Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un compuesto de magnesio muestra eficacia frente a la contaminación de metales pesados

Investigadoras de la Universidad de Córdoba han desarrollado una técnica que emplea hidrotalcitas para reducir el impacto ambiental de metales pesados como el cobre, el cadmio o el plomo. Se trata de compuestos de magnesio que podrían emplearse como descontaminantes debido a sus propiedades adsorbentes.

Hidrotalcitas en una placa de Petri. / DiCYT

Actividades como la minería o la industria de los fertilizantes dejan un importante rastro en la naturaleza. En forma de residuo, van acumulando en suelos y aguas metales pesados, substancias no biodegradables. Los metales pesados resultan tóxicos tanto para la vida silvestre, como para el ser humano, la agricultura y la ganadería. Los descontaminantes empleados hasta ahora son caros, por lo que los científicos buscan alternativas más económicas.

Ahora, un equipo de químicas de la Universidad de Córdoba (UCO) y del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 han propuesto unos compuestos denominados hidrotalcitas que son capaces de retener los metales pesados y facilitar su eliminación de las aguas contaminadas. Las investigadoras han obtenido resultados prometedores en laboratorio.

“Las hidrotalcitas son compuestos de magnesio que podrían emplearse como descontaminantes debido a su estructura laminar”, explica la catedrática Cristobalina Barriga. También llamados hidróxidos dobles laminares o arcillas aniónicas, “estos compuestos son capaces de intercambiar aniones en su zona interlaminar”.

Muchos de los contaminantes de aguas y de los suelos como los pesticidas, los tintes o los fosfatos o nitratos de uso agrícola son precisamente aniónicos, esto es, están cargados negativamente. “Con la capacidad de intercambio de las hidrotalcitas podríamos adsorber las especies aniónicas contaminantes”, añade esta investigadora del departamento de Química Inorgánica de la UCO.

Las hidrotalcitas son una clase de minerales con buenas propiedades adsorbentes que, por sus características, se presentan como apropiados para su uso en un entorno natural. Las científicas sintetizaron híbridos de estos hidróxidos dobles laminares con sales del ácido húmico, que también tiene carga eléctrica negativa y lo utilizaron para adsorber especies catiónicas como los metales. El ácido húmico procede de la descomposición de la materia orgánica y se encuentra en los suelos.

Las hidrotalcitas son una clase de minerales con buenas propiedades adsorbentes

Síntesis en laboratorio

La síntesis en laboratorio de las hidrotalcitas no es muy compleja. Debido a su capacidad para reducir el pH, en el ámbito farmacológico se emplean como medicamento antiácido. Está presente, por ejemplo, en el Almax. La adsorción (con de, no confundir con la absorción, con be) es un proceso químico por la que un cuerpo atrae y retiene en su superficie moléculas e iones de otro cuerpo.

Posteriormente, las investigadoras probaron en el laboratorio la capacidad de adsorción de estos híbridos con tres de los metales pesados que produce la actividad humana: el cobre, el cadmio y el plomo. En el organismo, la exposición a estos metales pesados puede producir daños en los pulmones, el hígado y otros órganos vitales.

La hidrotalcita demostró capacidades interesantes para los científicos: en general, reducía las concentraciones contaminantes de los metales pesados en agua. Era especialmente efectivo en cobre y plomo, pero también presentaba datos significativos en cadmio. En combinación con el ácido húmico, la hidrotalcita reducía los problemas asociados al empleo de éste en los sistemas acuáticos. Las científicas observaron además, que este compuesto laminar actuaba también con eficiencia a la hora de adsorber los contaminantes cuando se encuentran simultáneamente en las aguas contaminadas.

Referencia bibliográfica:

M. A. González, I. Pavlović, R. Rojas, C. Barriga. ‘Removal of Cu2+, Pb2+, and Cd2+ by layered double hydroxide-humane hybrid. Sorbate and sorbent comparative studies’. Chemical Engineering Journal. 254 (2014) 605-611

Fuente: UCO
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nobel de Química para List y MacMillan por su ingeniosa herramienta para construir moléculas

El investigador alemán Benjamin List y el escocés David MacMillan han sido galardonados con el Premio Nobel de Química 2021 “por el desarrollo de la organocatálisis asimétrica”, una novedosa herramienta de construcción molecular. Este avance ha tenido un gran impacto en la investigación farmacéutica y ha favorecido que la química sea más ecológica.

Primeras imágenes moleculares de un receptor olfativo en funcionamiento

Investigadores de la Universidad de Rockefeller (EE UU) han descrito el complejo mecanismo que utilizan los receptores olfatorios para detectar las moléculas odoríferas, y por primera vez ofrecen imágenes, obtenidas con microscopía crioelectrónica, de su estructura funcionando. Estos receptores son ‘promiscuos’, se pueden unir a un gran número de moléculas diferentes.