Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un sistema inteligente prevendrá los riesgos laborales en ingeniería civil

El grupo de investigación Sistemas y Tecnologías de la Información de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) dirigido por José Luis Salmerón Silvera, desarrollará un proyecto para la prevención de riesgos laborales en ingeniería civil mediante la incorporación de técnicas derivadas de la inteligencia artificial.

Ingeniería civil GEA 21

Cualquier sistema técnico se encuentra expuesto a una multitud de posibles situaciones de riesgo. En el caso de servicios de ingeniería civil, las situaciones de riesgo pueden incluir tanto efectos ambientales (viento, temperatura extrema, nieve, avalanchas, desprendimientos de roca, efectos del suelo, agua y agua subterránea, ataques químicos o físicos, etc.) como actividades humanas (ataques físicos o químicos, incendios, utilización errónea, explosiones, …). Además, existen relaciones entre ellas que no se han considerado hasta el momento.

En términos generales, el riesgo laboral se especifica habitualmente sólo en función de estudios comparativos y de la experiencia acumulada. Además, los métodos de cálculo probabilísticos tienen varias deficiencias, como la ausencia de consideración de interrelación entre accidentes y otras situaciones de riesgo y las consecuencias que se derivarían de éstos.

La experiencia disponible indica claramente que los procedimientos tradicionales de cálculo probabilístico pueden ser complementados eficazmente mediante un análisis y una evaluación del riesgo, que tendrán en cuenta las diferentes consecuencias de los sucesos desfavorables.

La potencia de la inteligencia artificial

En este sentido la aplicación de modelos no lineales de inteligencia artificial proporciona una potente herramienta en la ingeniería del riesgo. La representación de riesgos y sus impactos mediante un sistema basado en el conocimiento se muestra como una alternativa valiosa e innovadora.

Por ello, los investigadores de la UPO diseñarán este proyecto para la prevención de riesgos laborales en ingeniería civil mediante la incorporación de técnicas derivadas de la inteligencia artificial, para obtener resultados que no se derivan de los sistemas de gestión tradicionales.

Según el profesor José Luis Salmerón, “con este proyecto se pretende dar un paso más en la prevención de accidentes en la ingeniería civil”, grupo empresarial multisectorial nacido a partir de un grupo constructor.

La UPO ha suscrito un convenio para la puesta en marcha de este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 357.275 euros y ha sido cofinanciado por la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

Fuente: UPO
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un prototipo fotónico para ayudar a pacientes con COVID-19
SINC

Algunos parámetros sanguíneos se pueden medir de forma no invasiva con luz infrarroja. Aplicando esa propiedad, investigadores del instituto ICFO han desarrollado un biomarcador de la salud endotelial y microvascular destinado a personas ingresadas en la UCI por el coronavirus. El dispositivo se ha comenzado a probar en el antebrazo de pacientes del Hospital Parc Taulí y otros centros sanitarios de España y América.

Nuevo test para COVID-19 con biochips usados en la búsqueda de vida en Marte

La tecnología de biochips que el Centro de Astrobiología lleva años desarrollando para la detección de vida en otros planetas se ha aplicado ahora en un ensayo serológico para detectar la COVID-19 a través de anticuerpos. En el proyecto colaboran otros centros de investigación españoles y el Hospital Central de la Defensa.