Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Lucy inicia su aventura de 12 años hacia el origen del Sistema Solar

Copyright
Lucy despega en un Atlas V desde Cabo Cañaveral. / EFE /NASA.

La nave espacial Lucy de la NASA inició con éxito el pasado sábado una misión de 12 años a los llamados asteroides troyanos, una región inexplorada hasta ahora donde puede haber información para comprender cómo se formó el Sistema Solar hace 4.500 millones de años.

Después de sembrar una gran expectación, el arranque de la misión contó con un amanecer espléndido en la costa este de Florida (EE.UU.), desde donde se produjo el lanzamiento.

Poco después del despegue, la nave espacial se separó del cohete —un Atlas V de la United Launch Alliance (ULA)— sin problema alguno, mientras el equipo de científicos de Lucy esperaba “emocionado”, según describió en Twitter, el momento del despliegue de sus paneles solares.

El despliegue no se realizó del todo correctamente para uno de los paneles solares, según ha informado la NASA, pero el incidente no ha comprometido la salud general de la sonda, que se dirige en plenas facultades hacia el objetivo de su misión.

Aplausos en Cabo Cañaveral

El lanzamiento se produjo a las 05.34 hora local (09.34 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida (EE.UU.), donde se aplaudió con entusiasmo durante del momento de la separación del cohete y después del despliegue de los dos paneles solares, de siete metros de largo, fundamentales para el funcionamiento de la sonda.

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, afirmó en ese momento en Twitter: “Lo creas o no, la Misión Lucy está más cerca de Júpiter ahora que cuando llegue a los asteroides troyanos. ¡El espacio es enorme!".

Durante el curso de su misión, Lucy visitará un asteroide del cinturón principal —DonaldJohanson— que está situado en Marte y Júpiter, y siete troyanos, asteroides remanentes del Sistema Solar primitivo atrapados en órbitas estables y agrupados en dos “enjambres” que guían y escoltan a Júpiter en su camino alrededor del Sol.

Según la NASA, los siete asteroides troyanos que visitará Lucy son el binario Patroclus/Menoetius, Eurybates, Queta, Orus, Leucus y Polymele.

La nave estudiará a los asteroides en pocos minutos, mientras los sobrevuele a una distancia de unos 1.000 km. en el momento de máximo acercamiento.

Para ello, va equipada con los instrumentos L'TES, L'Ralph, y L'LORRI, que recopilarán los datos necesarios para intentar desvelar los misterios de la formación de los planetas.

La nave utilizará sus sensores remotos en siete asteroides troyanos diferentes para abordar objetivos como geología de superficie, color y composición de la superficie y buscará anillos y satélites de estos asteroides

De acuerdo con la NASA, Lucy utilizará sus sensores remotos en siete asteroides troyanos diferentes para abordar objetivos científicos como geología de superficie, color y composición de la superficie y buscará anillos y satélites de los asteroides troyanos.

La misión lleva el mismo nombre del fósil Australopithecus Afarensis, de más de tres millones de años, que fue descubierto en 1974 en Etiopía y bautizado como la canción de los Beatles, 'Lucy in the sky with diamonds'.

Aquel fósil fue un hallazgo clave para el estudio de la evolución humana y, ahora, esta misión espacial puede ser una oportunidad única para entender nuestros orígenes planetarios y quizás para averiguar cómo la vida llegó a la Tierra.

La misión finalizará en 2033 pero Lucy continuará “orbitando el Sol, pasando a través de los enjambres de troyanos alternos durante cientos de miles, si no millones, de años”, según la agencia espacial estadounidense.

Fuente: EFE / NASA
Derechos: Copyright
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar