Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Historia

Reivindican el legado de dos médicos españoles del siglo XIX a la neurología

José Benito Lentijo y Mateo Martínez Ramos fueron los primeros en describir, en 1821, la neuralgia occipital con el caso de un soldado de 23 años. Benito también fue el primero en introducir el concepto de neuralgia en la medicina española, según evidencia un estudio de investigadores españoles.

La neuralgia occipital es un dolor originado por los nervios occipitales, e incluye la neuralgia del nervio occipital mayor y la neuralgia de los nervios occipitales menor y tercero. / DICYT

A la neuralgia occipital, un tipo de dolor de cabeza, se le denomina comúnmente neuralgia de Arnold. Como en otras muchas ocasiones, las figuras importantes en la historia de la medicina ponen nombre a las estructuras anatómicas o enfermedades que describieron o en las que tuvieron un importante papel.

Sin embargo en el caso de la neuralgia de Arnold había un error histórico, advertido por dos neurólogos españoles, Robert Belvís, del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona) y Ángel Luis Guerrero, del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

La neuralgia occipital, que afecta a tres de cada 100.000 personas, es un dolor originado por los nervios occipitales, e incluye la neuralgia del nervio occipital mayor (GON, por sus siglas en inglés) y la neuralgia de los nervios occipitales menor y tercero. Estos nervios se distribuyen desde la parte alta cervical hacía arriba llegando casi hasta la frente. Inervan los músculos de la nuca y proporcionan sensibilidad al cuero cabelludo. Cuando se produce una neuralgia, el dolor se produce habitualmente de dos formas: de forma episódica, breve, de tipo eléctrico como una corriente o como una quemazón constante.

La neuralgia occipital “no suele estar producida por ninguna lesión grave pero el dolor puede ser muy fuerte y por lo tanto alterar la calidad de vida y el rendimiento. Incluso en casos extremos puede existir una tendencia suicida”, apuntan los investigadores.

El nervio que más a menudo causa neuralgia es el GON, que se denomina generalmente de forma errónea nervio de Arnold, por lo que a la neuralgia también se le llama neuralgia de Arnold.

Estos dos doctores, expertos en cefaleas, se encontraban escribiendo un libro y se dispusieron a buscar la cita bibliográfica en la que Arnold describía la neuralgia occipital. Pero nunca la encontraron. “En ninguno de los artículos de revistas médicas que hablan sobre la neuralgia occipital encontramos una cita de Arnold”, recuerdan.

Esto les motivó a investigar más sobre el tema. “Arnold eran dos, padre e hijo, y el hijo, que es el más famoso, no describió estructuras anatómicas si no enfermedades. El padre era profesor de anatomía en Heidelberg (Alemania) y describió una neuralgia que es la neuralgia laríngea –la auténtica neuralgia de Arnold- que no tiene nada que ver con el nervio occipital”, detallan.

Al seguir investigando, encontraron información sobre una cita de una antigua revista madrileña, Décadas médico-quirúrgicas y farmacéuticas, y entraron en la hemeroteca de la web de la Biblioteca Nacional de España donde localizaron la revista y un artículo de 24 páginas de José Benito Lentijo y Mateo Martínez Ramos, publicado en 1821.

Los médicos españoles publicaron un estudio en 1821 en el que describieron por primera vez la neuralgia

Detallar el dolor desde el punto de vista anatómico

En este artículo, Benito y Martínez explicaban cómo un soldado de 23 años presentaba el dolor y lo detallaban con precisión desde el punto de vista anatómico para concluir que no se trataba de una cefalea, sino de una neuralgia.

Tal y como apuntan los investigadores, “las neuralgias eran desconocidas en España” pero Benito “estaba influenciado por la medicina francesa, incluso había traducido libros al español, y en el artículo menciona que Chaussier, un médico francés de la época, había descrito una nueva entidad que se llamaba neuralgia”.

Finalmente, el soldado que describen Benito y Martínez acaba muriendo de dolor “porque en aquella época no había analgesia efectiva y por lo tanto la gente podía morir de dolor, algo que hoy nos parece incomprensible”, subrayan.

Sin embargo, el hecho de que estos dos médicos españoles realizaran la primera descripción de la neuralgia occipital a principios del siglo XIX les otorga, tal y como reivindican los investigadores, un papel destacado en la historia de la neurología. Benito y Mateo ya habían descrito en detalle la neuralgia occipital antes de que naciera Arnold y la habían llamado neuralgia cervico-suboccipital.

Esta revisión histórica, publicada en la revista Neurological Sciences, tiene una segunda vertiente y es que Benito también fue el primero en introducir el concepto de neuralgia en la medicina española. Una fundamentación que justifica que la neuralgia de Arnold sea conocida en realidad como neuralgia de Benito.

Referencia bibliográfica:

Belvís, R., y Guerrero, Á. L. (2019). Benito’s neuralgia: the first description of the occipital neuralgia was made for Spanish doctors at the beginning of the nineteenth century. Neurological Sciences, 1-5.

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
El ADN de los Manuscritos del Mar Muerto desvela algunos de sus secretos

La mayoría de los pergaminos en los que se escribieron los Rollos de Qumrán son de piel de oveja, y alguno de vaca. Ahora investigadores israelíes han conseguido analizar su material genético, lo que ha permitido juntar piezas de una misma piel y separar otras que estaban mal unidas en este milenario rompecabezas.

Alt de la imagen
Hallan en Pompeya una de las perfumerías mejor conservadas de época romana

Un equipo español ha encontrado una tienda  de producción y venta de perfumes, ubicada en la Casa de Ariadna, una imponente domus de Pompeya. Los arqueólogos han hallado una gran cantidad de frascos y ungüentarios cerámicos, que dan buena prueba del comercio al público.