Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un sistema paneuropeo de facturación electrónica para el sector sanitario

Un grupo europeo de científicos, tecnólogos y empresas proveedoras de servicios de factura electrónica, en el que participan investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid, ha desarrollado un nuevo sistema de facturación electrónica entre distintos países europeos para el sector de la salud, tanto pública como privada, que automatiza, fortalece y acelera la relación con proveedores públicos y privados que pertenecen a distintos países europeos.

El objetivo es que la facturación electrónica de la compra y venta de suministros, trabajo y servicios sea más rápida y segura. / UC3M

El proyecto europeo Govein ha puesto en marcha un nuevo sistema de facturación electrónica europeo en el ámbito sanitario. La inciativa, que cuenta con la participación de investigadores de Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), trata de adecuarse a la normativa de la UE que obligará a finales de 2019 a las administración centrales y territoriales de los estados miembros a aceptar facturas electrónicas en los contratos públicos.

Las aplicaciones de los resultados del proyecto son múltiples, pero la principal es la integración del proceso de facturación electrónica en los sistemas de planificación de recursos empresariales de las instituciones de salud pública para aumentar su seguridad y reducir el tiempo de cierre de los procesos de aprovisionamiento electrónico. Es decir, el objetivo es que la facturación electrónica de la compra y venta de suministros, trabajo y servicios sea más rápida y segura entre los distintos agentes involucrados en el ámbito de la salud europea.

Se ha conseguido mejorar la interoperabilidad mediante una solución capaz de gestionar la facturación bajo múltiples estándares

Proyecto piloto

En el marco de este proyecto el equipo de investigadores ha conseguido mejorar la interoperabilidad de la facturación electrónica mediante una solución multisintaxis capaz de gestionar la facturación bajo múltiples estándares. “Este sistema tiene en cuenta las diferentes necesidades de cada participante con sus propios sistemas y las especificaciones detalladas en la regulación europea para lograr documentos electrónicos semánticamente interoperables”, explica uno de los miembros del equipo investigador, el profesor Jesús Carretero, del grupo ARCOS de la UC3M.

Govein es un proyecto de investigación financiado por el programa de infraestructuras Connecting Europe Facility​, que incluye a 19 socios europeos (compradores y vendedores de varios países, de los cuales nueve son usuarios finales). Este proyecto concluyó el pasado mes de noviembre y ha presentado su proyecto piloto, que también se extenderá a otras áreas de actividad.

Las líneas de trabajo futuras incluyen la ampliación de la red de hospitales que utilizan la facturación electrónica en Europa y llevar a cabo el análisis de mercado y el plan de negocios para garantizar la sostenibilidad de la acción.

Fuente: UC3M
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las patentes creadas por mujeres se acuerdan más de la salud femenina, pero las inventoras escasean

Los desarrollos biomédicos creados por equipos de mayoría femenina tienden a resolver problemas que afectan de manera específica a las mujeres, según publica un estudio en Science. El trabajo alerta sobre los obstáculos que limitan la participación femenina en el sistema de innovación y el problema que supone trabajar en equipos poco diversos.

Análisis
Bitcóin, ¿de un par de pizzas a una ensalada verde?
Carlos Juiz y Belén Bermejo

Hace once años un programador estadounidense utilizó por primera vez bitcoines para pagar unas pizzas. Desde entonces, tanto el valor como el uso de esta moneda digital se han disparado, así como su consumo energético que no sale gratis al planeta. Pero ya que todo empezó con comida, ¿qué hubiera pasado si en lugar de minar bitcoines hubiéramos producido alimentos?