Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nanosensor de origami de ADN

La técnica de la papiroflexia con segmentos de genoma permite la creación de estructuras con diversas funciones. El CSIC ha desarrollado una capaz de detectar la actividad deuna enzima humana que actúa como marcador para eldiagnóstico del cáncer y es una potencial diana terapeútica

Diversos segmentos de ADN pueden ser combinados para dar lugar a estructuras tridimensionales con distintas funciones, como si se tratase de papiroflexia. / Flickrfavorites

Al igual que una hoja de papel puede ser doblada hasta adquirir la forma de una grulla,diversos segmentos de ADN pueden ser combinados para dar lugar a estructuras tridimensionales con distintas funciones. Gracias a esta técnica, conocida como papiroflexia (del japonés, origami) de ADN, una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un sensor nanométrico con la capacidad de detectar la actividad de una enzima humana hAGT, implicada en la reparación del ADN.

El avance, publicado en la revista Angewandte Chemie, describe cómo el origami de ADN ha permitido la creación de este sensor de 100 nanómetros (un nanómetro equivale a la mil millonésima parte de un metro) de tamaño. A través de la microscopia de fuerzas atómicas, este sensor permite visualizar la unión entre una proteína marcadora y el sensor de ADN. Esta interacción puede ser proporcional a la actividad de la enzima hAGT.

Además de su implicación en la reparación de ADN, según el artículo, esta enzima está considerada un “importante” marcador en el diagnóstico del cáncer, así como una posible diana terapéutica. La investigadora en el Instituto de Química Avanzada de Cataluña del CSIC Carmen Fábrega, que ha dirigido la investigación, considera que “el sensor es extremadamente efectivo y fiable, y que sus resultados pueden ser visualizados a través de un microscopio de fuerzas”.

Del mismo modo, la investigadora considera que “el trabajo supone un avance notableen el desarrollo del ADN como material de partida para obtener dispositivos biomédicos a escala nanométrica”.

Referencia bibliográfica:

María Tintoré, Isaac Gallego, Brendan Manning, Ramón Eritja and Carmen Fábrega. DNA Origami as DNA Repair Nanosensor at the Single‐Molecule Level. Angewandte Chemie. DOI: 10.1002/anie.201301293

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Descubren cómo se forman los estigmas de las flores

Un grupo de investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha descubierto el mecanismo genético por el cual se forma este órgano, esencial para el éxito reproductivo de las plantas con flores. El hallazgo podría favorecer el proceso de fertilización en cultivos, paliando la creciente falta de polinizadores naturales.

La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.