Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevos sistemas de producción de microalgas más baratos y sostenibles

Investigadores de Iberdrola Ingeniería y Construcción y ainia centro tecnológico han diseñado nuevos ‘fotobiorreactores’ con intensificadores de luz y temperatura que resultan más sostenibles y económicos que los actuales. Estos dispositivos se destinan al cultivo de microalgas, de gran interés en biotecnología.

Técnicos del proyecto trabajando con un fotobiorreactor. Imagen: ainia.

Iberdrola Ingeniería y Construcción y ainia centro tecnológico han diseñado los primeros fotobiorreactores de microalgas basados en un sistema de intensificadores lumínicos y térmicos, que pueden ser la solución para alcanzar mayores rendimientos, reduciendo así los costes y mejorando los ratios de rentabilidad por explotación.

Los fotobiorreactores son equipos para cultivar de una forma controlada microalgas. Estas necesitan fundamentalmente agua, nutrientes como nitrógeno, dióxido de carbono (CO2) y luz para su crecimiento y bioproducción. El sistema está pensado especialmente para entornos desfavorables a estos elementos, especialmente en cuanto a la disponibilidad de luz solar.

Por su parte, las microalgas son organismo de interés no sólo por su potencial uso energético, sino también porque pueden contener gran variedad de compuestos de valor en el mercado, como polisacáridos, lípidos, proteínas, espesantes, carotenoides, pigmentos, vitaminas, esteroles y enzimas. También antibióticos, cosméticos, productos farmacéuticos y otras sustancias químicas, algunas con propiedades antioxidantes o biocidas.

Transformar residuos en biomasa útil

Además, se ha demostrado que son capaces de transformar sustancias y aguas residuales en biomasa útil (materia orgánica obtenida tras un proceso biológico de la que se obtienen compuestos de interés o energía), utilizando para ello CO2 como fuente de carbono. De esta forma, a la vez que las microalgas actúan como sistemas naturales de depuración, se convierten en una fuente de biomasa limpia y renovable.

El avance se enmarca dentro del proyecto CENIT VIDA (Valoración Integral De Algas), una iniciativa promovida por un consorcio de 13 empresas y 25 organismos de investigación que trata de generar el conocimiento y las tecnologías necesarias para desarrollar un nuevo concepto de BIO Ciudad, Autosuficiente y Sostenible (BioCAS).

La idea es aplicar al entorno urbano una nueva cultura integrada de aprovechamiento de los recursos naturales, de los residuos y de las sustancias contaminantes, mediante el uso de algas y microalgas. La iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad y ha sido financiada por CDTI.

VIDA contribuye al concepto de ciudad sostenible, en el que las microalgas no sólo serán utilizadas como fuente de energía limpia y renovable, sino también como materia prima para el abastecimiento de las necesidades y requerimientos básicos de sus habitantes.

El proyecto CENIT VIDA

Además de 25 organismos de investigación, en este proyecto participan las siguientes 13 empresas: Algaenergy, Andres Pintaluba, Aqualia Gestión Integral del Agua, Biogas Fuel Cell, Cervera & Pioz Arquitectos Slp, Ct Ingenieros, Everis Servicios Energéticos, Fertiberia, Fundación Cajamar, Iberdrola Ingeniería y Construcción, Industrias Químicas Irurena, Inkoa Sistemas, y Repsol.

Fuente: ainia centro tecnológico
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La vacuna de Oxford contra la covid-19 genera una respuesta inmunitaria “robusta” en mayores de 55 años

Resultados preliminares indican que esta candidata a vacuna, desarrollada por la universidad británica y AstraZeneca, produce anticuerpos protectores y células T en las personas de más edad. Estos datos aún no han sido publicados en ninguna revista científica.

Alt de la imagen
Catherine D'Ignazio, coautora del libro ‘Data Feminism’
“Las prácticas clásicas en ciencia de datos fomentan el sexismo. El feminismo de datos lo combate”
Ana Hernando

Los algoritmos de inteligencia artificial y big data fomentan el machismo, el racismo y el clasismo, asegura esta profesora de Ciencia y Planificación Urbana en el MIT, que es también una activista de género y una hacker con el apodo de kanarinka. En su libro Data Feminism ofrece pautas para desvelar y contrarrestar estos sesgos discriminatorios.