Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudio comprobará la eficacia del ganado caprino en la prevención de incendios

La Asociación de Propietarios Forestales de Valladolid (Asfova), a través de la cofinanciación de la Fundación Biodiversidad, determinará la eficacia del ganado caprino en la prevención de incendios en superficie forestal privada de la Red Natura 2000.

Uno de los técnicos de Asfova observa la zona donde se llevará a cabo el proyecto. Foto: DiCYT.

El proyecto se llevará a cabo en las cercanías de Quintanilla de Onésimo, dentro del espacio natural El Carrascal. Según Miguel Rodríguez, uno de los coordinadores del estudio, la cabra constituye una alternativa “sostenible” para desbrozar los montes y evitar la propagación del fuego, al tiempo que esta actividad ganadera puede servir para fijar población en el medio rural.

A juicio del técnico, el abandono de la explotación de las matas leñeras y la nula explotación ganadera extensiva de los montes y pastos en la provincia de Valladolid y en el resto del país provoca el aumento de coberturas vegetales trabadas con un alto grado de continuidad horizontal y vertical que aumentan el riesgo de propagación incendios forestales.

Los expertos hablan "necesidad imperiosa” de limpiar los montes, algo que en la actualidad realizan cuadrillas de trabajadores y supone un alto coste.

Cuando había más actividad ganadera, los montes estaban limpios. "Ahora hay que invertir mucho dinero no sólo para prevenir incendios, también para extinguirlos cuando se producen”, advierte Rodríguez.

Tras conocer que se llevan a cabo iniciativas similares en comunidades como Cantabria, Andalucía y Galicia, y también en otras provincias, como en Salamanca (la Sierra de Gata), la Asociación ha puesto en marcha el proyecto de investigación.

Los expertos esperan cuantificar el tiempo de estancia de ganado y la carga ganadera, es decir, el número de cabras que se necesita por hectárea para desbrozar una superficie determinada. Además, evaluarán los costes de esta actividad y los compararán con los de las cuadrillas con el fin de determinar si el ganado caprino reduce la inversión económica.

La zona donde se llevará a cabo el estudio está compuesta de un 90% de encimas y un 10% de pino piñonero”. El sotobosque, por su parte, cuenta con rebrote de encima y alguna jara. En este sentido, Miguel Rodríguez señala que las masas de encima rebrotan con el tiempo y es necesario volver a acometer tareas de limpieza, con el coste que ello supone.

“Lo interesante de las cabras es que es uno de los pocos animales que puede comer vegetación leñosa. Y el tipo de vegetación que le gusta es aquella que queremos controlar en el monte”, subraya, al tiempo que añade que la tarea de desbroce “es algo que siempre han hecho los rebaños”.

En estos momentos, los técnicos están buscando las cabras apropiadas para iniciar el estudio, una tarea nada fácil debido a que el ganado de cabras se ha abandonado en los últimos años. “Necesitamos cabras muy rústicas porque van a estar todo el tiempo en el monte”, precisa el experto.

Cabras en tres áreas diferentes

La zona a estudio se divide en tres partes diferenciadas. Una primera se trató entre 2005 y 2006, otra entre 2007 y 2008 y la última nunca ha sido acometida.

De este modo, los técnicos tendrán tres tipos de rebrote para comparar y extrapolar datos, así como cercos móviles para mover a las cabras por tipo de masa y estación del año.

“Las cabras van a pasar por todas las masas en todas las épocas del año para obtener una fiabilidad estadística alta”, asegura Rodríguez, lo que servirá para establecer cuántos animales son necesarios para desbrozar un monte en una determinada época del año y cuánto tiempo se emplearía.

Para ello, un pastor local concentrará al rebaño en los lugares indicados hasta que los criterios técnicos recomienden su retirada (si los animales están mucho tiempo pastando pueden dañar al arbolado adulto).

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La baja sincronía de un pequeño número de especies vegetales favorece la estabilidad en los ecosistemas del mundo

Científicos de más de 20 centros de investigación han analizado a escala global los distintos factores que intervienen en la estabilidad de las comunidades vegetales. En ecología, el concepto de estabilidad se refiere a la respuesta frente a los cambios, que hace posible la coexistencia de las especies a lo largo del tiempo.

Alt de la imagen
Crear paisajes menos inflamables reduciría hasta un 50% el área quemada en los próximos 30 años

Un estudio colaborativo entre España y Portugal ha comprobado con modelos matemáticos que, si se cambia el tipo de paisaje, modificando la vegetación y promoviendo actividades agrícolas de alto valor natural, se reducen drásticamente las zonas quemadas.