Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudiante español consigue el bronce en la XIX Olimpiada Internacional de Biología

David López Martínez ha sido el ganador de una de las 68 medallas de bronce que la Olimpiada Internacional de Biología (IBO, en sus siglas en inglés) ha otorgado este año en Mumbai (India). En la XIX edición de las olimpiadas biológicas, 220 estudiantes de Secundaria procedentes de 55 países diferentes han demostrado su interés por los diferentes aspectos de las ciencias biológicas.

David López (el tercero desde la derecha) al recibir la medalla de bronce. Foto: SINC / Judith Sanabria.

La XIX Olimpiada Internacional de Biología, que este año se ha celebrado del 13 al 20 de julio en Mumbai (India), es un evento único diseñado para descubrir y animar a jóvenes estudiantes de instituto procedentes de diferentes partes del planeta. Para José Luis Barba Gutiérrez, Presidente de la Olimpiada Española de Biología, el principal objetivo es “motivar a los participantes hacia las carreras de investigación básica”.

El equipo español, compuesto por cuatro estudiantes ganadores de la Olimpiada Nacional, se enfrentó a pruebas teóricas y prácticas de alto nivel y vivió experiencias educativas “espectaculares” entre los países participantes. “El intercambio cultural de los estudiantes ha sido explosivo. Ver a Irán aplaudir a Estados Unidos o al revés es gratificante. Estos chicos están por encima de muchas de las diferencias que aparecen en los medios de comunicación”, explica a SINC Barba Gutiérrez.

Los exámenes prácticos consistieron en cuatro pruebas de Anatomía y fisiología de las plantas, Anatomía y fisiología de los animales, Bioquímica y biología celular, y Comportamiento Animal. Este año, los jóvenes han realizado conclusiones a partir de varios videos de comportamiento de la Drosophila melanogaster (mosca del vinagre) y de peces ante distintos estímulos, así como el análisis del contenido de determinado aminoácido en una disolución, o el producto de una reacción metabólica inhibida por una sustancia química usando métodos de absorbancia; determinación y relación evolutiva de distintos huesos de distintos seres vivos, y lectura de antibiogramas, y por último: realización de cortes vegetales y análisis de estructuras vegetales con la lupa binocular.

Entre nervios y emoción, los estudiantes españoles compitieron desafiando a sus contrincantes extranjeros, pero sólo uno, David López Martínez, del Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid logró ganar la medalla número 34 de bronce, “la más meritoria”, según Barba Gutiérrez. La primera medalla de oro se la llevó el estudiante coreano Tae Young Choi. En total, de los 220 estudiantes participantes, se otorgaron 23 medallas de oro, 47 de plata y 68 de bronce.

Para David, más que ganar la medalla, la experiencia ha sido muy buena a nivel humano. “Me quedo con el haber conocido a tanta gente porque nunca tienes la oportunidad de viajar a otro país y conocer a tanta gente de tantos países juntos y además con los mismos gustos y aficiones por la Biología. Es único”, recalca a SINC el estudiante madrileño de 17 años.

Pero para alcanzar una de las medallas, el equipo español, que ya ha participado tres veces y que cuenta con dos medallas de bronce en el bolsillo, recibió “una breve preparación” en la Universidad de Navarra. En cuanto al nivel de formación en relación con el resto de países, los españoles mostraron el nivel de la educación española, “mientras que el resto recibió una preparación más específica de las pruebas”, señala el presidente.

Pero los profesores y organizadores europeos que forman parte del profesorado pueden sentirse orgullosos: a parte de mostrar la parte valiosa y atractiva de la Biología, han conseguido estimular a los estudiantes y promover su carrera como científicos. “De los 8 participantes españoles seleccionados este año para la Internacional e Iberoamericana, tres van a estudiar Medicina, pero los otros cinco se han motivado hacia la Biología, Biotecnología y similares”, destaca José Luis Barba Gutiérrez. En el caso de David, empezará la carrera de Biología el próximo curso.

Vivir con emoción las Olimpiadas

En 1989, Bélgica, Bulgaria, Checoslovaquia, la República Democrática de Alemania, Polonia y la Unión Soviética, fundaron la IBO bajo la iniciativa de Checoslovaquia promovida por la UNESCO. Estos países participaron en la primera olimpiada en julio de 1990 que se celebró en Olomouc (República Checa). Cada año se celebran en uno de los países asociados, donde acuden miles de estudiantes interesados por la biología, la creatividad, y la capacidad de observación. En 2009, la competición se celebrará en Tsukuba (Japón).

Las Olimpiadas de Biología se celebran para subrayar la importancia de la Biología en la sociedad, sobre todo, en la preservación de la naturaleza, a través de la Etología, la Ecología, la Biología molecular -primordial en detalles como la transgenia o la clonación con sus aspectos éticos asociados-, la Sistemática para acentuar la relevancia de la Biodiversidad, entre otros.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La piel de un sapo australiano esconde un arma mortal contra las bacterias

Un equipo internacional de científicos, con participación española, ha descubierto excepcionales propiedades moleculares en un péptido antimicrobiano obtenido de la piel de un sapo australiano, protagonista del #Cienciaalobestia. El hallazgo podría inspirar el desarrollo de nuevos fármacos sintéticos para combatir infecciones bacterianas.

Las praderas marinas de posidonia pueden capturar y extraer plásticos vertidos al océano

Un estudio liderado por expertos de la Universidad de Barcelona revela que las praderas de posidonia pueden capturar y extraer plásticos del medio marino. Este mecanismo natural podría llegar a atrapar cada año cerca de 867 millones de estos compuestos en áreas costeras.