Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo sistema de reforestación captura agua del aire y la transfiere a la planta

El Centro de Interpretación de la Naturaleza de Matallana, en Villalba de los Alcores (Valladolid), ha sido escenario de la primera plantación mundial dentro de la campaña Plantemos para el planeta para introducir nuevas soluciones en materia de reforestación. En concreto se ha presentado un invento llamado 'waterbox', un recipiente que se coloca junto al árbol plantado y que es capaz de retener agua procedente de la lluvia y del rocío, para después aportarla a la planta de forma gradual en el tiempo. De esta forma, se pretende garantizar la supervivencia de la totalidad de las plantas que se utilicen en la repoblación y forestación de superficies.

Pieter Hoff muestra su invento, el waterbox, una incubadora de agua inteligente.

Esta incubadora de agua “inteligente” ha sido inventada por un científico holandés, Pieter Hoff, quien ha estado presente durante la plantación. Al tratarse de un prototipo, el sistema será ensayado en la Finca Coto Bajo de Matallana, donde se han elegido tres emplazamientos para la colocación de 960 waterbox. Las localizaciones se han elegido pensando en la diferente estructura del suelo, aunque en la finca no haya demasiadas diferencias. Por ejemplo, en la parcela llamada Reventado se experimentará el sistema en pendiente y orientación de la plantación al norte y al sur.

No obstante, en las tres se va a plantar un porcentaje de especies con el sistema de reforestación tradicional para que sirvan como testigos. La plantación se distribuirá en cuatro etapas al año correspondiendo con las cuatro estaciones y se realizará un seguimiento constante. Cuando transcurra ese primer año y se estime el estado de las plantas se decidirá el tiempo de permanencia de los waterbox, si se empiezan a retirar, se les deja mas tiempo o se retiran de forma escalonada o se introduce una variable más en la experiencia.

La campaña Plantemos para el Planeta está organizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con el objetivo de plantar árboles como medida para combatir el cambio climático. El objetivo es que la innovación presentada en Valladolid mejore las posibilidades de supervivencia de los árboles y facilite la repoblación en terrenos desestimados actualmente para este fin. El sistema permite que se planten árboles y arbustos sobre rocas, jardines, en las cenizas de bosques recién quemados, en áreas erosionadas, en desiertos o en cualquier otro lugar, sin utilizar la irrigación y con un elevado porcentaje de éxito en la plantación.

Según las estimaciones de los expertos, los waterbox logran de un 15 a un 30% de crecimiento más rápido tras sembrar la planta. En el acto celebrado hoy en Valladolid ha estado presente Carlo D’Asaro Biondo, vicepresidente de Google para Europa, África y Medio Oriente, con el fin de manifestar el apoyo de la empresa a la iniciativa Plantemos para el planeta.

Proyecto Life+

Por otro lado, la Diputación de Valladolid participa en The Green Deserts, un proyecto de investigación Life+ de la Unión Europea para reforestar 63 hectáreas con una tecnología innovadora en cinco provincias españolas (Valladolid, León, Zamora, Zaragoza y Barcelona), estudiándose zonas con diferentes climas, tipos de suelo, altura, usos de suelo, así como la plantación de diferentes tipos de árboles. La tecnología innovadora consiste básicamente en la utilización dewaterbox.

Del mismo modo, la Institución provincial trabaja en un proyecto para la recuperación de escombreras en 12 pueblos. El objetivo principal es restaurar zonas degradadas cercanas a los cascos urbanos, algunas de las cuales se han ido convirtiendo en escombreras con el paso del tiempo. En tres de las actuaciones (Fuensaldaña, Iscar y Villabrágima) se prevé realizar plantaciones de pinos y encinas, con 1000 waterbox.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.

Cómo contaminar menos enseñando a las vacas a ir al baño

El amoníaco generado por las heces y orina de las vacas se filtra en el suelo de las granjas, y puede contaminar tanto la tierra como los cursos de agua locales, además de convertirse en un potencial agente de efecto invernadero. Para reducir las emisiones de este gas, un equipo ha diseñado un método para entrenar a estos rumiantes a hacer sus necesidades en los lugares designados.