Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una ‘nanojaula’ para pasar sustancias por la membrana

Científicos del centro gallego CiQUS han ideado una estrategia molecular para introducir péptidos sintéticos de forma controlada a través de la membrana celular. La técnica consiste en encapsular una parte del péptido para enmascarar el elevado número de cargas negativas que impiden su paso.

Un péptido sintético de oligoarginina ( Arg8) con ácido glutámico (Glun) y una piranina aniónica (pyr) no puede atravesar la membrana celular a no ser que una ‘jaula’ (cage) supramolecular se una a la piranina. Curiosamente, los dos componentes por separado (jaula y péptido) son incapaces de cruzar la membrana solos. / CiQUS et al.

La membranas de las células actúan como barreras inteligentes y preservan de amenazas externas. Actúan de escudo protector que permite únicamente la entrada de determinados materiales y nutrientes y cierra el paso a todos los demás, ya sean toxinas o sustancias benignas de uso terapéutico, como los medicamentos.

Uno de los grandes retos de la investigación biomédica en la actualidad reside en el estudio y análisis de estos procesos de internacionalización, con el objetivo de comprenderlos mejor para llegar a introducir de manera controlada en la célula fármacos u otros materiales destinados a su cura o reparación.

La nanocápsula es como una grúa que redistribuye la carga alta de un camión para poder atravesar un túnel

Con ese objetivo y en este contexto, científicos del CiQUS (Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares da Universidade de Santiago de Compostela) plantean en el Journal of the American Chemical Society una estrategia molecular para activar a voluntad la internalización celular de distintos péptidos sintéticos (los ‘hermanos pequeños’ de las proteínas creadas en el laboratorio).

En principio los nuevos sistemas moleculares presentan un balance de carga negativo, es decir, más cargas negativas que positivas en su estructura, lo que les impide atravesar la membrana celular. Pero los científicos del CiQUS han conseguido alterar ese balance mediante el diseño y la introducción de una ‘cápsula’ o 'jaula' capaz de enmascarar una parte del elevado número de cargas negativas en los péptidos. Así, se consigue liberar la zona cargada positivamente, facilitando la entrada del compuesto en el interior de la célula.

"Imaginemos un camión con una carga tan alta en su remolque que le obliga a detenerse al llegar a un túnel", explica el investigador ERC Advanced Grant José Luis Mascareñas, director del trabajo, "y lo que hemos hecho es convertir esta cápsula en algo parecido a una ‘grúa externa’, con la que podemos trasladar ese exceso de carga a una zona más baja del remolque para conseguir que el camión pueda atravesar el túnel".

Internalización de péptidos sintéticos

En concreto, se trata de la internalización celular de péptidos de oligoarginina ( Arg8) equipados con seis residuos de ácido glutámico (Glun) y una piranina aniónica (pyr), a los que se une la 'grúa' o ‘jaula’ supramolecular. Esta jaula se une específicamente a la piranina, permitiendo que el complejo atraviese la membrana celular. Curiosamente, los dos componentes por separado son incapaces de cruzar la membrana por sí solos.

Otro de los autores del artículo, el investigador predoctoral Jesús Mosquera, destaca que tanto el diseño conceptual del trabajo como su ejecución han sido desarrollados íntegramente por el grupo MetBioCat del CiQUS, aunque la elaboración de la cápsula tuvo lugar a lo largo de una breve estancia en los laboratorios de química de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Referencia bibliográfica:

Jéssica Rodríguez, Jesús Mosquera, José R. Couceiro, Jonathan R. Nitschke, M. Eugenio Vázquez and José L. Mascareñas. "Anion Recognition as a Supramolecular Switch of Cell Internalization". Journal of the American Chemical Society 139 (1) pp 55–58, 2017.

Fuente: CiQUS
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Algo huele a podrido en Islandia, pero ¿por qué ciertas personas no lo notan?

Lejos de ser un capricho, la preferencia o aversión a ciertos aromas está codificada en el material genético. Un equipo de científicos islandeses descubrió que las personas con una variante en un gen encuentran el olor a pescado putrefacto menos desagradable e intenso que otras.

OPINIÓN
El Nobel de Química 2020 deja una imagen inédita
Carmen Fenoll Comes

Por primera vez en la historia, dos mujeres comparten de manera exclusiva un premio Nobel de ciencias. Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna han recibido el de Química de 2020 por desarrollar “un método para la edición genética”, CRISPR. Esta es la historia de cómo dos investigadoras se encuentran en un congreso, hablan, se entienden, se ponen a trabajar juntas… y cambian el mundo.