Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una nueva terapia usa anticuerpos monoclonales para tratar el melanoma avanzado

Un estudio internacional, en el que participa el hospital Clínic de Barcelona, ha comparado la eficacia de dos anticuerpos monoclonales para tratar el melanoma metastásico. La nueva terapia activa los linfocitos del sistema inmune en tejidos periféricos lo que permite aumentar la supervivencia de los pacientes, respecto a los tratamientos de primera línea.

La nueva terapia activa los linfocitos del sistema inmune en tejidos periféricos. / Hospital Clinic de Barcelona

El melanoma avanzado es un tipo de cáncer con mal pronóstico y una incidencia creciente en el mundo. Su tratamiento mediante nuevas técnicas de inmunoterapia –células diana que bloquean vías de señalización celular e inhiben el crecimiento del tumor– aumenta de forma significativa la supervivencia de los pacientes.

En este estudio, que publica la revista New England Journal of Medicine (NEJM), se ha comparado el uso de un novedoso anticuerpo que se dirige contra el receptor de linfocitos PD1 (Pembrolizumab) y activa a estas células del sistema inmune en el lecho tumoral, con el anticuerpo usado como tratamiento de primera línea en melanoma avanzado (Ipilimumab).

Los resultados de la investigación multicéntrica, en la que ha participado el hospital Clinic de Barcelona, demuestran la eficacia del tratamiento con el nuevo anticuerpo monoclonal que provoca un descenso del 42% en el riesgo de progresión de la enfermedad.

El tratamiento provoca un descenso del 42% en el riesgo de progresión de la enfermedad

Datos favorables

En la investigación, más de 800 pacientes recibieron de forma aleatoria uno de los dos fármacos y los resultados han probado que Pembrolizumab tiene una mejor respuesta al tratamiento –un 30% frente a un 10% con Ipilimumab- con una mayor supervivencia y menos efectos secundarios graves.

La doctora Ana Arance, especialista sénior del Servicio de Oncología Médica del Clínic que ha participado en estudio, explica que con estos datos favorables de respuesta y supervivencia al melanoma “se ha demostrado el beneficio de poder utilizar este tipo de inmunoterapia para el tratamiento de primera línea del melanoma avanzado, añadiendo así, un nuevo fármaco al arsenal terapéutico de esta enfermedad”.

Además, Arance indica que ya se han iniciado estudios en el Clínic “para probar su eficacia en el tratamiento del cáncer de pulmón que, con cerca de 1.400.000 nuevos casos al año, es el más frecuente a nivel mundial”, concluye la investigadora.

Referencia bibliográfica:

Caroline Robert M. D. et al. “Nivolumab in Previously Untreated Melanoma without BRAF Mutation” The New England Journal of Medicine. Doi 10.1056/NEJMoa1412082 19 de abril de 2015

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Desvelan los orígenes del cáncer de pulmón en personas que nunca han sido fumadoras

Un estudio internacional con participación española ha realizado un análisis genómico del cáncer de pulmón en personas no fumadoras y ha descrito tres nuevos subtipos. Los resultados podrían fomentar el desarrollo de nuevos fármacos para una enfermedad con más de dos millones de diagnósticos cada año en el mundo.

Identifican una nueva diana farmacológica para tratar el aneurisma de aorta abdominal

La inhibición de la enzima tirosina hidroxilasa es clave para frenar el avance de esta enfermedad cardíaca degenerativa, que cuenta con una alta incidencia en individuos de edad avanzada y es una de las principales causas de mortalidad en varones de más de 65 años.