Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Primer retrato robot del nuevo continente Zelandia

Primer retrato robot del nuevo continente Zelandia

Los primeros resultados de los estudios de los más de 8.000 microfósiles recogidos en la expedición científica al continente sumergido en el Pacífico, Zelandia, ya permiten conocer el aspecto que tenía hace millones de años, cómo evolucionó como un continente independiente tras separarse de Australia y la Antártida hace 80 millones de años, cómo cambió la profundidad de sus mares a lo largo del tiempo, en qué momentos emergió y se hundió, condicionando las migraciones de las especies, las corrientes oceánicas y el clima global.

Laia Alegret junto al resto de compañeros de la expedición. Autor Organización de la expedición-Unizar.

Laia Alegret, micropaleontóloga de la Universidad de Zaragoza, es la única científica española que durante dos meses ha participado durante junto a otros 31 científicos en la expedición científica al océano Pacífico a bordo del buque de perforación Joides Resolution dentro del prestigioso programa de perforación oceánica International Ocean Discovery Program (IODP), que ha financiado la expedición con más de 12 millones de euros.

En su laboratorio de Geológicas ha comenzado a analizar los 8.000 microfósiles obtenidos en seis perforaciones del fondo marino del nuevo continente, que con una superficie sumergida de unos 5 millones de kilómetros cuadrados, solo emergen Nueva Zelanda y Nueva Caledonia.

Estos primeros análisis de las muestras ya comenzaron durante la expedición. “Los resultados de estos primeros estudios han sido asombrosos porque han cambiado lo poco que se sabía sobre este continente oculto”, explica Laia Alegret.

“Los resultados de estos primeros estudios han sido asombrosos porque han cambiado lo poco que se sabía sobre este continente oculto”, explica Laia Alegret

“Nos han permitido conocer qué aspecto tenía hace millones de años, cómo evolucionó como un continente independiente tras separarse de Australia y la Antártida hace 80 millones de años, cómo cambió la profundidad de sus mares a lo largo del tiempo, en qué momentos emergió y se hundió, condicionando las migraciones de las especies, las corrientes oceánicas y el clima global. Además, se ha podido precisar el movimiento de las placas tectónicas, que parece tener relación con la formación del Anillo de Fuego del Pacífico. Estos resultados aportan información sobre el cambio climático y sobre procesos geológicos fundamentales, con implicaciones en la prevención de riesgos geológicos como el vulcanismo o los terremotos”, apunta muy satisfecha.

70 millones de años

En este viaje científico se han realizado sondeos en el fondo marino en seis puntos del Pacífico suroeste, en el Mar de Tasmania. Se han recuperado más de 2,5 km de sondeos que contienen los sedimentos depositados en Zelandia durante los últimos 70 millones de años, y en los que han quedado registrados no solo los movimientos de las placas tectónicas y la evolución de este continente, sino también los cambios climáticos globales.

El balance de la expedición es muy positivo, porque a pesar de los contratiempos técnicos, médicos y meteorológicos, se han alcanzado los objetivos planteados. “Esto constituye simplemente un análisis previo para poder planificar los estudios detallados que llevaremos a cabo durante los próximos años”, subraya la investigadora del IUCA y anuncia que “en enero de 2018 realizaremos los muestreos detallados de los sondeos en las instalaciones del IODP en College Station, Texas”.

Se han recuperado más de 2,5 km de sondeos que contienen los sedimentos depositados en Zelandia durante los últimos 70 millones de años

Las muestras seleccionadas por Alegret serán estudiadas en la Universidad de Zaragoza, lo cual revierte sobre la ciencia en España. En colaboración con grupos de investigación internacionales, se prevé publicar los primeros resultados a lo largo de 2018.

Laia Alegret es paleontóloga, pertenece al Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza y es miembro del Grupo del IUCA que investiga la extinción y reconstrucción paleoambiental desde el Cretácido al Cuaternario. Su experiencia en el estudio de fósiles microscópicos permitió que fuera seleccionada para esta expedición.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
OPINIÓN
La lucha contra los microplásticos pasa por el estudio de los ríos
David León Muez

La basuraleza es un problema global: cada día toneladas de residuos derivados de actividades industriales, agrícolas o domésticas acaban en la naturaleza causando, no solo un daño estético, sino una amenaza para la supervivencia de los ecosistemas. En el caso de los microplásticos, el problema tiene solución gracias a la puesta en marcha de acciones para detectarlos en sistemas acuáticos continentales.

Alt de la imagen
Más de 200.000 toneladas de plástico se vierten al Mediterráneo cada año

Un nuevo informe de Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza revela que el equivalente a más de 500 contenedores de transporte al día, unas 229.000 toneladas de plástico, se vierten al mar Mediterráneo al año. Si no se toman medidas significativas para abordar la mala gestión de los residuos, esta cifra será por lo menos el doble en 2040.