Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Un nuevo dinosaurio hallado en Cuenca homenajea a Cervantes

Un equipo de investigadores de la UNED ha descrito el primer dinosaurio del yacimiento del Cretácico Superior de Lo Hueco en Cuenca. Bautizado como Lohuecotitan pandafilandi en homenaje a uno de los gigantes de Miguel de Cervantes, este dinosaurio habitó la península ibérica hace unos 75 millones de años y forma parte de los últimos dinosaurios gigantes de Europa.

Reconstrucción del aspecto en vida de "Lohuecotitan pandafilandi". / F. Gascó / E. Manzanero.

Lohuecotitan pandafilandi, el gigante de Lo Hueco de Pandafilando, fue un dinosaurio herbívoro y cuadrúpedo, de entre 15 y 20 metros de longitud y probablemente dotado de una armadura compuesta de huesos y placas dérmicas en su dorso. Este saurópodo perteneció al grupo de los titanosaurios, al que corresponden los últimos dinosaurios gigantes que habitaron la Tierra.

Según los paleontólogos de la UNED, es la primera especie de dinosaurio descrita a partir de material del yacimiento conquense de Lo Hueco. En la última parte del Cretácico Superior, hace entre 100 y 66 millones de años, los titanosaurios fueron relativamente abundantes en los continentes del sur, pero cada vez se encuentran más fósiles en el norte del planeta.

Este saurópodo perteneció al grupo de los titanosaurios, al que corresponden los últimos dinosaurios gigantes que habitaron la Tierra

El hallazgo, publicado en Cretaceous Research, revela que Lohuecotitan habitó la península ibérica hace unos 75 millones de años, cuando Europa era un archipiélago sometido a un clima subtropical.

Un nombre quijotesco

El nombre con el que se ha bautizado la nueva especie de dinosaurio hace referencia tanto al yacimiento de origen, como a “Pandafilando de la Fosca Vista”, uno de los gigantes que Miguel de Cervantes hace habitar en la imaginación de Don Quijote.

El ejemplar tipo de Lohuecotitan fue excavado en el yacimiento de Lo Hueco en 2007, durante las obras de instalación de las vías del Ave Madrid-Levante, junto con una enorme colección de otros dinosaurios, cocodrilos y tortugas que se encuentran aún en fase de estudio.

La investigación es fruto del trabajo del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED junto a investigadores del Museum für Naturkunde de Berlín, la UNED, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Complutense de Madrid.

Aspecto del ejemplar de Lohuecotitan pandafilandi durante la excavación en Lo Hueco en 2007. / G.B.E.-UNED

Referencia bibliográfica:

V. Díez Díaz, P. Mocho, A. Páramo, F. Escaso, F. Marcos-Fernández, J.L. Sanz & F. Ortega. 2016. “A new titanosaur (Dinosauria, Sauropoda) from the Upper Cretaceous of Lo Hueco (Cuenca, Spain)” Cretaceous Research agosto de 2016.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los primeros ladrones de comida del mundo animal
Estos animales marinos soportaron a los parásitos más antiguos que se conocen

Un equipo de científicos ha descubierto la relación entre parásito y huésped más arcaica conocida, la de un tipo de braquiópodos –muy parecidos a las almejas– que conservan en sus conchas unos tubos que robaban su comida. El hallazgo retrasa los orígenes de esta práctica en más de 25 millones de años.

Alt de la imagen
La almeja fina revela la alta contaminación de varias lagunas costeras en Túnez

Para conocer la salud ambiental de las lagunas costeras del litoral de Túnez, un equipo de científicos españoles,  tunecinos y portugueses utilizó la almeja fina como bioindicador. Los resultados muestran que las almejas con mayores niveles de metales pesados provenían de las lagunas con la temperatura del agua caliente, donde se llevan a cabo actividades pesqueras y cultivos intensivos de almejas para consumo humano.