas de incendios forestales en Australia fertilizaron el océano Pacífico

Un estudio internacional, codirigido por el Centro Nacional de Supercomputación, demuestra que las partículas emitidas por una oleada de fuegos en el país austral causaron un crecimiento generalizado de algas microscópicas marinas a miles de kilómetros.