Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una gran pantalla táctil ayudará a los enfermos de alzhéimer

Investigadores del centro CRE Alzheimer de Salamanca y de la Universidad Politécnica de Valencia han creado un prototipo de gran mesa tactil en la que personas con demencia puedan interactuar en grupo. El objetivo es que estos pacientes ejerciten su mente y se relacionen.

Primer prototipo de la mesa tecnológica del proyecto HEAD. Imagen: UPV-DiCYT.

El Centro de Referencia Estatal (CRE) de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca desarrolla un innovador proyecto para, mediante una gran pantalla táctil, ayudar a personas con algún tipo de demencia a ejercitar su mente y retrasar el deterioro cognitivo.

De momento los investigadores ya han creado un primer prototipo. El proyecto se denomina HEAD ( Herramientas tecnológicas para la Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias) y se hace en colaboración con el laboratorio LabHuman del Instituto Interuniversitario de Investigación en Bioingeniería y Tecnología Orientada al Ser Humano (I3BH) de la Universidad Politécnica de Valencia.

“El objetivo es trabajar sobre todo la memoria autobiográfica con elementos como fotos o números de teléfono”, comenta Roberto Lloréns, coordinador científico de LabHuman. “Si tenemos fotos en el centro de la pantalla, cada usuario puede intentar arrastrar las suyas hacia su zona de la pantalla”.

A diferencia de un ordenador, interactuar en una mesa de grandes dimensiones puede ser más sencillo para muchas personas mayores, que además lo hacen en equipo. “Tenemos evidencias de que la conversación grupal requiere un mayor esfuerzo cognitivo”, afirma el experto, por lo que podría mejorar los resultados.

“La propuesta es que cada usuario recoja sus recuerdos –prosigue Lloréns –, y esto fomenta la interacción y las habilidades sociales, ya que pueden necesitar pedir una foto propia al compañero”. En todo momento, un terapeuta controlaría la sesión y tomaría decisiones como detener el juego y fomentar un debate.

“Es como si tuviésemos un iPad de 42 pulgadas”

El ‘sistema multitáctil’ final estará compuesto por un televisor normal encajado en una mesa con una pantalla sensible en la que se puede pulsar. “Es como si tuviésemos un iPad de 42 pulgadas”, comenta Lloréns.

El proyecto prevé que en la mesa puedan jugar cuatro pacientes, una vez que estén diseñados ejercicios que estimulen las funciones cognitivas -en particular la memoria- de acuerdo con las indicaciones de los terapeutas.

El proyecto HEAD se ha marcado como objetivo para este año crear un sistema de gestión para que estos profesionales lo puedan utilizar en cuestiones como tener una lista de pacientes.

Facebook para mayores

La iniciativa también desarrollará las aplicaciones del dispositivo para la estimulación cognitiva y, dando un paso más, pretende crear una red social propia. Algo así como un ‘Facebook para mayores’ específicamente diseñado para estas personas.

Esta red social permitirá que los usuarios almacenen y compartan sus fotos con otros pacientes que pasen por el CRE Alzheimer, pero también con sus propios familiares que podrían hacerse una cuenta para interactuar con ellos.

Un aspecto “importante”, según sus promotores, es que esto permitirá mantener el contacto a aquellos usuarios del centro que, después de recibir su tratamiento, vuelven a sus casas.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Algoritmos para estudiar el lenguaje ayudan a predecir mutaciones del coronavirus

La lucha constante entre los virus y nuestro sistema inmunitario guarda paralelismos con la forma en que interpretamos las palabras. Investigadores del MIT han aplicado herramientas de aprendizaje automático para identificar zonas proteicas que pueden ayudar al coronavirus y otros patógenos a escapar de los anticuerpos y de las vacunas.

Un algoritmo inspirado en los caminos descartados por las hormigas

Las técnicas de optimización basadas en el comportamiento de las hormigas se suelen centrar en la forma en que estos insectos encuentran el camino más corto, pero científicos del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC también se han fijado en cómo algunas especies marcan los lugares por los que no hay que pasar. Los resultados se pueden aplicar para resolver problemas de logística o búsqueda de fármacos.