Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Rocas que cuentan la historia industrial

Investigadores de la Universidad del País Vasco han analizado los beachrocks, formaciones de arena cementada en las que quedaron atrapados residuos de las actividades metalúrgicas. Estas peculiares rocas atestiguan el impacto del desarrollo industrial y su influencia en el entorno costero.

Formación de arena cementada situada en Tunelboka. / Nikole Arrieta - UPV/EHU

“El estudio de ciertos fenómenos geológicos ayuda a reconstruir el pasado ambiental y a determinar la influencia que ha tenido el ser humano en el medio, puesto que lo registran todo. Incluso podrán ofrecer información valiosa para afrontar posibles efectos del cambio climático”, afirma Nikole Arrieta, coautora de un estudio en el que investigadores del departamento de Química Analítica de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han analizado los beachrocks.

Se trata de formaciones rocosas que se producen en zonas intermareales, normalmente en zonas tropicales y subtropicales. A pesar de ello, también es posible encontrarlas en la costa vizcaína. Los beachrocks estudiados son formaciones recientes situadas en la margen derecha del estuario Nerbioi-Ibaizabal (Vizcaya), donde han sufrido una gran influencia de la actividad humana.

Los beachrocks estudiados en la costa vasca son formaciones rocosas con escorias atrapadas en cuerpos cementados

“Su presencia en latitudes templadas como la nuestra es rara, hay 8-10 casos en todo el mundo” añade Arrieta. Estas formaciones sedimentarias son derivadas de la precipitación intergranular de cementos carbonatados (CaCO3). “Entre los diferentes sedimentos se ha formado un cemento. Así, la arena, en vez de estar suelta, como en las playas normales, forma estas rocas”, explica la investigadora.

Sin embargo, aunque normalmente los cementos de los que están compuestos los beachrocks son carbonatados, las formaciones geológicas de nuestra costa presentan además cementos ferruginosos. Las escorias atrapadas en los cuerpos cementados han sufrido procesos de disolución por fenómenos de meteorización o atmosféricos, como la lluvia ácida, llegando a reprecipitar en los poros como sales insolubles de hierro.

La investigación realizada en el trabajo publicado se ha centrado en la caracterización de dichos cementos. Por una parte, para estudiar los tipos de cementos se han aplicado innovadoras técnicas espectroscópicas que han permitido analizar exhaustivamente las distintas fases minerales. A escala microscópica, aparecen distintas capas de cemento, y cada una aporta una información sobre el momento en que han precipitado, las condiciones que había, etc.

Por otro lado, han analizado los materiales atrapados en esos cementos, donde se han encontrado escorias de fundición de la revolución industrial, incluso residuos con sellos de empresas europeas que al venir con sus barcos echaban sus escorias. "Por ello, en las playas encontramos los llamados tecnofósiles o vestigios de la actividad humana, en este caso desechos industriales de empresas internacionales que ayudan a estimar la edad del beachrock”, señala Arrieta.

Evidencias del Antropoceno

Según los investigadores, constituye un ejemplo del registro geológico de la época del Antropoceno, actualmente discutida entre especialistas de todo el mundo. Y es que, según los científicos partidarios de esta denominación, la Tierra se encuentra en una nueva época geológica, 'la era del ser humano', ya que la acción humana genera grandes cambios que dejan su huella en los estratos geológicos de la Tierra. Sus detractores, en cambio, argumentan que se trata de una cuestión más política que científica. Esta edad geológica abarcaría el periodo más reciente del Cuaternario, y actualmente está siendo de gran interés para especialistas de todo el mundo.

Se discute si los estratos de Tunelboka, en los que se ha centrado la investigación, evidencian una nueva época geológica: el Antropoceno

“Los estratos de Tunelboka, una cala situada en la margen derecha del estuario donde se centra la investigación, han sido discutidos a nivel mundial de cara a ser evidencias del Antropoceno”, señala Arrieta. Y es que, además de haber muy pocos emplazamientos en el mundo en latitudes templadas que presenten este fenómeno, “aún son menos los que presentan las características de los nuestros; la cantidad de escorias que contienen es desorbitada. He colaborado con distintos investigadores de reconocido prestigio de universidades de Estados Unidos y Australia, y todos quedan prendados al ver las fotos o materiales del emplazamiento”.

Según Arrieta, “es indispensable mantener activa la investigación de este fenómeno geológico tan especial y único que tenemos en nuestras costas, por el interés geoquímico, ambiental e histórico que tienen estas formaciones, sus aplicaciones en ámbitos de ingeniería y restauración, su importancia para la definición de la reciente época del Antropoceno y por qué no, el interés arqueológico industrial de los materiales que engloban”.

Referencia bibliográfica:

Arrieta, N., Iturregui, A., Martínez-Arkarazo, I., Murelaga, X., Baceta, J.I., de Diego, A., Olazabal, M.A., Madariaga, J.M. (2017). "Characterization of ferruginous cements related with weathering of slag in a temperate anthropogenic beachrock". Science of The Total Environment, 581-582, 49-65. http://dx.doi.org/10.1016/j.scitotenv.2016.12.132

El estudio forma parte de la tesis doctoral The study of an unusual temperate latitude beachrock formation. Characterization of the Azkorri beach and Tunelboka cove locations’, realizada por de Nikole Arrieta Irazabal en el departamento de Química Analítica de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, bajo la dirección del catedrático Juan Manuel Madariaga Mota y la profesora Irantzu Martínez Arkarazo, además de una estancia en la Universidad de Kansas.

Fuente: Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Algo huele a podrido en Islandia, pero ¿por qué ciertas personas no lo notan?

Lejos de ser un capricho, la preferencia o aversión a ciertos aromas está codificada en el material genético. Un equipo de científicos islandeses descubrió que las personas con una variante en un gen encuentran el olor a pescado putrefacto menos desagradable e intenso que otras.

Alt de la imagen
OPINIÓN
El Nobel de Química 2020 deja una imagen inédita
Carmen Fenoll Comes

Por primera vez en la historia, dos mujeres comparten de manera exclusiva un premio Nobel de ciencias. Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna han recibido el de Química de 2020 por desarrollar “un método para la edición genética”, CRISPR. Esta es la historia de cómo dos investigadoras se encuentran en un congreso, hablan, se entienden, se ponen a trabajar juntas… y cambian el mundo.