BIOMEDICINA Y SALUD: Salud pública

Un enigma que los científicos aún no han sido capaces de resolver

Por qué las bacterias son cada vez más resistentes a los antibióticos

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Un investigador de la Universidad de Granada ha formulado una nueva hipótesis que podría revolucionar la industria farmacéutica: ¿por qué las bacterias son cada vez más resistentes a los antibióticos? Su trabajo ha determinado que el uso de antibióticos puede provocar, incluso, que bacterias que no eran resistentes adquieran dicha resistencia porque captan el ADN de otras que sí lo son.

Más información sobre:
antibióticos
resistencia
bacterias

UGR | 13 febrero 2013 13:47

<p>Placa Petri con colonias de bacterias creciendo en un sustrato azaroso. / UGR.</p>

Placa Petri con colonias de bacterias creciendo en un sustrato azaroso. / UGR.

Mohammed Bakkali, experto de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada (UGR), sostiene que el abuso que hacemos de los antibióticos “obliga” a las bacterias a captar ADN de otras bacterias que sí son resistentes a ellos, ya que la presencia de antibióticos las somete a un enorme estrés.

El abuso que hacemos de los antibióticos “obliga” a las bacterias a captar ADN de otras bacterias que sí son resistentes a ellos

“De este modo, las bacterias que no eran resistentes se convierten en resistentes de forma completamente accidental al ingerir este ADN, e incluso pueden hacerse mucho más virulentas, en parte debido al estrés al que las sometemos cuando abusamos del uso de los antibióticos”, apunta el investigador.

Desde hace décadas, científicos de todo el mundo investigan cuándo, cómo y por qué las bacterias captan ADN de otras bacterias resistentes a los antibióticos, haciéndose así resistentes también.

Mientras que las respuestas al cuándo captan el ADN (en situaciones desfavorables o estresantes) y al cómo es el aparato que las bacterias usan para captarlo están claras, hasta la fecha “nadie ha determinado la razón que lleva a las bacterias a ingerir ese material genético”, apunta Bakkali en un trabajo publicado en el último número de la revista Archives of Microbiology.

En condiciones normales, una bacteria podría tener mucho que perder si ‘decide’ captar ADN, ya que no dispone de un ‘lector’ que le permita captar solo las moléculas que le son útiles y lo más probable es que este ADN le sea dañino, e incluso letal.

No quieren ese ADN, porque lo rompen

En su artículo, Bakkali argumenta que, en realidad, las bacterias no buscan ADN para captar (parecen no ‘querer’ ese ADN, ya que están continuamente degradándolo, es decir, rompiéndolo)  y que dicha captación es un evento fortuito y sub-producto de un tipo de motilidad bacteriana que forma parte de su respuesta al estrés al cual la bacteria puede verse sometida.

Por lo tanto, el uso indiscriminado de antibióticos que hacemos en la actualidad “no solamente selecciona las bacterias resistentes, sino que también hace que las bacterias capten más ADN, debido al aumento de su motilidad en respuesta al estrés que les impone el antibiótico”.

El resultado es que el estrés impuesto por el propio antibiótico induce la captación de material genético que puede conferir resistencia al antibiótico por parte de bacterias que de otra forma no iban a captar ese ADN ni hacerse resistentes al antibiótico. Además, dicho efecto se ve potenciado por su inespecificidad, ya que ocurre tanto en el patógeno diana como en otras bacterias. 

El investigador afirma que, cuando una bacteria capta ADN procedente de otra que era resistente a un antibiótico (y que pudo morir debido a otro factor ambiental), la bacteria que lo capta consigue resistencia a ese antibiótico. “De esta forma las bacterias pueden ir añadiendo arsenal de resistencia a antibióticos y terminar resistentes a una amplia gama de estos, como es el caso de la cepa multi-resistente de un estafilococo, llamado Staphylococcus aurius, que causa estragos en muchos quirófanos”.

