Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Adelantar el confinamiento se asocia a menos nuevos casos de coronavirus

Cuanto antes se implantan las medidas restrictivas, menos aumenta el número de nuevos casos de COVID-19. Un estudio publicado en The British Medical Journal confirma ahora esta relación ya observada en numerosos países. Para los autores, esto supondrá una ayuda para los estados que deban establecer políticas para imponer o levantar este tipo de decisiones.

Estación central de Berlín en Alemania. / Pixabay

España ha vuelto al confinamiento. Tras los brotes de SARS-CoV-2 ocurridos a lo largo del país, las autoridades han decidido imponer de nuevo algunas medidas restrictivas con el objetivo de frenar su avance y evitar volver a la situación vivida durante los meses de marzo, abril y mayo. ¿Son acertadas estas decisiones?

Según un estudio publicado hoy en The British Medical Journal, las medidas de distanciamiento físico, como el cierre de escuelas, lugares de trabajo y transporte público, y la restricción de las reuniones masivas se asocian con una reducción significativa de los nuevos casos de COVID-19. Los datos, recogidos en 149 países y regiones, muestran que la aplicación temprana del confinamiento se relaciona también con menos casos.

Las medidas de distanciamiento físico, como el cierre de escuelas, lugares de trabajo y transporte público, y la restricción de las reuniones masivas se asocian con una reducción significativa de los nuevos casos de COVID-19

“Estos hallazgos podrían respaldar las decisiones políticas que los países preparan para imponer o levantar medidas de distanciamiento físico en las olas epidémicas actuales o futuras”, explican los investigadores, liderados por Nazrul Islam, de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

“Las intervenciones de distanciamiento físico funcionan en combinación con otras. Así, el cierre de escuelas y lugares de trabajo, y restricciones en las reuniones públicas puede ayudar a los estados a mantener en funcionamiento el transporte público para las personas que trabajan en los sectores de servicios esenciales”, afirma a SINC Islam.

Por el momento, hay más de 13 millones de casos confirmados en el mundo. Sin una terapia o vacuna eficaz, los expertos recomiendan el distanciamiento físico para reducir al mínimo la transmisión y, por tanto, disminuir así el riesgo para las personas más vulnerables de la sociedad.

De la misma forma, dicho distanciamiento también reduce la presión sobre la salud pública y los servicios sanitarios, y permite centrarse en la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Pero los datos reales sobre la eficacia de estas medidas son escasos.

Por ello, el equipo se propuso comparar el cambio en los nuevos casos (incidencia) de coronavirus antes y hasta 30 días después de la aplicación de medidas de distanciamiento físico en las primeras etapas de la pandemia. Sus conclusiones se basan en los casos diarios notificados en territorios que aplicaron medidas restrictivas entre el 1 de enero y el 30 de mayo de 2020.

Medidas impuestas con celeridad

Los resultados revelan que las medidas de distanciamiento físico se aplicaron por primera vez, de media, nueve días después del primer caso notificado. Sin embargo, algunos países tardaron más en establecer las medidas, entre ellos Tailandia (58 días), Australia (51 días), Canadá (46 días), Sri Lanka y Reino Unido (45 días), Finlandia y Malasia (42 días), y Camboya, Suecia y EE UU (40 días). 

España implementó la primera medida de distanciamiento físico a los 37 días después del primer caso reportado, momento en el que había 1.527 casos confirmados

España implementó la primera medida de distanciamiento físico a los 37 días (el 9 de marzo de 2020) después del primer caso reportado, momento en el cual había 1.527 casos confirmados.

Además, la imposición de cualquier medida de distanciamiento físico se asoció con una reducción general de la incidencia de COVID-19 del 13 % durante el período de estudio. 

En combinación con el cierre de escuelas y lugares de trabajo, la restricción de las reuniones masivas pareció ser un componente clave asociado con la disminución de los casos. Sin embargo, el cierre del transporte público no se asoció con ninguna reducción adicional cuando las otras medidas de distanciamiento físico estaban implementadas, probablemente como resultado de que menos personas tendrían que utilizar este servicio.

gráfico España

Datos de incidencia de España. / The BMJ

Limitaciones del estudio

Los autores señalan que se trata de una evaluación mediante métodos de observación, por lo que su capacidad para establecer las causas es restringida. Insisten también en otras limitaciones debido a la falta de datos adecuados, como la imposibilidad de evaluar el cumplimiento del distanciamiento físico o el uso de mascarillas.

“Si bien las conclusiones primarias parecen robustas, se necesitan más estudios para dar una respuesta definitiva sobre el alcance, la intensidad, las combinaciones y el momento de las medidas”, apuntan.

“Se necesitan más estudios para dar una respuesta definitiva sobre el alcance, la intensidad, las combinaciones y el momento de las restricciones”, apuntan los autores

Los investigadores sugieren que, a medida que la pandemia siga evolucionando, “será fundamental repetir y ampliar este análisis para evaluar los efectos de las intervenciones a más largo plazo, así como estudiar las combinaciones y la secuenciación del levantamiento de las restricciones”.

“Debemos tener cuidado de no engañar o exagerar los hallazgos políticamente convenientes y arriesgarnos a violar la confianza pública necesaria para una respuesta eficaz a la pandemia”, concluyen. 

Referencias:

Nazrul Islam, Stephen J Sharp, Gerardo Chowell, Sharmin Shabnam, Ichiro Kawachi, Ben Lacey, Joseph M Massaro, Ralph B D’Agostino Sr, Martin White. "Physical distancing interventions and incidence of coronavirus disease 2019: natural experiment in 149 countries". The BMJhttps://www.bmj.com/content/370/bmj.m2743

Thomas May Floyd and Judy Rogers. "Lockdown-type measures look effective against covid-19". The BMJhttps://www.bmj.com/content/370/bmj.m2809

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un solo genotipo del coronavirus disparó los casos en España durante marzo

Un análisis de la diversidad genómica del SARS-CoV-2 ha identificado más de 500 entradas en el país a comienzo de la pandemia, pero solo unos pocos linajes llegaron a propagarse masivamente gracias a eventos de superdispersión, como partidos de fútbol y funerales. Uno de los genotipos generó el 30 % de todos los casos, llegando a representar un 60 % en la primera semana de marzo.

Alt de la imagen
Segunda ronda de la encuesta COSMO-Spain
La confianza en la primera vacuna contra la covid-19 desciende: solo el 43 % se la pondría
SINC

En julio, el 70 % de los encuestados estaba de acuerdo en vacunarse cuanto antes. Según los resultados de finales de septiembre, sube el número de los que prefieren ponerse la segunda o la tercera vacuna disponible. La preocupación por la pandemia y por contraer la enfermedad desciende. El tamaño de la muestra es una de las principales limitaciones de este estudio.