Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Recomienda a los Ayuntamientos usar plantas autóctonas

Alertan del aumento de las alergias por el uso de especies exóticas en el paisajismo local

La expansión urbana ha provocado una pérdida de la biodiversidad promoviendo paisajes monótonos en los que se abusa de especies altamente alergénicas, según han probado en un estudio comparativo un equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba.

El polen de especies exóticas trae de cabeza a los alérgicos. Imagen: UCO.

El incremento de las alergias al polen en el entorno urbano parece ser una realidad refrendada por los datos de las administraciones sanitarias. Cada primavera, los expertos de la Sociedad Española de Alergología advierten desde los medios de comunicación de los efectos del polen sobre la población alérgica que va en aumento. A menudo se apunta a la contaminación atmosférica como una de las causas de ese incremento, pero no como origen único. El cóctel explosivo que padecen los alérgicos con la llegada del buen tiempo se “cocina” con muchos ingredientes.

La revista Aerobiología revela en su último número una de esas causas, hasta ahora poco estudiada. Se trata del uso de especies exóticas en el paisajismo urbano, contra la que alerta un estudio realizado por las investigadoras del Departamento de Biología Vegetal y la Red Española de Aerobiología Carmen Galán y María José Velasco. En su investigación realizan una comparación entre los niveles de polen en dos ciudades similares en clima, pero diferentes en el uso de la flora ornamental de sus calles. Córdoba y Ascoli Piceno, en la costa adriática italiana, y concluyen que en la primera no se ha sabido conjugar adecuadamente la creación de nuevos espacios verdes con las salubridad de los mismos.

Las investigadoras han constatado un excesivo uso de especies americanas y asiáticas, de pólenes más alergénicos, en detrimento de la flora autóctona, algo común en la ciudad italiana. Concretamente, el estudio advierte de un uso abusivo del ciprés y del plátano de sombra, que emiten cantidades importantes de polen. Hablan también las investigadoras de que la expansión urbana que ha generado zonas periféricas con paisajes “uniformes, monótonos, sin personalidad propia”, así como una pérdida de la biodiversidad importante. Por eso, recomiendan a los paisajistas municipales controlar aspectos relacionados con su condición alergénica a la hora de diseñar los espacios verdes de una ciudad.

Fuente: Universidad de Córdoba
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.

Cómo contaminar menos enseñando a las vacas a ir al baño

El amoníaco generado por las heces y orina de las vacas se filtra en el suelo de las granjas, y puede contaminar tanto la tierra como los cursos de agua locales, además de convertirse en un potencial agente de efecto invernadero. Para reducir las emisiones de este gas, un equipo ha diseñado un método para entrenar a estos rumiantes a hacer sus necesidades en los lugares designados.