Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Microscopios electrónicos de Zaragoza, los más solicitados de un consorcio europeo

El Instituto Universitario de Investigación de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza es el centro líder de un consorcio de microscopía electrónica en Europa. Es el que recibe más solicitudes por parte de la comunidad científica internacional para realizar sus experimentos sobre nuevos materiales.

En la fotografía, José María De Teresa, Etienne Snoeck y Ricardo Ibarra.

Los dos microscopios electrónicos de transmisión de ultra alta resolución, conocidos como Titán, que tiene el Laboratorio de Microscopías Avanzadas (LMA) del Instituto de Investigación en Nanociencia de Aragón (INA, Universidad de Zaragoza) encabezan el ranking de peticiones de servicio recibidas hasta la fecha en un consorcio europeo.

Este consorcio, en el que participan tres empresas y 14 universidades y centros de investigación, trabaja desde el año pasado en el proyecto ESTEEM 2, que proporciona acceso a los científicos y las compañías a los microscopios electrónicos más avanzados.

Recientemente el coordinador europeo del consorcio, Etienne Snoeck, director de investigación en el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), ha visitado las instalaciones de microscopía del centro aragonés, en una sesión de trabajo encabezada por Ricardo Ibarra, director del INA, y por José María de Teresa, coordinador del LMA.

Un acceso transnacional

El proyecto se va a desarrollar durante cuatro años y cuenta con un presupuesto de 7.486.016 euros. De los 17 miembros del consorcio, solo dos son españoles: la Universidad de Cádiz y la Universidad de Zaragoza, a través del INA, y solo el centro aragonés proporcionará acceso a sus instalaciones mediante el denominado acceso transnacional.

El grupo de trabajo para el desarrollo de la microscopía electrónica (ESTEEM) fomenta la investigación en sus áreas más avanzadas y facilita el acceso a las infraestructuras relativas a este ámbito presentes en la Unión Europea. Así, científicos y empresarios pueden acceder a algunas de las técnicas más potentes de caracterización disponibles a escala nanométrica para el desarrollo de nuevos materiales. De este modo, se pretende asegurar que la falta de infraestructura no impida el desarrollo de nuevos experimentos.

La duración de los experimentos se extiende de 1 a 5 días y una de las principales novedades es el acceso transnacional que implica que los usuarios que lo soliciten deben proceder de otros países (pertenecientes a la Unión Europea o estados asociados), diferentes al que dispone de la infraestructura que se quiere utilizar.

Investigadores de Francia, Reino Unido, Suiza, Austria y Suecia son usuarios

Así, desde el inicio del proyecto en octubre de 2012, el LMA y sus dos microscopios Titán han recibido grupos de científicos procedentes de Francia (UM2 -Universidad Científico-Técnica de Montpellier e Instituto de Química y Materiales de París, entre otros), Reino Unido (Universidad de Birmingham), Suiza (Escuela Politécnica de Zurich), Austria (Universidad de Johannes Kepler) y Suecia (Universidad de Estocolmo).

Las solicitudes son evaluadas por reconocidos expertos en microscopía electrónica que tienen en cuenta, entre otras cosas, la calidad científica de la propuesta, la necesidad del uso de infraestructura avanzada, la viabilidad del experimento, la posibilidad de aplicación e interés industrial y otras cuestiones como la seguridad y el impacto medioambiental.

Los microscopios Titán llegaron a la capital aragonesa en el año 2009. Fueron los primeros equipos con corrección de aberración esférica instalados en España, y en todo el arco mediterráneo.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nueva nanotecnología para convertir luz infrarroja en visible

Dos grupos independientes de científicos, con participación de la Universidad Politécnica de Valencia en ambos, han diseñado nanoantenas capaces de detectar la luz infrarroja invisible y convertirla en visible. El avance abre la puerta a nuevos sistemas de vigilancia ambiental y observación del universo.

Nuevo microscopio cuántico para muestras fotosensibles

Investigadores del ICFO y otros centros internacionales han fabricado un microscopio que utiliza luz cuántica, con entrelazamiento de fotones, para obtener mejores imágenes de muestras demasiado sensibles a la luz habitual. La técnica se ha probado con éxito para observar proteínas.