Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Vitamina D: un nuevo mecanismo protector frente al cáncer de colon

Un grupo de investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (UAM-CSIC), en colaboración con el Hospital Universitario Puerta de Hierro (adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid), ha estudiado el papel protector de la vitamina D en el cáncer de colon.

La vitamina D induce la sobreexpresión de Dickkopf-1 (en rojo) en células de cáncer colorrectal humano.

Según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo, el cáncer de colon es la neoplasia más mortal en España, causando más de 25.000 muertes anuales. Aunque continuamente se producen avances en la investigación y tratamiento, la supervivencia de los pacientes con cáncer colorrectal que son diagnosticados en fase avanzada de la enfermedad no ha mejorado significativamente desde hace muchos años. Si bien es aceptado que lo más eficaz contra el cáncer en general, y el colorrectal en particular, es la prevención, las campañas en este sentido no han dado hasta el momento los frutos deseados.

La vitamina D se ha asociado tradicionalmente a la regulación de la biología del hueso y la prevención del raquitismo. Sin embargo, numerosos estudios recientes apoyan una acción protectora de la vitamina D frente a diversos tipos de cáncer, particularmente el de colon, y también los de próstata, mama y otros. Como Bert Vogelstein, profesor de la Facultad de Medicina de la Universitad Johns Hopkins e investigador del Instituto Medico Howard Hughes de Maryland (EE.UU) y Premio Príncipe de Asturias ha dicho: “los estudios sobre la relación entre la vitamina D3 (forma activa de la vitamina D que se encuentra en el cuerpo), los ácidos biliares y el cáncer colorrectal tienen implicaciones significativas para la prevención del cáncer colorrectal en el futuro”

La mayoría de los estudios epidemiológicos realizados indican que concentraciones reducidas de vitamina D en sangre se asocian a un riesgo mayor de padecer cáncer colorrectal, mientras que aquellas personas con concentraciones en el rango más elevado tienen menor riesgo. Estos resultados han motivado un gran interés en el estudio de la acción de la vitamina D como agente preventivo frente al cáncer colorrectal.

El equipo del Prof. Alberto Muñoz en el Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” situado en el campus de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, centro mixto de esta Universidad y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas investiga la acción del calcitriol (vitamina D3) en células humanas de cáncer de colon. En colaboración con el grupo que dirige el Dr. Félix Bonilla en el Hospital Universitario Puerta de Hierro trasladan a muestras humanas, tomadas de los tumores extirpados a los pacientes con cáncer, observando la normativa ética vigente, los resultados obtenidos in vitro en cultivos celulares y en animales de experimentación, con objeto de esclarecer los mecanismos y las posibilidades de empleo del calcitriol y la vitamina D en la prevención y quizá el tratamiento de esta neoplasia.

Hoy es aceptado que una de las alteraciones iniciales y fundamentales en la gran mayoría de los cánceres colorrectales es la activación anormal de una vía de señalización molecular denominada Wnt/beta-catenina. Ello ocurre debido a la mutación de uno de tres genes: APC, CTTNB1/beta-catenina o AXINA. El más reciente hallazgo realizado por el grupo dirigido por Alberto Muñoz publicado en la revista Carcinogenesis pone de manifiesto que el calcitriol aumenta la expresión de un gen denominado Dickkopf-1 (DKK-1). Este gen es un inhibidor natural de la vía Wnt/beta-catenina, y dado que ésta actúa como un motor que inicia y favorece la progresión tumoral, la inducción de DKK-1 puede ser relevante para su acción antitumoral. Los autores han demostrado también una relación entre la expresión de DKK-1 y la del receptor de la vitamina D en tumores colorrectales humanos, y además, que DKK-1 tiene acciones supresoras tumorales adicionales a la inhibición de la vía Wnt/beta-catenina.

Estos descubrimientos contribuyen a explicar los mecanismos moleculares de acción de la vitamina D, y apoyan su papel en la prevención del cáncer de colon humano y, por tanto, la importancia de mantener unos niveles adecuados de esta vitamina multifuncional en nuestro organismo.

Este trabajo ha sido cofinanciado por el MEC (Consorcio COLOMICS, S-GEN- 0266-2006), junto con otras Agencias como la CAM, MSC, EU…).

Fuente: UAM
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Científicos españoles aclaran el papel de las mutaciones del oncogén más común en humanos

Investigadores del CNIO han analizado la función de las distintas formas del oncogén KRAS, que intervienen en la cuarta parte de los tumores humanos. Su trabajo, publicado en la revista PNAS, da nuevas pistas para la búsqueda de fármacos efectivos contra este gen anormal.

‘Vacunas’ de Peter C. Gøtzsche: el invento que tantas vidas salva necesita una mayor transparencia

El investigador danés analiza en Vacunas: Verdades, mentiras y controversia la historia de varias de ellas —sarampión, gripe y VPH— para criticar las posturas antivacunas pero también las que considera fundamentalistas. Por el camino, defiende la necesidad de mejorar la investigación de unos fármacos con enormes intereses económicos detrás.