Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevo dispositivo para detectar fugas de gas

Una empresa spin-off participada por la Universidad Carlos III de Madrid ha presentado un sistema que detecta emisiones de gases nocivos y contaminantes para el medioambiente. Esta tecnología minimiza las posibilidades de que se produzcan fugas de gas en la industria y podría aplicarse en el ámbito doméstico.

La nueva cámara detectora de gas. / UC3M

Las industrias que operan o transportan gas corren el riesgo de sufrir fugas, con los peligros que ello conlleva. “Por una parte, podrían producirse problemas de seguridad, porque esos gases pueden ser tóxicos o venenosos; por otra parte, podrían producirse problemas a nivel medioambiental, dado que otros gases poseen un efecto invernadero muy superior al del CO2” , explica Francisco Cortés, CEO de Sensia Solutions, una spin-off participada por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

Este producto aúna dos tecnologías conectadas a través de bluetooth que localiza y cuantifica la cantidad de gas emitido

Para detectar estas fugas, Sensia ha desarrollado un producto innovador que aúna dos tecnologías (Sniffer y Optical Gas Imaging) conectadas a través de bluetooth, que localiza y cuantifica la cantidad de gas emitido.

“Para realizar una inspección en unas instalaciones grabamos un vídeo con nuestros equipos, lo que nos permite comprobar perfectamente de forma visible si se está produciendo o no una emisión fugitiva del gas. Y si es así, posteriormente, empleamos otros equipos alternativos que permiten cuantificar la cantidad de gas que se está fugando”, añade Cortés, que también es investigador del Laboratorio de Sensores de Teledetección e Imagen en el Infrarrojo de la UC3M.

Con esta tecnología, se ofrece una solución a esta problemática a un coste asequible. Además, su implantación en tareas de operación y mantenimiento permitiría reducir hasta un 70% la huella de carbono que proviene de fugas de gas.

El dispositivo está pensado para un uso industrial, según apuntan desde la compañía, aunque también tiene aplicación a nivel doméstico para el control de potenciales fugas, como en calderas o vehículos propulsados por gas.

Vínculo con el Parque Científico de la UC3M

Uno de los factores que ha favorecido el desarrollo de este producto ha sido el vínculo que Sensia mantiene con la UC3M y su Parque Científico, que le ha permitido “estar a la vanguardia a nivel mundial”, según Cortés. “Gracias a todas las investigaciones desarrolladas desde hace muchos años en la universidad, es la única empresa en el mundo que está ofreciendo soluciones realmente asequibles, en términos de coste, relacionadas con la detección de emisiones fugitivas”, añade.

Después de dos años de desarrollo con fondos europeos, este sistema ya está disponible a nivel comercial. Este es uno de los hitos más relevantes del proyecto GaSeS de Sensia y el resultado del primer año del proyecto en SME Instrument, una convocatoria del programa europeo de investigación Horizonte 2020, que ofrece ayudas a empresas para el desarrollo de un proyecto en todas sus fases, desde la evaluación y viabilidad del concepto, hasta su comercialización y explotación de resultados.

Fuente: UC3M
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La Universidad de Oxford reanuda los ensayos de su vacuna contra la covid-19
SINC

Las pruebas de fase III que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca se interrumpieron el pasado 6 de septiembre por la reacción adversa en uno de los voluntarios. Ahora, el Organismo Regulador de los Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido ha confirmado que es seguro continuar con el ensayo clínico.

Alt de la imagen
Paran el ensayo de la vacuna contra la covid-19 de Oxford por una posible reacción adversa en un participante

Las pruebas de fase III de una de las candidatas de vacuna más avanzadas han sido interrumpidas por la enfermedad de uno de los voluntarios. Expertos consultados por SINC confirman que es motivo para paralizar el ensayo hasta que se discrimine si la dolencia es debida a la vacuna, ya que deben primar la seguridad y transparencia.