Referencia bibliográfica:

M. Bakkali. "Could DNA uptake be a side effect of bacterial adhesion and twitching motility?". Archives of Microbiology (Springer).  DOI 10.1007/s00203-013-0870-1 http://link.springer.com/article/10.1007/s00203-013-0870-1

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: UGR

Comentarios

  • albertogardel |16. febrero 2013 15:57:52

    Felicidades por vuestro reciente "lustroversario", os queria comentar una errata en la especie de estafilo que pone aurius en vez de aureus. Un cordial saludo.

    Responder a este comentario

  • ELIAS SANCHEZ ESPINOZA |10. junio 2013 16:03:03

    ES MUY MALO
    ¿QUE ES ESTO'
    POR FAVOR .............
    CAMBIEN ESO...........QUE HORRIBLE

    Responder a este comentario

  • José de -Jesús Tejada Maury |03. julio 2015 10:25:11

    Barranquilla, Colombia, 1 de julio de 2015.
    LA SUPERBACTERIA NO EXISTE, EXISTE LA BACTERIA TRANS.Por: José de Jesús Tejada Maury (*)
    Lo que la ciencia moderna ha denominado superbacteria, en la realidad no existe, las bacterias resistentes a los antibióticos son un mito de la farmacología moderna.
    No existe la superbacteria resistente a los antibióticos, sino son los antibióticos los que son ineficaces, ya que el problema no radica en la molécula química del antibiótico, sino en los acarreadores, los acarreadores son los portadores del principio activo o los penetradores, es decir; los que ayudan a entrar la molécula que desintegra la cubierta que protege a la bacteria. Las bacterias contienen una cubierta protectora llamada mureína o péptidoglicano, por lo general las bacterias están constituidas en un 94% de agua, su única protección es la cubierta o cápsula que la cubre, denominada péptidoglicano o mureína.
    Lo que hace que la cubierta protectora de la bacteria se endurezca o se haga impenetrable y el antibiótico no cumpla en apariencia su misión de destruir por lisis a la bacteria, son las condiciones líquidas del medio en que habita, para entendimiento del tema más bien deberíamos llamarlas bacterias trans, para entender que a nivel del metabolismo, los enlaces carbono de la capa mureína o péptidoglicano va sustituyendo átomos de carbono por hidrógeno, sucede como el mecanismo de las grasas, mediante procesos de industrialización, a través de hidrogenación los aceites se van trasformando en margarinas y se endurecen, pues bien este mecanismo es similar al del cuerpo humano y su proceso digestivo , mientras más aumente la acidez del medio que rodea el hábitat de las bacterias , estos radicales H+ permitirán desplazamientos de átomos de Carbono para ser reemplazados por hidrógenos .Esto es lo que endurece la cubierta protectora de la bacteria. Por consiguiente el problema no es que la bacteria sea resistente al antibiótico, sino es el mecanismo de penetración del antibiótico el ineficaz .La cubierta de la bacteria se convierte prácticamente en un ácido graso insaturado.
    Por consiguiente si cambiamos la terminología, es decir que el asunto deje de ser un problema semántico para poder interpretar y llevarlo a la práctica, entender que no debemos llamarla superbacteria, sino bacteria Trans, solucionaríamos el problema de una manera sencilla, produciendo los mecanismos de óxido-reducción de las moléculas comprometidas en el proceso de la alta hidrogenación de la cubierta péptidoglicano o mureína , para que las reacciones fisicoquímicas destruyan ésta cubierta trans.
    El antibiótico destruye a la bacteria por lisis y no mediante afinidad o paternidad genética selectiva, por consiguiente el argumento de que la bacteria sufre una mutación genética y se hace resistente a los antibióticos carece de fundamento científico.
    (*) Investigador Científico.Email:jotema044@gmail.com

    Responder a este comentario

  • Ricardo de ti nmas |09. agosto 2017 07:44:00

    muy interesante acerca sobre el tema

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER