Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un interruptor óptico de perovskita

Investigadores de la Universitat Jaume I, en Castellón, han diseñado un nuevo interruptor que podría ayudar a mejorar la eficiencia de las células solares y los leds. Se basa en materiales de perovskita, un mineral de bajo coste que combina cuatro propiedades: conductividad eléctrica, conductividad iónica y una excelente absorción y emisión de luz.

Los investigadores Antonio Guerrero y Juan Bisquert, dos de los investigadores que han desarrollado el interruptor óptico de perovskita. / INAM-UJI

Científicos del Instituto Universitario de Materiales Avanzados (INAM) de la Universitat Jaume I (UJI) han diseñado un interruptor óptico con perovskita que podrá mejorar la eficiencia y la estabilidad de las células solares y leds hechos de este mineral de bajo coste, lo que implica un abaratamiento de en los dispositivos. Los resultados de este estudio, dirigido por el catedrático Juan Bisquert, se han publicado en la revista Nature Communications.

Este interruptor óptico está basado en materiales de perovskita, que combina cuatro propiedades raramente encontradas en un mismo mineral: conductividad eléctrica, conductividad iónica y una excelente absorción y emisión de luz. La disposición de estas propiedades permite el acceso a nuevos conceptos de dispositivos electrónicos como, por ejemplo, los de memoria para la emisión de luz.

Este interruptor se basa en materiales de perovskita, un mineral barato que combina cuatro propiedades: conductividad eléctrica, conductividad iónica y una excelente absorción y emisión de luz

El interruptor óptico estudiado en el INAM es un ejemplo de los nuevos conceptos posibles. "Este interruptor compuesto por la perovskita y dos contactos eléctricos inicialmente emite luz al hacerle pasar una corriente eléctrica. Este promueve el movimiento iónico y estos iones cambian la estructura del material generando un estado en que el interruptor está apagado", explica el investigador del Departamento de Física Antonio Guerrero.

Este mecanismo, también relevante para conocer la degradación de la perovskita, permitirá entender mejor el funcionamiento de las células solares y los leds de perovskita, así como la preparación de nuevos dispositivos de memoria óptica.

Dispositivos más estables

Bisquert, catedrático de Física Aplicada de la UJI y también director del INAM, comenta que en este trabajo se ha conseguido correlacionar la corriente eléctrica y el tiempo en que tarda en apagarse el interruptor con la velocidad del movimiento de los iones, una propiedad fundamental del material que ayudará a preparar células solares y leds más estables.

"Si el apagado es más lento, será mejor, puesto que indicará que el dispositivo se degradará menos y será más estable, con lo que podrá dar lugar a células solares y leds más eficientes", añade Guerrero.

Los nuevos tipos de materiales ya han sido ampliamente utilizados para crear dispositivos de energías limpias. Células solares basadas en compuestos de bajo coste como la perovskita y otros compuestos orgánicos constituyen una de las líneas fundamentales de investigación del INAM. Este trabajo se enmarca dentro de una colaboración con el grupo alemán de la Universidad de Bayreuth especializado en medidas ópticas.

Referencia bibliográfica:

Cheng Li, Antonio Guerrero, Sven Huettner y Juan Bisquert. “Unravelling the role of vacancies in lead halide perovskite through electrical switching of photoluminescence”. Nature Communications 9: 5113, 2018.

Fuente: Univesitat Jaume I
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
El primer superconductor del mundo que opera a temperatura ambiente

Hasta ahora se necesitaban temperaturas extremadamente bajas para alcanzar la superconductividad, la capacidad de algunos materiales para conducir la corriente eléctrica sin resistencia ni pérdidas de energía, pero investigadores de la Universidad de Rochester (EE UU) lo han logrado a 15 °C con un compuesto de hidrógeno, azufre y carbono, eso sí, a altas presiones. Es un nuevo avance hacia los ansiados sistemas eléctricos de eficiencia perfecta.

Alt de la imagen
Maíz, granadas, limón y almendras para materiales de construcción y automoción

Con desperdicios alimentarios, polímeros e impresión 3D, investigadores del proyecto europeo BARBARA han fabricado embellecedores de puertas y frentes de salpicadero para vehículos, así como uniones para vigas. Entre sus ‘ingredientes’ figuran polisacáridos del maíz, aditivos de granada y fragancias de limón con cáscara de almendra.