Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una nueva especie de mosca asesina en Sudáfrica

Su imagen aumentada es tan aterradora como su modus operandi. La mosca asesina o predadora persigue hasta alcanzar en vuelo a otros insectos, y tras inyectarles un veneno succiona todo su interior. Un equipo de científicos ha descubierto una nueva especie –Trichoura pardeos–, protagonista de #Cienciaalobestia, cuyo género habita exclusivamente en ambientes áridos del sur de África.

La nueva especie de mosca asesina, Trichoura pardeos. / Torsten Dikow

En vuelo pueden parecer un insecto más, pero si las observamos bien nos daremos cuenta de que son letales. Las moscas predadoras de la familia Asilidae, con más de 7.000 especies, se caracterizan por acosar a avispas, abejas, libélulas, mariposas, escarabajos, saltamontes, arañas e incluso a otras especies de moscas, a las que atrapan en pleno vuelo e inyectan su veneno. Este disuelve rápidamente el interior del insecto para que la mosca pueda succionarlo. Su comportamiento extremadamente depredador les ha validado el nombre de ‘asesinas’.

En diciembre de 2015, el investigador Torsten Dikow, del Smithsonian Institution National Museum of Natural History (EE UU), descubrió unos especímenes que pertenecían en principio a la especie Trichoura tankwa, de un género de moscas asesinas que vive exclusivamente en Sudáfrica, en ambientes extremadamente áridos.

Como los ejemplares no pudieron ser fácilmente identificados, Dikow, junto a Jason Londt, del KwaZulu-Natal Museum en Sudáfrica, comenzó a analizar todos los ejemplares disponibles en los museos de historia natural.

La nueva especie de mosca asesina vive en una gran colina rocosa, donde la vegetación es escasa y las plantas que sobreviven se han hecho resistentes a las sequías

En el estudio, publicado ahora en African Invertebrates, los investigadores han certificado el hallazgo de una nueva especie –Trichoura pardeos–, descubierta en 2004 en la Tierberg Nature Reserve en la provincia de Northern Cape en Sudáfrica, así como el establecimiento de una nueva tribu. El género Trichoura consta ahora de siete especies.

Una mosca de ambientes secos

La nueva especie de mosca asesina vive en una gran colina rocosa, donde la vegetación es escasa y las plantas que sobreviven, como los áloes, se han hecho resistentes a las sequías. El trabajo describe los ejemplares que son de color predominantemente marrón rojizo con marcas plateadas, blancas y amarillentas.

El equipo de investigación observó también variaciones morfológicas entre las diferentes especies que habitan en áreas donde las temporadas de lluvias no están sincronizadas, por lo que sugiere que dos grupos dentro del mismo género se han adaptado a estos patrones diferentes en el oeste y este de Sudáfrica.

Según el estudio, es también posible que las especies del género Trichoura vivan en Namibia, Botswana, Mozambique y Zimbabue.

Este es el hábitat de la nueva especie en la Tierberg Nature Reserve en Sudáfrica. / Torsten Dikow

Referencia bibliográfica:

Londt J, Dikow T (2016) “A review of the genus Trichoura Londt, 1994 with the description of a new species from the Northern Cape Province of South Africa and a key to world Willistonininae (Diptera, Asilidae)”. African Invertebrates 57(2): 119-135 https://doi.org/10.3897/AfrInvertebr.57.10772

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los neandertales tenían mayor semejanza genética con los ‘Homo sapiens’ que con los denisovanos

Un equipo, con participación española, ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y de neandertales y denisovanos, estrechamente relacionados evolutivamente con los primeros. Los resultados revelan, sin embargo, mayor similitud genética entre los neandertales y los humanos modernos, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.

Alt de la imagen
Anatolia y el sur del Cáucaso no son la cuna de los caballos domésticos

El ADN antiguo de 111 restos indica que hace 4.000 años se produjo una entrada repentina de caballos domésticos desde las estepas euroasiáticas. El trabajo, que cuenta con la participación del CSIC, refuta la hipótesis de que la domesticación de los caballos comenzó hace unos 5500 años de forma independiente en Anatolia y el sur del Cáucaso.