Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un experimento ayuda a precisar el límite máximo de la masa de las estrellas de neutrones

En un estudio reciente, un grupo de investigadores con participación española han podido concretar algunas de las características de las estrellas de neutrones, como la masa máxima y el radio de la estrellas más ligeras, utilizando los datos de un experimento de iones pesados realizado en un acelerador de partículas.

Estructura de una estrella de neutrones. Imagen: Wikipedia

Las estrellas de neutrones son remanentes de la explosión de una estrella masiva. Se estima que están compuestas mayoritariamente por neutrones y rotan con períodos generalmente menores a 1 segundo. Un estudio teórico de un grupo internacional de investigadores ha determinado, primero, la máxima masa que pueden tener este tipo de estrellas en tres masas solares, y, segundo, la relación del radio de estos objetos con las propiedades de la materia en condiciones extremas.

En el estudio participa Laura Tolos, investigadora Ramón y Cajal del Instituto de Ciencias del Espacio ICE (CSIC-IEEC).

Es difícil imaginarse que una estrella de esta clase, extremadamente masiva y densa, pueda tener una masa similar al Sol (1,4 masas solares en promedio) y estar comprimida en un espacio no mayor a 12 kilómetros, como la ciudad de Barcelona. Las estrellas de neutrones son además excelentes escenarios para analizar las propiedades de la materia nuclear bajo condiciones extremas de densidad.

Los científicos llevaron acabo un análisis teórico de las ecuaciones que describen el estado en que se encuentra la materia en el interior de una estrella de neutrones. De forma paralela, se utilizaron datos del experimento de partículas pesadas KaoS en el acelerador de partículas del Centro de Investigación de Iones Pesados GSI Helmholtz, en Darmstadt, Alemania.

Una vez analizados los datos del experimento KaoS del GSI, los científicos pudieron determinar cual sería el comportamiento de la materia en determinadas condiciones de densidad y temperatura y, consecuentemente, utilizaron esta información para precisar la masa máxima y el radio de las estrellas de neutrones más ligeras en función de los parámetros que componen esas ecuaciones de estado de la materia.

Estrellas de laboratorio

Existen experimentos de física de partículas realizados en aceleradores de partículas terrestres, tales como CERN (Ginebra, Suiza) o GSI (Darmstadt, Alemania) capaces de reproducir condiciones similares a las que se dan en ciertas estrellas, como, en este caso, las estrellas de neutrones.

Recientemente, se logró encontrar, por medio de observaciones, uno de los púlsares más masivos, el PSR J1748-2021, que alcanza a tener 2,7 masas solares. Gracias al experimento de KaoS del GSI, se ha podido precisar un límite superior a la masa de estos objetos en tres masas solares. Como comenta Laura Tolos, “los avances científicos y tecnológicos han abierto el camino a reproducir lo que ocurre en algunos objetos estelares. Se trata de analizar estos datos y combinar esta información con las observaciones que provienen de estos objetos. El objetivo final es entender la materia en condiciones extremas de densidad”.

Habrá que ver si las observaciones directas de estas estrellas confirman la predicciones teóricas elaboradas hasta el momento, que vaticinan que las estrellas de neutrones no pueden tener masas superiores a tres masas solares. Seguramente será tarea del posible futuro telescopio de monitoreo de rayos X -Large Observatory for X-ray Timing (LOFT), quien podrá observar y acotar, de una manera más precisa, estos límites teóricos.

Fuente: IEEC, UAB
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El telescopio Webb se inserta con éxito en su orbita

El mayor observatorio espacial de la historia ya está en su destino final: una órbita en torno al Sol, en línea con la Tierra, mientras gira alrededor de L2, un punto situado a 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta. Una vez alineados sus espejos y calibrados sus instrumentos, este verano ofrecerá imágenes nunca vistas del universo.

El lago subterráneo de Marte podría ser solo un espejismo

En 2018 se anunció la existencia de una gran masa de agua líquida bajo el casquete polar del sur de Marte, de acuerdo a las observaciones de la misión Mars Express. Ahora, un equipo de científicos señala que es más probable que sea el brillo de rocas volcánicas enterradas bajo el hielo lo que detectó el radar de la nave.