Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Promover el pensamiento paradójico podría mejorar conflictos como el palestino-israelí

En plena reactivación del conflicto entre palestinos e israelíes, un grupo de investigadores ha publicado un estudio con 161 judíos de Israel que, al ser expuestos a pensamientos paradójicos, recondujeron sus opiniones hacia la búsqueda de la paz. El experimento ha consistido en suministrar a los voluntarios ideas consistentes con sus creencias, pero presentándolas de una manera que parezcan extremas o irracionales.

Los participantes sometidos a pensamiento paradójico estuvieron más dispuestos a reevaluar sus posiciones y a transigir. / ygurvitz

Un equipo de investigadores de psicología de las universidades de Tel-Aviv, Jerusalén y Herzliya, todas en Israel, ha realizado un trabajo que demuestra que la introducción del pensamiento paradójico puede contribuir a una mayor apertura de ideas y un cambio de perspectiva en sociedades con conflictos enquistados como el palestino-israelí.

El estudio, publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), señala que habitualmente las estrategias de intervención en enfrentamientos implican la presentación de información para desestabilizar las creencias de los bandos en conflicto y así inspirar un cambio de perspectiva.

“Sin embargo, estas tácticas pueden provocar que las personas vean amenazadas sus ideas y acaben ignorando la nueva información, aferrándose a sus viejas creencias”, explica Eran Halperin, autor principal del trabajo.

Halperin y sus colegas de investigación experimentaron con una estrategia alternativa en la que emplearon técnicas de pensamiento paradójico. Para ello, enseñaron durante un mes a un grupo judíos de Israel vídeos que ilustraban “ideas consistentes con las creencias de estas personas, pero presentándolas de una manera que parecieran extremas o irracionales”, señala.

En el experimento se mostraron a los voluntarios ideas consistentes con sus creencias, pero de manera que parecieran extremas o irracionales

En los vídeos, los autores mostraron a un grupo de los 161 participantes un escenario de control y a otro uno en el que se sugería que poner fin al conflicto con los palestinos podría poner en peligro los valores judío-israelíes de justicia, moral y unidad.

Más propensos a transigir

Los participantes que vieron los vídeos diseñados para fomentar el pensamiento paradójico dijeron sentirse más dispuestos a reevaluar sus posiciones, a transigir, y culparon menos a los palestinos de la perpetuación de la lucha que el grupo control al que se mostró anuncios genéricos de televisión.

Los voluntarios de equipo sometido a las ideas paradójicas también manifestaron mayor tendencia a votar por partidos favorables a la búsqueda de la paz, en las elecciones generales de Israel 2013, que los del grupo de control. Además, mantuvieron una mayor voluntad de compromiso al ser encuestados un año después.

Por todo ello, los investigadores israelíes opinan que las tácticas de pensamiento paradójico podrían contribuir a promover la resolución de conflictos a largo plazo.

Referencia bibliográfica:

Eran Halperin et al. “Paradoxical thinking as a new avenue of intervention to promote peace”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), 14 de julio de 2014.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las científicas pueden sentirse más ‘impostoras’ en disciplinas que premian la brillantez

Las mujeres y los científicos noveles pueden sentir con más frecuencia el ‘síndrome del impostor’ cuanto más perciben que una disciplina académica requiere talento o ser brillante para tener éxito. Así lo revela un nuevo estudio realizado en EE UU que sugiere que estos sentimientos podrían obstaculizar la carrera de los investigadores a largo plazo.

Las personas se fían de la inteligencia artificial en las elecciones de voto y de pareja

Dos investigadoras españolas han realizado varios experimentos para demostrar cómo la IA puede influir en decisiones tan importantes como elegir candidatos políticos o buscar citas románticas. Todo ello, pese a haber usado un algoritmo ficticio.