Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una nariz electrónica distingue peras de manzanas

Ingenieros españoles y suecos han creado un sistema de sensores que detecta olores frutales de forma más eficaz que el olfato humano. Por ahora, el dispositivo puede distinguir los compuestos odoríferos que emiten las peras y las manzanas.

El sistema de sensores detecta olores frutales

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universidad de Gävle (Suecia) han fabricado una nariz electrónica con 32 sensores que facilita la identificación de los olores que desprenden las peras y las manzanas troceadas.

“Las muestras de fruta se introducen en una precámara, donde se inyecta un flujo de aire que se hace llegar hasta la torre con los sensores, unos semiconductores de óxido de metal que detectan compuestos odoríferos como el metano o el butano”, explica José Pelegrí Sebastiá, investigador de la UPV en el campus de Gandía y coautor del trabajo.

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universidad de Gävle (Suecia) han fabricado una nariz electrónica con 32 sensores que facilita la identificación de los olores que desprenden las peras y las manzanas troceadas.

“Las muestras de fruta se introducen en una precámara, donde se inyecta un flujo de aire que se hace llegar hasta la torre con los sensores, unos semiconductores de óxido de metal que detectan compuestos odoríferos como el metano o el butano”, explica José Pelegrí Sebastiá, investigador de la UPV en el campus de Gandía y coautor del trabajo.

Después, mediante un software, se recogen los datos en tiempo real, y con algoritmos de clasificación se procesa la información. Los resultados se visualizan en una gráfica en 3D donde se distinguen las puntuaciones de las peras y las manzanas.

Este estudio, que publica la revista Sensors and Actuators A, es el punto de partida de nuevas investigaciones en las que ya está involucrado el equipo para desarrollar sistemas multisensores que mejoren la capacidad de diferenciar mezclas complejas de sustancias volátiles.

“Un ejemplo sería el sector vitivinícola”, comenta Pelegrí, “donde sería muy útil una nariz electrónica capaz de distinguir la calidad o el tipo de uva, o reconocer la cosecha a la que pertenece un vino”.

Otra de las líneas de investigación se centra en el ámbito de la biomedicina. Algunos estudios señalan que perros entrenados pueden detectar tumores cancerígenos, como el de pulmón, olfateando el aliento de las personas.

Si esto es así, y una nariz electrónica identifica qué sustancias son las que reconocen los animales, se podría diagnosticar antes la enfermedad y aumentar la supervivencia de los pacientes.

Referencia bibliográfica:

A. del Cueto Belchi, N. Rothpfeffer, J. Pelegrí-Sebastia, J. Chilob, D. Garcia Rodriguez, T. Sogorb. “Sensor characterization for multisensor odor-discrimination system”. Sensors and Actuators A 191: 68– 72, marzo de 2013.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un prototipo fotónico para ayudar a pacientes con COVID-19
SINC

Algunos parámetros sanguíneos se pueden medir de forma no invasiva con luz infrarroja. Aplicando esa propiedad, investigadores del instituto ICFO han desarrollado un biomarcador de la salud endotelial y microvascular destinado a personas ingresadas en la UCI por el coronavirus. El dispositivo se ha comenzado a probar en el antebrazo de pacientes del Hospital Parc Taulí y otros centros sanitarios de España y América.

Nuevo test para COVID-19 con biochips usados en la búsqueda de vida en Marte

La tecnología de biochips que el Centro de Astrobiología lleva años desarrollando para la detección de vida en otros planetas se ha aplicado ahora en un ensayo serológico para detectar la COVID-19 a través de anticuerpos. En el proyecto colaboran otros centros de investigación españoles y el Hospital Central de la Defensa.