Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Es la primera vez en el mundo que se realiza este procedimiento

Una mujer logra ser madre tras implantarle una válvula aórtica durante el embarazo

Una mujer con una prótesis biológica que hacía las funciones de válvula aórtica –a causa de una cardiopatía congénita grave– fue sometida a su remplazo a las 20 semanas de gestación. Debido al desgaste físico del embarazo esta válvula falló, lo que le causó un deterioro de la función del corazón que ponía en riesgo su vida y la del feto.

SINC / VHIR
31/3/2014 15:58 CEST

Tras implantarle una válvula aórtica durante el embarazo, Catalina pudo dar a luz sin complicaciones. / VHIR

Un equipo multidisciplinar del Hospital Universitario Vall d'Hebron operó a una mujer, embarazada de 22 semanas y que sufría una cardiopatía congénita severa desde el nacimiento, para sustituir una prótesis que actuaba como válvula aórtica después de que tuviera que ingresar porque esta había fallado.

A causa de la sobrecarga que supone un embarazo, la válvula dejó de funcionar correctamente, lo que le provocó una insuficiencia cardíaca y una estenosis grave que ponían en riesgo su vida y la del feto.

Ante el deterioro de la función cardíaca de la mujer, y dado el riesgo que supondría una intervención quirúrgica tanto para la madre como para el feto (50% de posibilidades de perder al feto), el equipo médico optó por realizarle una técnica innovadora conocida como valve in valve (válvula en la válvula).

A causa de la sobrecarga que supone un embarazo, la válvula dejó de funcionar correctamente, lo que le provocó una insuficiencia cardíaca y una estenosis grave que ponían en riesgo su vida y la del feto

La práctica consiste en implantar una prótesis aórtica (TAVI) dentro de la prótesis que ya llevaba con el objetivo de repararla. Esta prótesis se implantó con técnicas mínimamente invasivas, mediante la introducción de un catéter por una de sus arterias femorales hasta llegar a la prótesis que no funcionaba.

Entonces, mediante un balón, se colocó la nueva prótesis en una posición idónea durante una estimulación muy rápida del corazón, bajo control radiológico y ecocardiográfico y con anestesia general.

Gracias a la intervención, la mujer continuó con su embarazo con normalidad, aunque tuvo que seguir estrictos controles médicos. La criatura nació a finales de enero, a las 37 semanas de la gestación. Ambos se encuentran en perfecto estado.

Procedimiento pionero

Un número creciente de mujeres con cardiopatía congénita reparada quirúrgicamente llega a la edad reproductiva. La gestación, el parto y el posparto están asociados a cambios fisiológicos sustanciales que exponen a la madre y al feto a riesgos significativos.

La implantación de prótesis en las válvulas del corazón en mujeres en edad fértil es problemática porque las prótesis más duraderas son mecánicas y requieren tomar anticoagulantes orales –de gran riesgo en caso de embarazo–; mientras que las prótesis biológicas pueden degenerar durante la gestación.

En este caso, la paciente llevaba una prótesis biológica que se estrechó gravemente y dio lugar a una estenosis crítica.

El tratamiento de las valvulopatías mediante la implantación de válvulas a través de catéteres –sin tener que abrir el tórax y sin necesidad de circulación extracorpórea– es una técnica que permite el tratamiento de personas con estenosis aórtica crítica, en el que la cirugía convencional supone un riesgo notable, como en esta paciente.

Fuente: VHIR
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La acumulación elevada de porfirinas es un marcador de COVID-19

Científicos del centro CIC bioGUNE en el País Vasco han comprobado que pacientes graves con coronavirus presentan en su suero una concentración anormal de porfirinas, un tipo de componente proteico sanguíneo. El ajuste de sus valores podría aliviar algunos de los síntomas que padecen.

Alt de la imagen
Un análisis de sangre podría detectar el cáncer en las etapas tempranas

La revista Nature Communications publica el desarrollo de un test sanguíneo no invasivo que podría utilizarse para la detección en fase inicial de cinco tipos comunes de cáncer –estómago, esófago, colorrectal, pulmón o hígado y hasta cuatro años antes del diagnóstico convencional.