Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Se basa en compuestos vegetales

Patentan un procedimiento para reducir el colesterol en sangre

Científicos españoles han desarrollado un procedimiento, basado en la estimulación de cultivos líquidos de células vegetales con compuestos naturales, que provoca que compuestos beneficiosos para la salud se acumulen y alcancen niveles superiores a los que se encuentran en la planta que los produce cuando esta se cultiva en el campo.

Colesterol. / UM

Investigadores de las Universidades de Murcia y Alicante han descrito un nuevo método, basado en la estimulación de cultivos líquidos de células vegetales con compuestos naturales, que provoca que compuestos beneficiosos para la salud se acumulen y alcancen niveles superiores a los que se encuentran en la planta que los produce cuando ésta se cultiva en el campo.

Este método utiliza ciclodextrinas, que se obtienen de la degradación del almidón y que actúan estimulando a los cultivos celulares para la producción de fitoesteroles y otros compuestos bioactivos beneficiosos para la salud.

Otro de los compuestos naturales usados para la producción de estos compuestos bioactivos es el jasmonato de metilo, un derivado de la esencia de jazmín.

“Este procedimiento biotecnológico constituye una alternativa novedosa e innovadora frente a las técnicas de extracción clásicas realizadas a partir de materia prima vegetal o síntesis química convencional por las que se obtienen estos compuestos bioactivos, ya que se trata de un sistema de producción estable, independiente de la estacionalidad y de los factores climáticos y geográficos de los que dependen las plantas que se cultivan en el campo”, explica Mª Ángeles Pedreño, una de las investigadoras.

Los fitoesteroles son particularmente abundantes en el reino vegetal ya que están presentes en los frutos, semillas, hojas, tallos y raíces de prácticamente todos los vegetales conocidos. Por este motivo, también están presentes normalmente en nuestra dieta. Se estima que la ingesta diaria de fitoesteroles, que es muy variable ya que depende de los hábitos alimentarios de la población, se encuentra en un rango que oscila desde los 160 mg/día hasta los 500 mg/día.

Este método utiliza ciclodextrinas que estimulan a los cultivos celulares para la producción de fitoesteroles y otros compuestos beneficiosos para la salud

Otra arma para la prevención

Investigaciones previas realizadas sobre el resultado que los fitoesteroles tienen en la salud humana han puesto de manifiesto que tienen un efecto hipocolesterolémico (reducción de los niveles de colesterol en sangre), ya que disminuyen tanto el colesterol total como el ligado a proteínas de baja densidad (LDL), por lo que su ingesta previene la aparición de enfermedades cardiovasculares. Actualmente, existen otros estudios que indican que los fitoesteroles poseen propiedades inmunomoduladoras que podrían ser beneficiosas para la prevención del cáncer de colón, de mama y el control de la hiperplasia prostática benigna.

Esta tecnología también se puede aplicar para obtener los compuestos bioactivos de algunas plantas silvestres, ya que cultivando estas plantas in vitro en el laboratorio y aplicando el procedimiento para su estimulación se obtienen los compuestos beneficiosos para la salud y se evita la sobreexplotación de esa especie vegetal que podría conducir finalmente a su extinción.

Un ejemplo del éxito industrial alcanzado en este sentido es la producción de taxol que es un compuesto muy utilizado en la quimioterapia contra el cáncer. De esta manera, en lugar de realizar la extracción del taxol a partir de la corteza del árbol que lo produce, el tejo, se han conseguido obtener grandes cantidades de taxol a partir de cultivos líquidos de células del propio tejo. Además, Pedreño explica que otra ventaja destacable del procedimiento es el reducido espacio que se requiere para el cultivo in vitro y la estimulación de las células vegetales y la facilidad con la que se realiza el proceso de extracción y purificación.

Esta patente ya ha sido licenciada para iniciar el estudio del uso de fitosteroles en bebidas de fruta por la compañía AMC Grupo Alimentación S.A., mediante un contrato de investigación liderado por la doctora Pedreño y por el departamento de innovación de la empresa. Además, está siendo cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).

Fuente: UCC-PRINUM
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La vacuna contra la gripe, aliada frente al coronavirus en 2020

Comienza la campaña de vacunación de la gripe y, este año, los expertos piden más que nunca reforzar la inmunización. El objetivo es evitar complicaciones y fallecimientos en personas vulnerables y evitar una sobrecarga en el sistema asistencial ante la coexistencia de la epidemia con la pandemia de covid-19.

Jaime Signes-Costa, neumólogo
“Cuando los pacientes son dados de alta les quedan secuelas, no es una curación completa”
Adeline Marcos

Casi 1,7 millones de personas se han recuperado de la COVID-19 en todo el mundo, pero muchas sufren efectos secundarios de los que aún se conoce poco. El jefe de servicio de Neumología del Hospital Clínico Universitario de Valencia lidera un proyecto que pretende saber de forma precoz quiénes pueden presentar alteraciones funcionales respiratorias a corto y medio plazo.