Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El último teorema de Fermat

El último teorema de Fermat

Jurista de profesión pero matemático de devoción, Pierre de Fermat dejó un valioso legado al mundo de las matemáticas.

Nació el 17 de agosto de 1601 en Beaumont-de-Lomange, Francia. Descendiente de una familia de juristas, Fermat se formó en derecho pero no era esta la única materia que le atraía.

Junto con René Descartes, fue uno de los principales matemáticos de la primera mitad del siglo XVII. Descubrió el cálculo diferencial antes que Newton y Leibniz, y fundó la teoría de probabilidades junto a Pascal.

Sin embargo, si por algo se le recuerda a Fermat es por su teoría de números, también conocido como el 'Último teorema de Fermat', un complicado problema matemático que ideó tras consultar una edición de la Aritmética de Diofanto.

"Es imposible encontrar la forma de convertir un cubo en la suma de dos cubos, una potencia cuarta en la suma de dos potencias cuartas, o en general cualquier potencia más alta que el cuadrado, en la suma de dos potencias de la misma clase. He descubierto para el hecho una demostración excelente. Pero este margen es demasiado pequeño para que quepa en él", así describía Fermat en uno de los márgenes del tomo el conocido 'Último teorema de Fermat'.

Fermat no publicaba sus trabajos, ni siquiera mostraba demostraciones de sus descubrimientos, sino que los comunicaba por correspondencia a otros matemáticos.

La falta de demostración llevó por el camino de la amargura a más de uno en busca de su solución. No fue hasta 350 años después cuando Andrew Wiles, matemático británico y profesor en la Universidad estadounidense de Princeton, lograra resolverlo gracias a herramientas matemáticas que surgieron mucho después de la muerte de Fermat, que ocurrió el 12 de enero de 1665 en Castre, Francia.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar